La pieza clave que nos dirá quién ganará el 1 de julio

Con esta hoja de operaciones podremos saber la tendencia ganadora en la Presidencia
Con esta hoja de operaciones podremos saber la tendencia ganadora en la Presidencia

La pieza clave que nos dirá quién ganará el 1 de julio

Una muestra.Con esta hoja de operaciones podremos saber la tendencia ganadora en la Presidencia
Cuartoscuro
2018-05-02 |06:01 Hrs.Actualización11:29 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque saber a tiempo cómo va la tendencia ganadora se evita que comience el rumor de un fraude electoral

El 1 de julio todos los mexicanos tendremos la oportunidad de escoger al Presidente de la República en las urnas y estaremos ansiosos de saber quién es el que va ganando esa misma noche.

Para saber eso, el Instituto Nacional Electoral (INE) realizará un Conteo Rápido por la noche y prevén que desde las 11 de la noche ya se tenga un estimado de la tendencia sobre quién va a ganar.

Ante eso la autoridad electoral se basará en una pieza clave: el cuadernillo de operaciones.

¿QUÉ ES ESO?

Cuando se terminan las votaciones, los funcionarios de casilla tienen que prepararse para contar los votos y dejar ante una acta el registro de cuántos votos y para quiénes fueron asignados y de esa manera dejarle claro al público como van los números por partido en esa casilla.

Esta acta que ves colgada cuando pasas por una casilla en la noche de la elección se llenó de datos gracias al cuadernillo de operaciones, el cual es utilizado para los diversos tipos de casillas: básicas, contiguas, extraordinarias y especiales.

El cuadernillo es un material electoral que solo puede ser utilizado por los miembros de la mesa directiva de casilla, que en todas partes es igual y que se distribuye y produce de manera controlada por el INE para que se garantice que los datos adquiridos sean confiables y reales.

Este cuadernillo tiene la cualidad de que es en el primer lugar en el que se van registrando los números de votos en cuanto se empiezan a contar después de abrir las urnas, y de ahí se transcriben a las actas de escrutinio y cómputo que son las famosas sábanas que conocemos. Los registros tienen que ser idénticos.

Cuando se llenan estas hojas previas se hace frente a los representantes de partido y de todos los funcionarios de casilla, y se cumplen apartados como los votos por partido, los votos de las coaliciones, las boletas sobrantes, personas que votaron en la lista nominal e incluso se tiene un paso para verificar dos veces los resultados, lo que hace que si existe un error sea muy bajo.

¿POR QUÉ SE DECIDIÓ ESTO?

Para Lorenzo Córdova, los conteos rápidos "son una aportación de la ciencia a la política" por el hecho de que son un ejercicio probabilístico en el que se conoce de varias muestras cómo va la tendencia del electorado y quién posiblemente pueda ganar.

Los Conteos Rápidos, como lo dice su nombre, tienen en su esencia la velocidad, y como en una misma casilla se votará por distintos cargos entonces el escrutinio se vuelve más lento lo que ocasionaría un retraso en el registro de los votos.

El cuadernillo no solamente se usa para la elección presidencial, también se ocupa para todos los puestos de elección popular como presidentes municipales, diputados locales y federales, senadores y gobernadores, pero para que el proceso sea más ágil y la tendencia se conozca más rápido, por eso se optó por este mecanismo, en donde el Conteo Rápido se tiene contemplado para gobernadores y Presidente de la República.

Así no se debe de esperar hasta que estén todas las urnas contadas y saber más rápido quién va en la tendencia ganadora.