¿La PGR se está metiendo en el proceso electoral?

¿Ingerencia?
Alberto Elías Beltrán (izquierda), encargado del despacho de la PGR, junto a Enrique Peña Nieto
¿Ingerencia?
Alberto Elías Beltrán (izquierda), encargado del despacho de la PGR, junto a Enrique Peña Nieto

¿La PGR se está metiendo en el proceso electoral?

¿Ingerencia?Alberto Elías Beltrán (izquierda), encargado del despacho de la PGR, junto a Enrique Peña Nieto
Cuartoscuro
2018-03-02 |13:00 Hrs.Actualización13:00 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque se supone que la PGR debe actuar sin sesgos políticos

¿Se metió la PGR en el proceso electoral presidencial?

La credibilidad de la Procuraduría ha sido cuestionada en los últimos días por una investigación que abrió por lavado de dinero en la que estaría involucrado Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano). Dos supuestos excolaboradores del panista revelaron que el candidato diseñó un entramado financiero para ocultar el origen de los recursos que utilizó para la compra de un terreno baldío en donde después construiría una nave industrial. 

Pero el caso tomó un nuevo giro este miércoles cuando la PGR difundió un video en el que se mostraba a Anaya presentando un escrito dirigido al encargado del despacho de la Procuraduría, Alberto Elías Beltrán. En las imágenes se escucha a una persona, supuestamente Anaya, decir: ¿Cómo ves que el hijo de puta dijo que no hay investigación?".

El actuar de la PGR al difundir las imágenes de Ricardo Anaya provocó críticas por haberlo hecho en un periodo electoral.  Esto es lo que han dicho algunos analistas y periodistas, quienes consideran que la institución se metió en el proceso de la elección presidencial con el fin de beneficiar al PRI.

INDIGNACIÓN

Raymundo Riva Palacio escribe este viernes que en las últimas horas creció la la indignación contra una Procuraduría General de la República encabezada por un 'pelele', Alberto Elías Beltrán debido a su intromisión en el proceso electoral.

"La PGR, convertida en la Procuraduría de la moral, tipificó mediáticamente el “hijo de puta” como un crimen contra las buenas costumbres. Beltrán, dispuesto a sacrificar su prestigio profesional a cambio de contribuir al descarrilamiento de la candidatura de Anaya y apoyar la candidatura priista de José Antonio Meade, se ha prestado a todo lo que le ordenen, como lo ha demostrado en su breve gestión como encargado del despacho"

REPROBABLE

Luego de que se diera a conocer el video de Anaya en la PGR, Pablo Hiriart consideró esta acción como una "reprobable torpeza de la PGR" por lo que la tarea del gobierno, aseguró, debe ser cuidar al candidato del Frente, a López Obrador, a José Antonio Meade e independientes como si fueran cristales de Bohemia, porque de lo contrario, los mexicanos culparán al Estado si algo les pasa.

"¿Por qué el Estado va a ser responsabilizado? Porque el actual procurador ya se metió a la elección. La estabilidad social, política y económica está en juego. La realidad no pinta nada bien como para que la PGR –autoridad que debe actuar de buena fe–, le eche leña al fuego y predisponga los ánimos de la opinión pública en contra suya, por su manifiesta e innecesaria animadversión hacia un candidato presidencial".

¿AMLO, EL BENEFICIADO?

Jorge Castañeda aseveró que la ofensiva del Estado contra la candidatura de Anaya posee una doble lógica: bajarle por lo menos unos cinco puntos al candidato del Frente y crear las condiciones para una alianza tácita del PRI con Andrés Manuel López Obrador, en caso de que no resultara posible desbancar a Anaya del segundo lugar.

"Ahora bien, para que la ofensiva del Estado prospere, Peña Nieto se ve obligado –cada día con mayor claridad– a convertir los comicios del 1 de julio en una elección de Estado. No se trata únicamente de utilizar de manera descarada a la Procuraduría General de la República con fines electorales. Es el SAT, la PGR, algunos gobiernos estatales y, desde luego, varios medios de comunicación. Y no debe descontarse que la transformación de todo el proceso en una elección de Estado implique también conexiones y repercusiones internacionales que pronto veremos".

PEOR QUE GUERRA SUCIA

Salvador Camarena consideró que Enrique Peña Nieto intenta regresar a México a los tiempos del Estado policial, ya que la operación de acoso y derribo desatada en contra del panista Ricardo Anaya no es 'guerra sucia' electoral, sino algo más grave.

"La administración Peña Nieto ha emprendido el asalto de las instituciones; sí, desde el interior de las mismas, y en contra de todo espíritu democrático, para utilizarlas con un único propósito: revivir las raquíticas posibilidades del partido en el gobierno de siquiera llegar a la final en la competencia por Los Pinos".

ALARMANTE

Carmen Aristegui destacó en su columna en el Reforma que la insólita actuación de la Procuraduría apunta a querer descarrilar la candidatura de Ricardo Anaya a partir de un caso de presunto lavado, ya que la PGR ha mostrado un comportamiento sesgado y faccioso para colocar el tema en el centro de la contienda electoral.

"Lo que se ha visto los últimos días en la actuación de la Procuraduría General de la República es alarmante. Estamos frente a algo más que el uso indebido de las instituciones y la utilización del aparato del Estado para intervenir en un proceso político electoral en curso. Estamos frente a una operación que se intuye como el preludio de cosas peores, si no se hace nada para frenarlo.

ES GRAVE

Para Javier Risco, colaborador de El Financiero, la filtración del video tiene implicaciones que van más allá de una intromisión en el proceso electoral.

"Es tan grave que sea la institución encargada de investigar delitos a nivel federal la que tengan la iniciativa de filtrar un video y además apropiarse de la idea, que sólo muestran el cínico manejo que desde siempre hemos sabido que se hace de las instituciones que deberían ser autónomas, en favor de los intereses del Ejecutivo".

POR ESO ES NECESARIA UNA FISCALÍA

En su columna para Excélsior, Pascal Beltrán del Río pregunta hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno federal, a través de la PGR, en la investigación del presunto lavado de dinero que se atribuye a Ricardo Anaya.

"¿Por qué dar a conocer las imágenes de la cámara de seguridad del momento en que Anaya visitó a las instalaciones de la SEIDO, donde, de acuerdo con Diego Fernández de Cevallos, todo lo que se pretendía era entregar una carta firmada por el candidato y dirigida al encargado de despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, para quejarse por el uso faccioso de la Procuraduría –palabras de Anaya– en el contexto del proceso electoral? Los hechos de estos últimos días demuestran por qué necesitamos de una Fiscalía General que no esté a las órdenes del gobierno en turno".

LA DESTRUCCIÓN DE LA PGR

Carlos Puig, de Milenio, consideró que el caso de la PGR contra Anaya dejó como saldo la destrucción de la institución encargada de procurar justicia en el país, lo cual no es poca cosa.

"Este gobierno y su partido han decidido meter a la PGR en la arena electoral. De esa no se sale pronto, las consecuencias para el país pueden durar años. Lo complicado es que el aparato gubernamental participe cuando una institución caracterizada por su ineficiencia persiguiendo delitos de repente se vuelve la más eficiente para participar, en plena sincronización, en la embestida partidista.