La batalla del orgullo perredista… sin candidato

El perredista dejó "plantados" a simpatizantes en un evento que organizó en Toluca
El perredista dejó "plantados" a simpatizantes en un evento que organizó en Toluca

La batalla del orgullo perredista… sin candidato

Larga esperaEl perredista dejó "plantados" a simpatizantes en un evento que organizó en Toluca
Cuartoscuro
Enrique I. Gómez
Corresponsal
2017-05-25 |09:27 Hrs.Actualización07:27 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el perredista aumentó su popularidad durante esta campaña

“Yo ya estoy hasta flaco, véanme”, dice Luis Sánchez, coordinador de la campaña del perredista Juan Zepeda en una confesión no esperada en el Teatro Morelos de Toluca.

Síguenos en Twitter @nacion321

La cita fue para conocer el programa de gobierno del sol azteca; sin embargo, ante la ausencia del candidato del PRD al gobierno estatal, el encuentro torna en un parte de guerra.

“Hay días que no se come, días que incluso que el candidato ni agua o muy poca agua bebe”, agrega Sánchez, quien en hombros lleva la complicada tarea de explicar el por qué Zepeda no subirá al escenario.

Falta una semana para que terminen las campañas electorales. La elección de gobernador del 4 de junio está cerca, pero el destino le niega a Juan Zepeda la posibilidad de acercarse al Palacio de Gobierno de Toluca. Este miércoles no pudo asistir a la presentación de su programa de gobierno en el Teatro Morelos y el PRD no podrá utilizar la Plaza Cívica el domingo 28 de mayo.

Pero la batalla sigue. Es por orgullo.

"Los compañeros en otros estados están orgullosos y orgullosas de lo que estamos haciendo con el PRD en el Estado de México, estamos dándole orgullo a nivel nacional, esta es una batalla a nivel nacional"

Las 2 mil 520 butacas del teatro están ocupadas, las estructuras del PRD han hecho la tarea, principalmente las de Toluca y Nezahualcóyotl; llevan casi una hora esperando a su candidato a la gubernatura.

Minutos antes los mensajes llegan a los teléfonos móviles de los dirigentes del PRD. Juan Zepeda cancela su asistencia. La justificación es un problema personal, no cuestión de agenda, ni saturación de entrevistas con medios de comunicación, aseguran los cercanos al perredista que ha desafiado a Andrés Manuel López Obrador.

Aunque el teatro tiene aire acondicionado el calor comienza a subir. “La realidad es que tenemos un pequeño retraso”, expresa el exregidor de Toluca, Mario Medina, quien en el escenario calienta motores con arengas y consignas. Admite que le tocó el trabajo difícil de atenuar la espera.

“Ustedes saben que él es una persona muy arraigada a su familia, en varios momentos lo ha reconocido así, y el día de hoy, me habla, y me dice que tiene un problema familiar, no puede estar con nosotros”, dice al fin Luis Sánchez, quien pide la anuencia de la militancia para leer el mensaje que manda su candidato.

Hay sorpresa, murmullos, un intento de chiflidos, pero un militante salva el evento, grita desde el fondo:

"Estamos con él. ¡Zepeda, Zepeda!"

Sánchez lee lo mejor que puede el mensaje de su candidato. Algunos militantes comienzan a salir, pero la mayoría espera al final cuando dos cañones disparan confeti metálico y el sistema de audio reproduce We are the champions, mientras se despiden la veintena de alcaldes, diputados locales y federales, así como dirigentes del PRD estatal que ocuparon la primera fila.

“Podemos ganar”, asegura el coordinador de campaña cuando se le pregunta sobre las encuestas de la elección más competida del Estado de México.

Confirma que el domingo Zepeda tampoco podrá cerrar campaña en Toluca. Con dos semanas de anticipación solicitaron la Plaza Cívica para el mitin de campaña, pero finalmente la Secretaría de Gobierno les informó que dicho sitio “se rifó” entre todos los partidos que lo solicitaron.

“Y resulta que la rifa la ganó el PRI para que utilice la plaza el domingo, hoy nos confirmaron, decidimos irnos a Ecatepec, allá será el cierre estatal”, indica Sánchez.

El teatro queda vacío rápidamente, los autobuses de Nezahualcóyotl preparan el regreso. Es una noche de ausencia y orgullo.

Antonio Bonifacio Portilla pide al equipo de campaña que Juan Zepeda vaya a Xonacatlán. Dice que la candidata de Morena ya fue a ese municipio, pero apenas junto a un puñado de personas.

“Y miré en qué camionetas, cuál austeridad”, cuestiona al mostrar fotografías que lleva en su teléfono móvil. “Queremos llevar al candidato”, insiste. El orgullo mantiene en pie a los del sol azteca.