Hillary Clinton no tiene miedo a que la investigue (otra vez) el FBI

En 2015 empezaron los problemas de Clinton por los correos que envió mientras era secretaria de estado
En 2015 empezaron los problemas de Clinton por los correos que envió mientras era secretaria de estado

Hillary Clinton no tiene miedo a que la investigue (otra vez) el FBI

En la mira.En 2015 empezaron los problemas de Clinton por los correos que envió mientras era secretaria de estado
AFP
2016-10-30 |20:27 Hrs.Actualización20:29 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Clinton lidera las encuestas de cara a la elección presidencial en Estados Unidos, pero sus correos han sido un dolor de cabeza

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, está, oootra vez, siendo investigada por el FBI, pero ella dice que no tiene nada qué temer.

El FBI obtuvo este domingo una orden judicial para comenzar a revisar los correos electrónicos recién descubiertos que podrían ser relevantes para la investigación sobre el servidor privado de Hillary Clinton, dijo un funcionario policial a The Associated Press.

Los investigadores del FBI quieren revisar los correos de Huma Abedin, destacada asesora de la candidata presidencial demócrata desde hace tiempo, que fueron hallados en un dispositivo incautado durante una investigación no relacionada sobre mensajes de contenido sexual enviados por Anthony Weiner, excongresista por Nueva York y esposo de Abedin, de quien está separado.

El pasado viernes el director del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), James Comey, informó a integrantes de la Cámara de Representantes que reabriría su investigación contra Hillary Clinton tras encontrar nuevos correos electrónicos de ella cuando era secretaria de Estado, en los que buscará determinar si había material secreto. 

HILLARY LE DICE AL FBI: "INVESTÍGUENME"

Hillary Clinton exhortó al FBI a que dé a conocer más información sobre la revisión que hace a correos electrónicos que pudiera estar relacionada con la investigación del Buró sobre el servidor privado de la candidata presidencial demócrata.

"Que salga", señaló Clinton.

El pueblo de Estados Unidos merece tener tanta información como sea posible antes de las elecciones del 8 de noviembre, agregó.

Clinton dijo que confía en que los investigadores no encontrarán información que pudiera causar que el FBI cambie su decisión de julio de dar por concluida la pesquisa sin la presentación de cargos.

La candidata emitió su postura el viernes, horas después del anuncio del FBI de que revisaba correos electrónicos descubiertos recientemente para ver si son importantes para la investigación que la agencia dio por cerrada sobre el servidor privado con el que Clinton manejaba su correspondencia por internet.

La información se da a conocer a dos semanas de que se lleve a cabo la elección presidencial estadounidense, y con Hillary Clinton con una ventaja sobre Donald Trump en la mayoría de las encuestas nacionales.

De hecho, Trump no perdió tiempo para atacar a su contrincante tras darse a conocer la decisión del FBI, y aseguró que el gobierno debe corregir su error y en un evento en New Hampshire.

"La corrupción de Hillary Clinton se encuentra en una escala que no hemos visto antes. Debemos impedir que su esquema criminal llegue a la Casa Blanca. Respeto mucho la decisión de que el FBI y el Departamento de Justicia ahora tienen el valor de enmendar el terrible error que cometieron al no tomar cartas en el asunto en la previa investigación", aseguró Trump.

UNA HISTORIA CONOCIDA

Esta no es la primera vez que Clinton tiene problemas por los correos electrónicos. 

En julio de 2015 el FBI inició una investigación en contra de Clinton, candidata del Partido Demócrata a la Casa Blanca, por el uso de un servidor de correo electrónico privado en su casa de Chappaqua, Nueva York, sin autorización del Departamento de Estado y mientras fue titular de la misma dependencia.

Miles de estos correos fueron borrados por Clinton, informaron las autoridades.

Los correos contenían información clasificada de la seguridad de Estados Unidos, pero el 6 de julio de 2016 la investigación se cerró sin cargos criminales contra la aspirante demócrata.

Al informar sobre los hallazgos de la investigación, el director del FBI le dijo a los medios que no encontró evidencia clara de que la entonces secretaria Clinton o sus trabajadores hayan violado las leyes para lidiar con información clasificada, aunque si halló evidencia de que tanto la funcionaria como sus subalternos fueron muy descuidados a la hora de manejar información muy sensible y altamente clasificada.

Un día después, el Departamento de Estado abrió una investigación interna sobre el posible mal manejo de información confidencial por parte de Hillary y sus asistentes, aunque la dependencia no dio a conocer cuando finalizará su trabajo.

El pasado 10 de agosto, Judicial Watch, una organización conservadora que promueve el acceso a la información, difundió correos electrónicos que envío Clinton cuando era secretaria de Estado, de 2009 a 2013.

Entre los documentos que Judicial Watch presentó destacan conversaciones entre Doug Band, un trabajador de alto nivel en la Fundación Clinton, quien ayudó a varios asistentes de la candidata presidencial a obtener un puesto dentro del Departamento de Estado.

Con información de AFP, AP y Bloomberg.