Félix Salgado, el edil que dormía en el suelo por miedo al narcotráfico

Testigos de su gestión como alcalde de Acapulco, dicen que Salgado Macedonio vivió atrincherado por temor al 'narco'
Testigos de su gestión como alcalde de Acapulco, dicen que Salgado Macedonio vivió atrincherado por temor al 'narco'

Félix Salgado, el edil que dormía en el suelo por miedo al narcotráfico

¿El valiente?Testigos de su gestión como alcalde de Acapulco, dicen que Salgado Macedonio vivió atrincherado por temor al 'narco'
2021-04-26 |06:57 Hrs.Actualización06:57 Hrs.


La experiencia de gobierno de Félix Salgado Macedonio, aspirante a la candidatura de Morena a la gubernatura de Guerrero, famoso por bebedor, acosador y presunto violador, se reduce a ser alcalde de Acapulco, entre 2006 y 2008, periodo caracterizado por las balaceras y las decapitaciones, en el que actuó, se le señala, como “un alcalde dócil” con los narcotraficantes.

El autodenominado Toro sin trancas, dicen algunos de sus excompañeros en el PRD, quienes lo conocen muy bien, se las da de “muy valiente”, no obstante, cuando fue alcalde vivió, en los últimos meses de su gestión, "atrincherado" y "arrinconado" en una casa de seguridad, custodiada todo el tiempo por alrededor de 60 policías municipales, mientras la ciudad se la disputaban Los Zetas, entonces brazo armado del Cártel del Golfo, y Los Pelones, célula del Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con testimonios, sus mandos policiales le aceptaron dinero a dos distintas bandas que luego entraron en conflicto. No obstante, ambos grupos amenazaron la seguridad de Salgado Macedonio, quien se consiguió una casa de seguridad, donde prácticamente vivía y despachaba los asuntos más urgentes, siempre rodeado de policías.

“Dormía en un colchón en el suelo. Preocupado, angustiado, porque las bandas causaron gran terror en Acapulco. No es tan valiente como él dice que es. Es apariencia que luego no se reafirma en la realidad. Félix era de los que le encantaba echar pleito. Por eso hay tantos videos donde está trenzado con policías, pero para hacerlo tenía que estar enmezcalado. Tomaba. Y nunca lo vi ganar un pleito. Los perdía todos. No le iba tan bien como él pensaba. Es esa falta de mayor firmeza y la suple con la agresión verbal”, cuenta una fuente del partido del sol azteca que pidió reservar su identidad.

Salgado Macedonio, se ha caracterizado por sus declaraciones polémicas, como plantear la desaparición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Instituto Nacional Electoral, y por acosador e, incluso, presunto violador de mujeres.

Fuentes cercanas a él cuando fue por primera vez senador, entre 1994 y 2000, narran que Salgado Macedonio presume mucho que formó parte de la guerrilla en Guerrero, lo cual es absolutamente falso, ya que él viene de un sector del PRI resentido.

"Eso sí, fue noviero. Por ejemplo, a él le tocó ser senador con una artista muy famosa, pero que fue muy guapa, con Irma Serrano. Félix en aquel entonces, como de 42. E iba detrás de Irma. Platica a los amigos que él lo quería hacer por un valor curricular, por eso de meterse con una de las mujeres que, en su momento, fue de las más bellas de México. Irma tiene entre sus haberes haber estado con Díaz Ordaz. Félix insistió e insistió hasta que lo logró. Así avanzó en su currículum”, señala el entrevistado.

De noviero pasó a ser señalado y denunciado por violación. Una de esas demandas la interpuso en su momento Basilia Castañeda, quien asegura que Salgado la violó en 1998, cuando era menor de edad. Tras denunciar amenazas en su contra, Castañeda retiró la denuncia contra el senador con licencia. Sin embargo, por ésta y otras varias denuncias de abuso y acoso, activistas feministas han advertido que no lo dejarán llegar al Ejecutivo de Guerrero, con la consigna “Un violador no será gobernador”.

A Félix Salgado se le conoce también como el diputado costales, porque, tras la elección de 1988, llevó dos costales de boletas al pleno de la Cámara de Diputados y las vació arriba de la tribuna, como evidencia del “fraude” cometido por la Comisión Federal Electoral, que entonces dependía de la Secretaría de Gobernación (Segob), la cual, al final, revirtió el triunfo que daba al PRI y se lo dio al Frente Democrático Nacional, y Salgado fue diputado.

“Lo que no sabe nadie es que las boletas no eran de su distrito, eran de otro. Se las encontró él y nadie anduvo averiguando con las boletas semiquemadas que no eran de su distrito. De esas picardías hacía muchas Félix”, cuya principal virtud es ser amigo del presidente Andrés Manuel López Obrador.