Esto es lo que pasaría si se anula la elección para gobernador en Coahuila

Disputa.
Si se convoca a elecciones extraordinarias, ni Riquelme ni Anaya podrán participar
Disputa.
Si se convoca a elecciones extraordinarias, ni Riquelme ni Anaya podrán participar

Esto es lo que pasaría si se anula la elección para gobernador en Coahuila

Disputa.Si se convoca a elecciones extraordinarias, ni Riquelme ni Anaya podrán participar
Especial
2017-07-12 |06:14 Hrs.Actualización17:34 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esta decisión sería inédita en la historia electoral de México

Luego de que las autoridades electorales se pusieran a hacer sumas y restas para fiscalizar los procesos electorales del pasado 4 de junio, en Coahuila hay un problema y uno grande: la elección está en en riesgo de ser anulada. 

¿Por qué la elección en dicho estado se está tambaleando y qué pasaría si se invalida? Aquí te contamos. 

Síguenos en Twitter @nacion321

TOPE DE GASTOS: EL PROBLEMA 

La razón por la cual la elección de gobernador en Coahuila está en el limbo es nada más y nada menos porque ambos punteros rebasaron los topes de campaña, según concluyó el Instituto Nacional Electoral (INE). 

Tanto el priista Miguel Riquelme Solís, quien se quedó con el 38.6% de los votos; como el panista Guillermo Anaya, quien obtuvo 34.7% de las preferencias, gastaron más de los 19 millones 242 mil 478 pesos permitidos por las autoridades. 

De acuerdo con el INE, Riquelme -contendiente por la alianza PRI, PVEM y Nueva Alianza y quien incluso ya recibió la constancia de mayoría de votos- reportó un gasto de 17 millones 315 mil 458 pesos; sin embargo, olvidó reportar el gasto de 7.8 millones de pesos, para dar un total de 25 millones 223,700 pesos.

En tanto, Guillermo Anaya, candidato del PAN, reportó haber erogado 16 millones 143 mil 432 pesos, pero en realidad gastó 24 millones 361 mil 451 pesos pues, señaló el INE, este aspirante no reportó 5.2 millones de pesos.

Los gastos no reportados incluyen pagos a los representantes de casilla (PRI), así como propaganda diversa: pinta de bardas, espectaculares, eventos políticos realizados en lugares alquilados y contratación de grupos musicales.

LA ANULACIÓN: EL CASTIGO

La fracción VI del artículo 82 de la ley de medios de impugnación en materia político electoral y de participación ciudadana para del Estado de Coahuila indica que entre las causales de nulidad de una elección de gobernador del estado, se encuentra el rebasar los topes de gastos de campaña determinados para la elección y dicho exceso de gasto sea igual o mayor al 5% del monto total autorizado (962 mil 124 pesos).

Miguel Riquelme del PRI se pasó en sus gastos de campaña por 7.8 millones de pesos, mientras que Guillermo Anaya se pasó en 5.2 millones de pesos, de acuerdo con la Comisión de Fiscalización del INE.

Además, "tratándose de lo establecido en las fracciones VI, VII y VIII anteriores, las violaciones deberá acreditarse de manera objetiva y material, y se presumirá que son determinantes cuando la diferencia entre la votación obtenida por el ganador y el segundo lugar sea menor al 5%", agrega el artículo 82 de la constitución coahuilense.

La diferencia entre el virtual ganador de la elección a gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, y el segundo lugar, Guillermo Anaya, fue de 3.9%.

ELECCIÓN EXTRAORDINARIA: LA SOLUCIÓN

Este viernes el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) deberá aprobar o rechazar un dictamen de la Comisión de Fiscalización (aprobado el pasado 6 de julio) en el que se indica que los candidatos del PRI y el PAN en los comicios de junio pasado, Miguel Riquelme y Guillermo Anaya, superaron los topes de gastos de campaña. 

Si esta determinación se aprueba, Coahuila tendrá elecciones extraordinarias, tal y como se estipula en el artículo 83 bis de la ley de medios de impugnación estatal. Si esto pasa, ni Riquelme ni Anaya podrán contender de nueva cuenta, pero ¿quiénes sí? 

De entrada los otros candidatos al Gobierno de Coahuila que contendieron el pasado 4 de junio, incluyendo a Armando Guadiana Tijerina de Morena, Mary Telma Guajardo del PRD, José Ángel Pérez Hernández del Partido del Trabajo así como los independientes Javier Guerrero García y Luis Horacio Salinas.

Entre tanto el PRI tiene a por lo menos dos políticos que quisieron ser candidatos en las elecciones de junio pasado: Jesús Berindo Granados, exsecretario general del priismo coahuilense, así como el diputado federal Jericó Abramo Masso; mientras que en el PAN se apuntaron para la candidatura a gobernador el militante Roberto Carlos López García y el senador Luis Fernando Salazar Fernández. 

¿Y EL GOBERNADOR?

El artículo 79 Constitución Política del Estado de Coahuila refiere que si por cualquier motivo, la elección de gobernador del Estado no estuviere hecha y declarada el primero de diciembre, deberá nombrarse a un gobernador interino, el cual será designado por el Congreso estatal, pero si este no estuviere reunido, la Diputación Permanente designará un gobernador provisional.

El Instituto Electoral de Coahuila será el encargado de expedir la convocatoria de elección extraordinaria, proceso que deberá concluir dentro de los 90 días siguientes al de la designación del gobernador interino.

DECISIÓN HISTÓRICA

De anularse la elección de gobernador de Coahuila, sería la primera vez que se anula una elección a titular del Ejecutivo por rebase de topes de gasto de campaña, le dijo a El Financiero Luis Carlos Ugalde, director general de Integralia Consultores y consejero presidente del desaparecido IFE, de 2003 a 2007.

“Si el INE comprueba que los dos candidatos punteros habrían rebasado el tope de gastos de campaña, eso es literalmente una causa suficiente para anular la elección, siempre y cuando los elementos probatorios del Instituto sean suficientes, fehacientes y estén comprobados; eso por supuesto que conduce a la anulación y que ésta se repita sin los dos candidatos punteros”, expresó Ugalde.

El experto en materia electoral explicó que una resolución de este tipo, que todavía llevará todo un proceso de impugnaciones ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), enviará una señal definitiva respecto a que los gastos excesivos de campaña sí son causa de nulidad.