Este es el estado más violento del proceso electoral

Violencia y elecciones.
Asesinato del candidato a la presidencia municipal de Cuatitlán Izcalli, Francisco Rojas
Violencia y elecciones.
Asesinato del candidato a la presidencia municipal de Cuatitlán Izcalli, Francisco Rojas

Este es el estado más violento del proceso electoral

Violencia y elecciones.Asesinato del candidato a la presidencia municipal de Cuatitlán Izcalli, Francisco Rojas
Cuartoscuro
2018-06-04 |14:03 Hrs.Actualización14:03 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la violencia genera un clima adverso para el desarrollo de la jornada del próximo 1 de julio 

La violencia en este proceso electoral no da tregua. Desde el arranque del mismo, el pasado 8 de septiembre, a la fecha, han asesinado a 110 políticos vinculados con las campañas, ya sean precandidatos, candidatos, dirigentes locales, alcaldes y exalcaldes, regidores y operadores electorales. El estado más violento es Guerrero, donde se concentran 24 de los 110 casos.

Según datos de la consultoría Etellekt, firma que se ha dedicado a recopilar la información de asesinatos y agresiones en este proceso, la lista de las entidades más violentas la completan Oaxaca, Puebla, Veracruz y el Estado de México

El reporte indica que de los 110 asesinatos, 28 fueron cometidos contra precandidatos y otros 13 contra candidatos con registro, para un total de 41 aspirantes asesinados. Los otros casos se desglosan en 12 alcaldes en funciones o con licencia y los demás fueron exalcaldes, exregidores, dirigentes partidistas a nivel municipal y militantes.   

Para Rubén Salazar, director de Etellekt, el clima de violencia en estas elecciones se da por la fragmentación de los cárteles de la delincuencia organizada, algo que se generó desde el sexenio de Felipe Calderón y que hoy se vive en todo el país, a lo que se sumaron los procesos de alternancia a nivel estatal y municipal, también en todo el país. Y, en ese contexto, se agregó la jornada más grande en toda la historia, que concentra la mayor cantidad de elecciones locales.

“Hubo una muy mala planeación del proceso electoral de este año, antecedido por diversas reformas electorales en por lo menos 11 entidades, que permitieron hacer concurrentes mil puestos a alcaldías, adicionales en esta elección a los que se tuvieron en juego en 2012, y todo esto fue una combinación perfecta para este escenario de violencia que hoy estamos observando”, detalla en entrevista.

El consultor detalla que 87 de las 110 personas asesinadas tenían participación en política a nivel municipal, lo que ratifica que la violencia se ha concentrado en este nivel de gobierno.

Otro dato importante de los asesinatos es que estos incluyen a políticos de todos los partidos; los cuatro partidos más importantes concentran 77 de los 110 asesinatos: 37 eran políticos del PRI, 18 del PRD, 13 del PAN y nueve de Morena. 

Además de los asesinatos, esta empresa consultora ha medido otras siete variables de violencia: intimidaciones y amenazas, agresiones con arma de fuego, heridos con arma de fuego, secuestros, agresiones físicas, asaltos con violencia y atentados contra familiares. Hasta el momento, tiene contabilizadas 382 agresiones, de las cuales 120 fueron cometidas contra políticos locales y 60 contra candidatos que participan en la contienda. 

"En el ámbito municipal, sí estamos observando prácticas que parecía que habíamos dejado en el pasado y que hemos vuelto a observar; en donde la violencia sí está teniendo un componente autoritario en contra de políticos de oposición; de las 382 agresiones el 72% se ha dirigido contra políticos de oposición en relación a los partidos gobernantes". 

Datos de este observatorio indican que la violencia se ha generalizado y prácticamente todos los estados presentan casos de violencia, solo el estado de Campeche no registra agresiones, una situación muy diferente a la que se vivía en los comicios de 2012, cuando sólo había nueve estados considerados como de "alta atención en el proceso electoral": Guerrero, Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz, Michoacán, Sinaloa, Zacatecas, Chiapas y Durango.

En cuanto al reparto a nivel municipal, la violencia actual se concentra en 252 municipios; el municipio con más agresiones es Chilpancingo, le siguen Zihuateutla (Puebla), Morelia, Cuernavaca, Benito Juárez (Quintana Roo), Zihuatanejo, Jalapa, San Luis Potosí, Acapulco y Monterrey.   

En opinión de Salazar, y a partir de los datos que contiene el reporte de Etellekt, la violencia continuará y pasará sin detenerse el día de las elecciones. Sin embargo, expresa su deseo de que no escale a mayores niveles, como podría ser contra políticos a nivel de candidatos estatales o a una diputación federal.  

A pesar del clima de violencia, para Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, hasta enero pasado no se podía hablar de "focos rojos"; en entrevista con Milenio habló de una "secuencia de actos criminales" contra candidatos, pero descartó que se hubiera un clima adverso para las elecciones por la violencia.    

Quien sí reconoció que existe una mala situación de violencia fue Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA). En marzo, dijo estar preocupado por el asesinato de candidatos en este año electoral en México.