Estas son las 3 elecciones para gobernador que se han anulado en México

'Nulidad' electoral.
Tres elecciones para gobernador han sido anuladas por el máximo órgano electoral de México
'Nulidad' electoral.
Tres elecciones para gobernador han sido anuladas por el máximo órgano electoral de México

Estas son las 3 elecciones para gobernador que se han anulado en México

'Nulidad' electoral.Tres elecciones para gobernador han sido anuladas por el máximo órgano electoral de México
Cuartoscuro
2017-07-14 |14:50 Hrs.Actualización14:50 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la decisión del INE marcaría un precedente en la historia electoral de México

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobará o rechazará este viernes el dictamen de la Comisión de Fiscalización en el que se indica que los candidatos del PRI y el PAN en los comicios de para gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme y Guillermo Anaya  -primer y segundo lugar, respectivamente, con 38.6% y 34.7% de los votos-  superaron los topes de gastos de campaña. 

De avalarse el dictamen, la decisión atravesará un proceso de impugnaciones ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), órgano que decidirá si anulan o no la elección de la gubernatura coahuilense. 

Si esta determinación se aprueba, Coahuila tendrá elecciones extraordinarias, tal y como se estipula en el artículo 83 bis de la ley de medios de impugnación estatal.  De anularse la elección coahuilense, sería la cuarta ocasión en que se 'caen' unos comicios para elegir gobernador en México: la primera fue Tabasco en 2000, luego Colima en 2003 y nuevamente Colima en 2015. Te dejamos los casos. 

TABASCO

La primera elección para gobernador anulada en México ocurrió en 2000 en Tabasco, y vaya que los tabasqueños vivieron una turbulencia política ese año.

El 15 de octubre de 2000 se celebraron elecciones la entidad para elegir gobernador, diputados locales y alcaldes. El 22 de octubre del mismo año, el Consejo Estatal del Instituto Electoral estatal llevó a cabo el cómputo de la elección otorgando la victoria a Manuel Andrade Díaz, del PRI, con el 43.31%, seguido de César Ojeda Zubieta del (PRD), quién obtuvo 42.22% de los sufragios, y del panista José de la Vega Asmitia, quien logró el 8.38%.

Pero el PRD acusó al entonces gobernador tabasqueño Roberto Madrazo Pintado de intervenir con recursos públicos a favor del candidato tricolor, por lo que interpuso un recurso de inconformidad ante el Tribunal Electoral del Estado de Tabasco y posteriormente promovió un juicio de revisión ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), órgano que decidió declarar nulo el proceso electoral el 29 diciembre del 2000,

"En la elección de gobernador del Estado de Tabasco existieron irregularidades que afectaron el valor fundamental previsto en la Constitución, consistente en el derecho al sufragio", argumentó la Sala Superior.

El Congreso de Tabasco mayoritariamente priista designó el 31 de diciembre de 2000 a Enrique Priego Oropeza como gobernador interino de la entidad y convocó a elecciones extraordinarias; sin embargo, en la madrugada del 2 de enero, Adán López Hernández también fue nombrado por la oposición en el mismo cargo, por lo que había dos mandatarios interinos. 

Ante el caos político, el entonces presidente Vicente Fox pidió un consenso entre las fuerzas política. En el pleito también intervino el secretario de Gobernación Santiago Creel y tras la turbulencia, las extraordinarias se celebraron el 5 de agosto de dicho año. 

Los contendientes fueron nuevamente por el PRI Manuel Andrade Díaz, por el PRD junto al PT César Ojeda Zubieta y por el PAN Lucio Lastra Marín.

¿Y qué creen? Nuevamente ganó el priista Andrade Díaz, pero ahora logró 50.7% de los votos ante 45.9% de los sufragios que obtuvo el perredista Ojeda Zubieta.

COLIMA (PARTE 1)

El 6 de julio de 2003 se llevaron a cabo elecciones en Colima para elegir gobernador, alcaldes y diputados locales. 

El Instituto Electoral de Colima entregó el acta de constancia de mayoría a Gustavo Vázquez Montes del PRI, quién de acuerdo con el órgano electoral, ganó con el 41.6% de los votos, seguido por Enrique Michel Ruiz del PAN y por Jesús Orozco Alfaro del PRD, con 15.9% del total de sufragios.

Sin embargo tanto el PAN como el PRD impugnaron la elección, acusando al gobernador Fernando Moreno Peña de haber usado recursos oficiales para apoyar al candidato priista, infringiendo la ley. El 30 de octubre de 2003 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló las elecciones.

El órgano encontró que Moreno Peña violó el artículo 59 de la Constitución colimense, al intervenir en la elección al realizar una campaña de difusión de las acciones gubernamentales antes y durante el proceso electoral, con el fin de favorecer al candidato tricolor.

Tras la anulación de los comicios para gobernador, el Congreso de Colima designó a Carlos Flores Dueñas, entonces secretario de educación, como gobernador interino; Flores Dueñas convocó a elecciones extraordinarias el 7 de diciembre de 2003.

Para dicha elección solo participaron dos candidatos: Gustavo Vázquez Montes que encabezó la alianza conformada por el PRI, el Partido Verde y el PT; Antonio Morales Peña encabezó una alianza conformada por el PAN y el PRD.

Nuevamente el priista Vázquez Montes se alzó con la victoria, al obtener 51.6% de los votos por 47.8% de Morales de la Peña.

COLIMA (PARTE 2)

Al parecer los gobernadores colimenses no entendieron de sus errores y nuevamente fue anulada la elección para candidato a gobernador en 2015.

Las elecciones se realizaron el 7 de junio de dicho año y los resultados originales dieron la victoria al candidato José Ignacio Peralta Sánchez de una alianza conformada por el PRI, Nueva Alianza y el Partido Verde.

Peralta Sánchez obtuvo 39.82% de los votos por 39.65% del panista Jorge Luis Preciado. En tercer lugar quedó Leoncio Morán Sánchez con el 11.94% de los sufragios.

La dirigencia nacional del PAN advirtió que iba a impugnar la elección, argumentando irregularidades en la cifra que dio el triunfo al PRI. El panista Jorge Luis Preciado acusó una elección de estado en la que intervino plenamente el entonces gobernador Mario Anguiano Moreno.

Luego de que el Tribunal Electoral colimense desechara la queja del PAN, el blanquiazul recurrió a la Sala Superior del TEPJF. 

El órgano electoral determinó anular la elección para gobernador el 22 de octubre de 2015, después de acreditarse la violación a los principios rectores de equidad y neutralidad en la contienda, por la indebida intervención de funcionarios del gobierno estatal.

El 30 de octubre el Congreso colimense designó al entonces presidente del Colegio de Notarios de Colima, Ramón Pérez Díaz, como gobernador interino hasta el 18 de enero de 2016; Pérez Díaz convocó a elecciones extraordinarias para gobernador el 17 de enero de ese año.

Y sí, el candidato del PRI José Peralta Sánchez volvió a ganar, en esta ocasión con el 43.23% de los votos por 39.53% de Jorge Luis Preciado y un 12.09% de Leoncio Morán Sánchez.

Así que si algo nos ha dejado de lección las anulaciones de elecciones, es que pase lo que pase, siempre ha ganado el candidato que obtuvo la victoria originalmente.