El debate de la calle (del Edomex): mole, pastel, baile y reclamos

Afuera del IEEM, simpatizantes de Morena protestaron contra los candidatos del PRI y el PAN
Afuera del IEEM, simpatizantes de Morena protestaron contra los candidatos del PRI y el PAN

El debate de la calle (del Edomex): mole, pastel, baile y reclamos

ProtestasAfuera del IEEM, simpatizantes de Morena protestaron contra los candidatos del PRI y el PAN
Cuartoscuro
Enrique I. Gómez
Corresponsal
2017-05-10 |07:25 Hrs.Actualización07:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque hubo más emociones en este 'debate' que en el de los candidatos a la gubernatura mexiquense

En la explanada del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) empleados del Ayuntamiento de Texcoco interpelan a los candidatos del PAN y PRD al gobierno mexiquense, mientras militantes del PT arman una carpa para completar la fiesta que terminará con un pastel de los perredistas de Toluca.

Alfredo del Mazo Maza, candidato de la coalición del PRI, salva el físico al llegar anticipadamente a las 18:09 horas sin bajar el vidrio de su camioneta blanca. 

A las 21:53 horas tampoco tendrá ganas de asomarse por la ventanilla, pues unos 40 simpatizantes de Morena golpean la misma camioneta con sus banderas y gritan “ratero” cuando advierten que es el vehículo del aspirante tricolor.

Antes de iniciar el debate entre los aspirantes a la gubernatura, jóvenes del PT despliegan banderas monumentales. En la pantalla instalada su candidato, Oscar González Yáñez, reitera que ha caminado el Estado de México.

Josefina Vázquez Mota, la abandera del PAN, arriba minutos después que Del Mazo. Sonríe para las cámaras que buscan tomarle algún ángulo, de pronto aparecen los de Texcoco, allá de donde viene la candidata de Morena, Delfina Gómez Álvarez.

“¡Mentirosa, mentirosa!”. le gritan. “Nunca nos descontaron, somos trabajadores del Ayuntamiento, jamás nos robaron un peso”, reclaman las personas que dicen pertenecer a la Dirección de Desarrollo Social y Educativo de ese municipio.

Los empleados de Texcoco, gobernado por Higinio Martínez Miranda, también de Morena, se lanzan contra la ventanilla delantera enseñando cartulinas donde insisten en las supuestas mentiras del PAN.

Niegan todo lo dicho por Josefina y Acción Nacional. Nunca les han descontado parte del salario para financiar al Grupo de Acción Política (GAP), organización que encabeza el propio Higinio Martínez.

Rosario Espinoza, trabajó en la anterior administración como líder de proyecto en el área de desarrollo social, asegura que no le descontaron parte de su sueldo, ni siquiera para el Fonacot, y la caja de ahorro fue para el beneficio de los trabajadores, afirma.

“¿Quieren que saquemos al PRI?”

Para Juan Zepeda Hernández, candidato del PRD al gobierno estatal, los subordinados de Higinio Martínez tienen otra estrategia. Aprovechando que el perredista entra caminando a las instalaciones del IEEM lo cuestionan directamente. Insisten en que Zepeda decline a favor de Delfina.

“¿Ustedes quieren que saquemos al PRI del gobierno?, díganle (a Delfina) que la misma cifra que da declinando por ella, da que ella decline por mí, ¿cómo ven? y sacamos al PRI, si ese es el objetivo”, responde el perredista, quien pide calma a los de Morena.

“(Con Morena) Vamos en segundo lugar, por qué él siendo de izquierda no quiere esa unión, ¿entonces es o no es?”, responde Juan Carlos González, quien se identifica como director de desarrollo urbano de Texcoco.

Los empleados de este municipio lograron llegar a Toluca antes de las 20:00 horas porque “salimos a las tres y media de la tarde”, asegura González, quien afirma que las labores en ese Ayuntamiento terminan a esa hora e inician a las 8:00 horas.

“Ahorita no soy funcionario, soy militante”, dice al descartar que los haya enviado Higinio Martínez.  

Réplica

En el otro lado de la explanada, el dirigente estatal del PAN, Víctor Hugo Sondón, da la réplica. Asegura que antes de la elección del 4 de junio la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales debe determinar la culpabilidad de la candidata de Morena por los citados descuentos a empleados de Texcoco.

“Lo grave es que el dinero fue a parar supuestamente al Grupo de Acción Política, que es una organización política que no tiene ninguna figura legal”, indicó, “eso es un delito”.  

Al igual que en el primer debate de los candidatos al gobierno estatal, en este segundo encuentro los accesos al Instituto Electoral están cerrados, sólo entran candidatos e invitados especiales.

Adentro comienza la esgrima verbal de los aspirantes, saben que puede ser su última oportunidad antes de la cita del 4 de junio. Sus invitados los observan más relajados.

Sube temperatura 

Para cuando concluye el debate la temperatura ya subió en el exterior. Más de Morena esperan la salida de su candidata. A los de Texcoco se suman simpatizantes de Toluca, quienes abuchean a los otros candidatos.

“¡Delfina gobernadora, Delfina gobernadora!”, gritan, mientras en la explanada los del PT bailan y los del PRD esperan el pastel.

Entre las primeras camionetas que salen están las del PAN, los vidrios polarizados impiden constatar si va Josefina Vázquez, pero igual los de Morena golpean las unidades con sus banderas. “¡Mentirosa!”, exclaman.

Juan Zepeda sale caminando. Lo espera un enorme pastel que llevaron perredistas de Toluca. 

No es fiesta infantil, pero también hay dos figuras pirotécnicas. Un elefante y una cebra, cortesía de los artesanos de Tultepec, por si a la elección le faltará explosividad.

“Qué la vida les multiplique esta alegría que yo me llevo”, dice Delfina, quien es de las últimas en salir. Desde las escaleras del puente peatonal que está ubicado junto al Instituto, los dirigentes de Morena mueven a sus simpatizantes de un lado a otro para recibir a “la maestra”.

En hoteles cercanos Juan Zepeda y Josefina Vázquez continúan el festejo por separado, Alfredo del Mazo Maza ya está en su cuartel del Comité Directivo Estatal del PRI, todos con los suyos. Incluso el perredista quiere más mole.

“Todos los debates que sean me los chuto, si es mi mero mole”, remata Zepeda, quien por lo pronto ya partió el pastel.