El cambio del PRI: del "sabemos gobernar" a "nuestra gran debacle"

Derrota.
Los resultados del 1 de julio llevaron a un proceso de reflexión y reforma al interior del PRI
Derrota.
Los resultados del 1 de julio llevaron a un proceso de reflexión y reforma al interior del PRI

El cambio del PRI: del "sabemos gobernar" a "nuestra gran debacle"

Derrota.Los resultados del 1 de julio llevaron a un proceso de reflexión y reforma al interior del PRI
Cuartoscuro
2018-07-26 |06:06 Hrs.Actualización06:06 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el PRI pasó por tres diferentes dirigentes nacionales en tres meses

En fechas recientes la nueva dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a cargo de Claudia Ruiz Massieu ha afirmado que entrarán en un proceso de reflexión y crítica para realizar la reforma que el partido necesita, tanto así, que incluso se ha planteado la posibilidad de cambiarle el nombre a la institución política.

Sin embargo, no siempre han pensado de esa forma. Los dos dirigentes previos, Enrique Ochoa Reza y René Juárez Cisneros, tuvieron un discurso distinto al manejado ahora por las cúpulas priistas.

ENRIQUE OCHOA REZA: CONFRONTACIÓN Y OPTIMISMO

Fuente: Cuartoscuro

Desde julio de 2016 y hasta mayo de 2018, Enrique Ochoa Reza fue el encargado de dirigir al PRI. Durante su gestión tuvo algunas controversias que lo acompañaron.

Por ejemplo, a unos meses de que iniciaran oficialmente las campañas electorales, Ochoa Reza se refirió a los simpatizantes de Morena como "prietos".

"A los prietos de Morena les vamos a demostrar que son prietos pero ya no aprietan"

«Enrique Ochoa Reza»

O también recordamos su insistencia en llamarle “López” a Andrés Manuel López Obrador como estrategia para desprestigiar. 

En entrevista con Proceso, Ochoa Reza pronosticaba el triunfo del que fue candidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade, ni más ni menos que con un 40% de las preferencias electorales.

"Y las vamos a ganar con 40% de los votos, que nos van a permitir serenar al país, de manera tal que López no va a tener argumentos para impugnar y movilizarse contra la decisión democrática y libre de los mexicanos"

«Enrique Ochoa Reza»

Ya iniciadas las campañas, el optimismo del dirigente del PRI continuó manifestándose, con expresiones como que José Antonio Meade revertiría el “efecto AMLO”, que con el candidato de la coalición Todos por México evitarían que México se “convirtiera en Venezuela” o que el voto “anti-López” era mayor al voto “anti-PRI”.

Finalmente, Ochoa Reza salió de la dirigencia del PRI, por petición del candidato presidencial, y aunque, lo sacaron de la “jugada” antes de que concluyera el proceso electoral, permaneció (al menos en el discurso) positivo sobre los resultados de la elección.

“Somos la corriente histórica de la transformación social de México. Tengo la certeza de que la elección del primero de julio la vamos a ganar porque somos la organización política más grande y mejor organizada. Somos un partido político ganador, preparados para ganar y para gobernar”.

RENÉ JUÁREZ CISNEROS: DISCURSO DE UNIDAD 

Fuente: Cuartoscuro

Cuando llegó a la Presidencia del PRI, el guerrerense René Juárez Cisneros también lo hizo con un cambio en el discurso, que en esta ocasión apostó por el llamado a la unidad de los priistas para lograr buenos resultados en la elección del pasado 1 de julio.

“Solo juntos, en una unidad real, sin simulación, sin falsas poses, entendamos que solamente juntos podemos construir la victoria electoral del 1 de julio”, dijo durante su pronunciamiento de entrada.

Además, en esa ocasión y ante los rumores de una posible alianza del PRI con el panista Ricardo Anaya, el líder negó que existiera tal interés y reiteró el apoyo del priismo a su candidato.

En el transcurso de la última etapa de las campañas electorales, el originario de Acapulco afirmó que trabajaba diario para hacer realidad el triunfo de su coalición: “Vamos a hacer realidad ese sueño el primero de julio y llevaremos a Pepe Meade a la Presidencia de la República”.

Sin embargo, también reconoció la difícil posición en la que se encontraba el PRI. 

“Lo peor que pudiésemos hacer es autoengañarnos, sabemos que es una elección compleja, pero tenemos confianza en que vamos a tener éxito, en que vamos a ganar la elección”, afirmó en una entrevista con Grupo Fórmula.

Efectivamente, el sueño no se logró y el 1 de julio las encuestas de salida posicionaban a José Antonio Meade en un lejano tercer lugar, por lo que el dirigente priista tuvo que salir a reconocer que el triunfo favorecía a López Obrador y no a su candidato.

"Nuestro partido seguirá siendo siempre un factor de unidad y estabilidad y nunca de instrumento de división o de discordia. Nadie tiene derecho a enfrentar y dividir a las y los mexicanos. En la democracia se gana y se pierde. Hoy México votó, hoy México decidió"

«René Juárez Cisneros»

El reacomodo llegó al PRI tras la derrota, y parte de los cambios que trajo consigo el trago amargo que les dejaron las elecciones fue la renuncia de René Juárez Cisneros el pasado 16 de julio.

“Hoy veo un PRI alejado de sus bases, que reclama cercanía de su dirigencia y demanda respeto; hoy veo un PRI en el que se ha infiltrado la simulación y demanda democratizar sus procesos internos y la toma de decisiones”, indicó Juárez durante su discurso de renuncia, inaugurando así lo que se volvería el nuevo tono del priismo.

CLAUDIA RUIZ MASSIEU: ¿DEBACLE O REFORMA?

Fuente: Cuartoscuro

Desde su llegada, la nueva dirigente del partido reconoció el difícil momento que le tocó para encargarse del PRI, pues obtuvieron los peores resultados en su historia.

No obstante, para Ruiz Massieu este 2018 trajo la oportunidad al PRI de vivir la gran “reforma del partido” y su discurso ha sido precisamente sobre la renovación del partido y de nueva cercanía con las bases.

"Este 2018 será recordado como el año de nuestra gran debacle o como el año en que iniciamos nuestra gran reforma. Escribir el desenlace de este capítulo depende de todos nosotros"

«Claudia Ruiz Massieu»

Claudia Ruiz señaló que serían las bases las que podrían no solo mantenerlos en pie, sino que gracias a ellas, "podremos levantarnos, reinventarnos y crear el nuevo consenso interno que nos permita recuperar la confianza de los mexicanos”.

En el proceso de reflexión y reinvención del PRI, Ruiz Massieu no descartó la posibilidad de incluso cambiar el nombre del partido.