La historia del 'Bronco', el polémico independiente que no logró ser presidente

Bronco.
El primer candidato presidencial independiente de la historia mexicana.
Bronco.
El primer candidato presidencial independiente de la historia mexicana.

La historia del 'Bronco', el polémico independiente que no logró ser presidente

Bronco.El primer candidato presidencial independiente de la historia mexicana.
Especial/ Nación321
2018-07-01 |21:41 Hrs.Actualización22:20 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, fue el primer candidato independiente a la Presidencia de México

Las elecciones llegaron a su fin y, con ellas, terminó la aspiración presidencial (al menos por ahora) del candidato independiente originario de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, quien tendrá que regresar a su estado natal para retomar su lugar como gobernador de la entidad.

Sin embargo, el camino que llevó a Rodríguez Calderón hasta la boleta electoral no fue sencillo. Aquí te contamos la historia del candidato independiente que este 2018 no logró convencer a los votantes mexicanos.

EL ANUNCIO

En diciembre de 2017, el entonces gobernador de Nuevo León pidió licencia sin goce de sueldo durante seis meses para buscar la candidatura a la Presidencia por la vía independiente. El Bronco ya conocía el camino que le esperaba, pues por esa misma vía se convirtió en gobernador del estado. 

Pero el neolonés no siempre caminó de ese lado, Rodríguez Calderón militó 33 años con el PRI, partido por el cual fue diputado federal de 1991 a 1994; diputado local de 2007 a 2009 y alcalde de García, de 2009 a 2012.

El Bronco aseguró que necesitaba demostrarle a la sociedad que el camino a un verdadero cambio ya no era por medio de los partidos políticos.

"Tenemos que liberar a México; sacar a los institutos políticos del gobierno, todos son iguales, se gastan el dinero de ustedes (los ciudadanos), mientras que nosotros los independientes nos rascamos con nuestras propias uñas, nosotros no gastamos el dinero de la gente, lo que queremos es invertir en escuelas y hospitales".

La historia del Bronco en la carrera presidencial estuvo marcada por la polémica desde el principio. 

Primero, porque varios ciudadanos le reprocharon su intención de ser presidente sin terminar su mandato en Nuevo León, pues cuando ganó la gubernatura (en 2015) prometió no ser un "chapulín político" y quedarse hasta el final del mandato.

Además, dejó algunos pendientes en materia de seguridad, no cumplió su promesa de eliminar la tenencia y se caracterizó por algunas frases polémicas. Con todo y esto, el Bronco decidió lanzarse por "la grande" y hasta pidió permiso a sus gobernados.

LAS FIRMAS, EL INE Y EL TRIBUNAL

Con la anuencia de los habitantes de su estado, Jaime Rodríguez tuvo que sortear otro obstáculo: juntar miles de firmas para poder ser registrado como candidato independiente.

El Instituto Nacional Electoral (INE) tiene como requisito para poder acceder a una candidatura independiente que el contendiente recabe como mínimo 866 mil 593 firmas ciudadanas distribuidas en al menos 17 estados del país, que a su vez deben sumar al menos el 1% del total en la lista nominal de cada una de las entidades. 

El Bronco tuvo cuatro meses para recabar las firmas y aunque la misión parecía imposible, el candidato consiguió presentar 2 millones; sin embargo, la polémica vendría después, pues el INE detectó que de esos apoyos, 388 mil firmas eran falsas y le fue negado (por un breve momento) el registro.

Rodríguez Calderón se inconformó con el resultado del INE y decidió impugnar y dejar todo en manos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). 

Esta instancia ordenó al INE registrarlo como candidato independiente, pues consideró que la autoridad electoral no le dio las audiencias necesarias para la aclaración de sus firmas. 

El Tribunal también revisó las firmas que presentó Rodríguez Calderón y le sumó nuevamente un 12% que el INE ya había dado por inválidas con lo que el aspirante pudo obtener la candidatura.

Y así fue como el Bronco fue a parar a la boleta electoral para competir contra Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT, PES), Ricardo Anaya (PAN, PRD, MC) y José Antonio Meade (PRI, PVEM, Panal); ah, y también contra Margarita Zavala, quien era candidata independiente pero se bajó de la contienda el 16 de mayo.

EL FINANCIAMIENTO ¿ILÍCITO?

Pero los problemas para el Bronco no terminarían ahí, el INE, nuevamente daría un golpe al candidato por recibir 11.9 millones de aportaciones ilícitas de diversas empresas, aunque como el tope para una persona física era de 33 millones de pesos y no lo rebasó, solo fue acreedor a una sanción económica.

Poco después el Consejo General determinó que Rodríguez Calderón había cometido tres "faltas" durante el proceso: 

1. Usó a 652 servidores públicos en horario laboral y mientras era gobernador del estado para recabar las firmas necesarias para lograr su candidatura, por lo que le sumó 2 millones 608 mil pesos a su tope de gastos de campaña, al estimar que a eso equivalía el salario de los funcionarios en cuestión.

2. Tras la investigación, se encontró que El Bronco había recibido casi 4.5 millones de pesos, los cuales habían sido triangulados entre simpatizantes y personas morales. La investigación sigue en curso para determinar si hubo más aportaciones irregulares.

3.  Tres empresas pagaron más de 6.5 millones de pesos a auxiliares del aspirante, pero no los reportó, por lo que el INE también se los sumó a su tope de gastos. 

Además, encontraron depósitos de empresas a tarjetas Saldazo-Oxxo por más de 2.1 millones de pesos, con los cuales se pagaron a más de mil auxiliares registrados por él y esas mismas empresas transfirieron dinero a otros banco para pagar a otros auxiliares un monto de 4.3 millones de pesos.

En esta ocasión, el Tribunal Electoral estaría de acuerdo con el INE en su determinación de que el candidato utilizó recursos prohibidos por las leyes electorales para lograr su candidatura por lo que confirmaron la multa de 739 mil pesos, además de dar vista de la investigación al INE, la PGR, la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales (Fepade), al Sistema de Administración Tributaria y al Congreso del Estado de Nuevo León.

CAMPAÑA EN REDES SOCIALES

Jaime Rodríguez, quien por cierto es Ingeniero Agrónomo Fitotecnista por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), decidió enfocar su campaña en redes sociales, tal como lo hizo cuando fue candidato a la gubernatura de su estado.

Su "revolución cibernética y bronca" consistió en spots difundidos en redes, para compensar el poco tiempo que tuvo en radio y televisión por ser candidato independiente, streaming de sus visitas a mercados y plazas públicas; así como cientos de posteos en Facebook, Twitter y videos de YouTube.

"Raza, como no nos dieron mucho tiempo en radio y televisión, para decir todo lo que tengo que decirles (...) haremos una campaña cibernética y sin gastarnos el dinero de la gente como lo están haciendo los otros competidores"

«Jaime Rodríguez Calderón.»

Incluso, su cierre de campaña, este 27 de junio, fue cibernético, mismo que fue transmitido vía Facebook. Sin embargo, aunque el Bronco quería llegar a 10 millones de espectadores, su punto máximo fue de 4 millones 798 mil personas conectadas. Mientras que en Facebook, los datos finales fueron: 1.9 millones de espectadores, fue compartido 43 mil veces y tuvo 48.3 mil comentarios.

Un dato a destacar es que en esta campaña de internet, Twitter Government anunció que el mensaje emitido por el candidato con más 'likes' fue:

LAS PROPUESTAS

El Bronco no solo destacó por las irregularidades marcadas durante su proceso de recolección de firmas, también estuvo en el ojo del huracán por sus propuestas como la pena de muerte a violadores y asesinos, dar azotes a los delincuentes, sacar a los políticos "huevones" del gobierno, expropiar Banamex o el "Facebook Bronco Investigation".

Pero no todas sus propuestas parecían "chascarrillos", también hizo algunas serias como disminuir el IVA y el ISR, jornadas laborales de cuatro días, respetar los derechos de las minorías, hacer licitaciones abiertas, públicas y transparentes de compras de gobierno, transporte gratuito a estudiantes a cambio de horas de servicio social, que los recursos federales para los estados sean en partes iguales de estado-federación.

Fuente: Jaime Rodríguez Calderón

¿UN MEME O UN CANDIDATO?

Debido a sus propuestas y su manera de hablar, el Bronco fue blanco de críticas... pero también de memes y uno de sus momentos inolvidables ocurrió durante el primer debate presidencial, en el que aprovechó una de sus participaciones para proponer "mochar manos", literalmente, a las personas que conformen el gobierno e incurran en actos de corrupción. Propuesta que mantuvo firme hasta el final de la contienda.

Esa no sería la única vez que haría este tipo de comentarios. En el segundo debate, pidió a AMLO darle un abrazo a José Antonio Meade.

"Andrés, dale un abrazo a Meade; dáselo pues", le pidió el independiente al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT, PES).

La visita de Rodríguez Calderón a Televisa para ser entrevistado en el programa Tercer Grado también estuvo llena de momentos incómodos y confrontaciones, como cuando llamó periodista "palero" a René Delgado o cuando dijo que sería capaz de "mocharle" la mano al presidente Peña Nieto, pero sin duda, lo que quedará en nuestra memoria es el desencuentro que tuvo con Joaquín López Dóriga.

¿Qué pasó? El periodista calificó como "ocurrencia" la propuesta del Bronco de "mochar manos", por lo que el candidato le contestó tajante: 

"Perdóname, ocurrencias han sido tuyas, muchas, que has dicho en la televisión y nadie te las ha criticado", comentario que ofendió a López Dóriga.

Aunque se ostentaba como independiente, el Bronco no se salvó de las críticas propinadas por algunos de los ciudadanos que se lo topaban en sus recorridos, especificamente sobre la manera en que logró entrar a la contienda electoral.

Incluso hubo quienes lo confundieron con un integrante del grupo musical Bronco.

Pero ni las burlas o la poca gente que lo seguía en sus reuniones le quitó al candidato el "buen ánimo", por lo que aseguró que de ganar, invitaría los tacos en El Huastequito de Veracruz, y hasta llegó a poner su casa para armar unas carnes asadas, aunque él sólo ofreció poner un six de cervezas y los invitados tenían que "caerle" con las carnes y todo lo demás.

Bueno, la intención ahí estaba, pero los seguidores del independiente se quedaron con las ganas de la fiesta.

LA CANDIDATURA QUE NUNCA LOGRÓ DESPEGAR

Los números nunca favorecieron a Rodríguez Calderón. Aunque en 2016 se encontraba con 15 puntos en las preferencias electorales, de acuerdo con el Trend de Encuestas de Nación321para finales de marzo de este 2018, cuando empezaron las campañas, contaba con apenas el 1%.

Mientras que la última encuesta de El Financiero publicada el 27 de junio, último día de las campañas electorales, cerró con el 3% de la intención de voto.

Aquí el histórico de preferencias electorales de Jaime Rodríguez Calderón, en donde se observa que pasó de 8 puntos porcentuales en octubre de 2017, hasta llegar a 3% en la última medición.

Fuente: El Financiero

Ni las ocurrencias, ni la campaña en redes, ni el "estilo Bronco" lograron que el candidato tuviera un repunte importante durante la contienda y sus números se mantuvieron siempre bajos.

Fuente: Cuartoscuro

La candidatura del Bronco fue histórica, pero no fue suficiente para convencer a los ciudadanos de que sería la mejor opción para gobernar México, por lo que ahora, según lo que él ha dicho, regresará a terminar su gestión en Nuevo León. 

¿Habrán terminado las aspiraciones presidenciales del Bronco?