El alcalde que se 'vengó' por no ganar su reelección

Buscaba su reelección.
Manolo Agüero quería seguir siendo el alcalde de Jiutepec, Morelos
Buscaba su reelección.
Manolo Agüero quería seguir siendo el alcalde de Jiutepec, Morelos

El alcalde que se 'vengó' por no ganar su reelección

Buscaba su reelección.Manolo Agüero quería seguir siendo el alcalde de Jiutepec, Morelos
twitter.com/ManoloAguero_
2018-07-09 |21:55 Hrs.Actualización21:55 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este es un ejemplo de lo que no queremos ver en las campañas para reelegir funcionarios

El perredista José Manuel Agüero Tovar buscaba reelegirse como presidente municipal de Jiutepec, Morelos, y durante su campaña prometió no cobrar a la población por el servicio de recolección de basura. Pero perdió la elección, regresó a su cargo esta semana y decidió, junto con el cabildo, que de nuevo se realicé dicho cobro.

“Llegamos nosotros con esta propuesta en enero de 2016 de no cobrar el servicio de recolección de basura, éramos el único municipio con este esquema. Sin embargo, como el programa estaba proyectado para seis etapas, recientemente iniciamos la tercera etapa. Por cuestiones naturales no podemos extenderlo más allá de la actual administración”, explicó el edil de Jiutepec.

Agüero Tovar perdió su reelección como alcalde de Jiutepec ante el candidato de la coalición formada por Morena, PES y PT, Rafael Reyes Reyes, quien este fin de semana recibió su constancia de mayoría de votos.

En campaña para reelegirse, José Manuel Agüero realizó un spot con la canción del Mango Relajado, en la que prometía útiles y zapatos escolares, así como recolección de basura gratis, siempre y cuando continuara al frente del ayuntamiento.

Tras regresar a su cargo, Agüero Tovar decidió, junto con el cabildo, volver a cobrar por la recolección de basura, con el argumento de “dejar finanzas sanas en el municipio para la siguiente administración”. Sin embargo, los ciudadanos de Jiutepec mostraron molestía ante esa decisión, pues consideran que se trata de “revanchismo” por parte del perredista. Por un bote grande de basura, el cobro es hasta de 50 pesos, mientras que se cobran 20 pesos por las bolsas más chicas, situación que indignó a los ciudadanos de ese municipio morelense.