Desconfianza y millennials, entre los retos del Instituto electoral del Edomex

Jóvenes mexiquenses.
Una funcionaria de casillas durante la elección para gobernador del Edomex en 2011
Jóvenes mexiquenses.
Una funcionaria de casillas durante la elección para gobernador del Edomex en 2011

Desconfianza y millennials, entre los retos del Instituto electoral del Edomex

Jóvenes mexiquenses.Una funcionaria de casillas durante la elección para gobernador del Edomex en 2011
Cuartoscuro
2017-04-28 |06:13 Hrs.Actualización06:13 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el abstencionismo en el Edomex es más alto que los votos de cualquier partido

El Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) tiene retos claros para los comicios del 4 de junio, en donde se elegirá al próximo gobernador: un viejo miedo al fraude y la "nueva" generación millennial.

Ambos dibujan el escenario que enfrentan los árbitros de la contienda, el IEEM e INE, cuya tarea principal es promover el voto de los mexiquenses ante un abstencionismo que ha alcanzado el 53% de la lista nominal; sin embargo, la falta de participación no solo es en terreno nacional, la comunidad migrante que reside en el extranjero, principalmente Estados Unidos, tiene la misma desidia cuando se trata de otorgar su voto.

Síguenos en Twitter @nacion321

Pero no son los únicos retos que enfrenta la autoridad electoral, aquí te dejamos otros ejemplos: 

CONFIANZA

El consejero Gabriel Corona, quien fue promotor del voto en el extranjero, admite que los migrantes mexiquenses están más preocupados por su sobrevivencia económica y seguridad, tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Sin embargo, también detecta la otra problemática que perciben los migrantes mexiquenses, relacionada con la desconfianza en las elecciones.

"La mayoría de con quienes platicamos tienen muchos años que se fueron, y cuando se fueron las elecciones eran muy diferentes a como son ahora, se quedaron con esa imagen, de que no vale la pena votar, de que todo está definido"

- ¿Y en el Estado de México la ciudadanía está tornando de esa cultura del fraude a una de mayor confianza?, se le cuestiona al consejero electoral.

“No, en esto, como dice José Woldenberg, en la confianza a través de aciertos se avanza milímetros y con un error se retrocede kilómetros, lo que ha pasado en algunos procesos electorales ha generado un retroceso en esa confianza”, indica.

Derivado de la Encuesta Nacional de Cultura Cívica, recuerda, sólo el 19% de los mexicanos piensa que las elecciones son limpias.  

DINERO

Corona considera que un problema es la dificultad para detectar todo el dinero que se mueve en las campañas electorales, pues se requiere el respaldo de las autoridades fiscales y hacendarias para que este dinero sea identificado plenamente mediante instrumentos como cheques o documentos plásticos.

"Mientras no tengamos ese grado de avance, mientras no tengan las autoridades hacendarias ese grado de avance, no es posible detectar todo el dinero que se mueve en este ámbito, que puede ser el efectivo o de dudosa procedencia"

Además, asegura que la elección de gobernador debe ser limpia, pero los contendientes pueden tener estrategias que no sean del conocimiento de la autoridad electoral, y al no ser denunciadas, pues tampoco podrían ser revertidas.

MILLENNIALS

Para Miguel Ángel García Hernández, también consejero del IEEM, de la llamada cultura del fraude solo quedan vestigios, sobre todo en las nuevas generaciones: los millennials, quienes están más interesados en otras formas de votar, como el sufragio electrónico.

“Estos jóvenes que están entre los 18 y los 30 años, que es más o menos el 30% de la lista nominal de electores, están bajo otra perspectiva”, refiere.

Aclara que el resultado final de la elección dependerá del tipo de campaña de los candidatos, pues los millennials son más inquisitivos, tienen mayor información y no aceptan condicionamientos.

"La generación de ahora está más optimista en saber cómo poder votar, que no solamente se le ofrezca una forma"

Sin embargo, en la elección de gobernador no habrá voto electrónico.

Mucha información

En el mismo tema, Paulina Lemus, recién egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), explica que los millennials viven en un entorno de mucha información, pero no es certera, lo cual provoca incertidumbre y confusión.

“Si algo no te interesa y oyes, y lees y ves mil versiones diferentes, pues entonces pierdes el interés, también la pregunta que nos hacemos es: ¿para qué voy a votar si no me beneficia y no habrá cambios positivos?”, subraya.

La democracia mexicana está descreditada y los partidos políticos son instituciones caducas en su discurso. Lemus agrega que una alternativa para quienes participan en política sería ofrecer acciones, no promesas; actuar con sinceridad y eliminar los privilegios de los políticos.

Baja participación 

Por separado, el presidente del IEEM, Pedro Zamudio Godínez, asegura que el trabajo del instituto abona a disminuir la desconfianza ciudadana, pues ya existen elementos como la lista nominal con fotografía y boletas en talones foliados, que reducen la cultura del fraude.

No obstante, percibe una característica que estaría impactando en la participación electoral de los millennials.

"Sabemos que un grupo de edad importante, después de los 25 y hasta los 40 años participa poco, y estamos buscando incrementar esa participación"