Del Mazo en la Universidad Anáhuac y respuestas ensayadas

Encuentro.
El priista posando para la foto con los jóvenes estudiantes
Encuentro.
El priista posando para la foto con los jóvenes estudiantes

Del Mazo en la Universidad Anáhuac y respuestas ensayadas

Encuentro.El priista posando para la foto con los jóvenes estudiantes
Enrique I. Gómez
2017-04-27 |21:49 Hrs.Actualización21:49 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque todos quieren el voto de todos

Alfredo del Mazo pasea en un semillero de grandes líderes donde no es común leer la caducidad del PRI.

Lejos de encuestas que no le favorecen, incómodos debates y con la suerte en vilo, el candidato al gobierno mexiquense llega al auditorio de la Universidad Anáhuac Norte. “Semillero de talento”, afirma el también vecino y exalcalde de Huixquilucan.

La sinergia es natural, no genera ovaciones, ni largas sesiones de selfies, incluso algunos estudiantes abandonan el lugar cuando Del Mazo aún posa para las fotografías, sin embargo, más de uno se acerca para presentarse como colaboradores de priistas o con la intención de incorporarse a su campaña.
Sus propuestas son joviales, aseguran jóvenes que lo siguen hasta su camioneta blanca.

Síguenos en Twitter @nacion321

“Innovadoras, que otros políticos no las tienen y nos vienen a decir lo mismo de antes, en la parte del emprendedurismo juvenil”, señala Corina Castrejón, estudiante del primer semestre de Derecho.

Es una mañana sin sobre saltos, Del Mazo contesta dos rondas de preguntas que por escrito han hecho los estudiantes. Los temas son recurrentes y el candidato tiene ensayada la respuesta: combate a la delincuencia, corrupción, inversiones para el empleo, jóvenes, deporte, cultura…

El tiempo es poco, una hora a lo mucho para la exposición y lectura de preguntas. Entre las interrogantes que por escrito se lleva del Mazo está la de Miguel Ángel García, estudiante del sexto semestre de medicina.

Narra que su hermano estudió la misma carrera. Cuando salió al servicio social en la comunidad de Dolores, municipio de Acambay, lo amenazaron dos veces y en una ocasión atentaron contra su vida.

Hace unos minutos Miguel Ángel levantó la mano para que su pregunta fuera leída, pero el formato del encuentro con el candidato impide conocerla en ese momento.

“Cuando salimos al servicio social nos mandan a las zonas más atrasadas, la seguridad que ellos tienen es ineficaz, por parte de la misma comunidad, (Del Mazo) habla de cobertura de salud, pero nos usan como mano de obra barata, y en el internado trabajamos más de ocho horas, entonces qué propone el candidato”, cuestiona.

Esto también pasa en la zona sur del Estado de México, en el oriente, pero nadie hace nada, insiste el estudiante que viste el uniforme blanco.
Del Mazo se retira lentamente por las escaleras del auditorio. Otra estudiante de medicina lo ve, tiene otra pregunta.

“Han hablado sobre pobreza, economía, muchos problemas sociales, pero no le han dado importancia al aborto, a la ideología de género, porque conforme a eso muchas veces toman las leyes, las modifican”, indica Elia Manzanos, del segundo semestre de medicina.

Hoy no tendrá respuesta, pero Del Mazo asegura que está “encantado de seguir contestando preguntas y de hacerlo través de redes sociales”.  

Tan de buenas están los priistas, que programan una breve conferencia de prensa de tres preguntas, donde Del Mazo vuelve reiterar su estimación a los jóvenes.

“Tenemos 3 millones de jóvenes que van a estar participando en este proceso y que además van a ser decisorios”, reconoce.

¿El PRI no ha caducado?, se le pregunta a la estudiante Corina Castrejón.

“A mi parecer no, porque las reformas que han implementado a un largo plazo sí nos van a traer beneficios”, indica, “es momento de darle una oportunidad de nuevo al PRI”.

La mañana de este jueves los organizadores de los encuentros con candidatos aún no tenían confirmada la asistencia de la aspirante de Morena, Delfina Gómez Álvarez. Del PAN ya acudió Josefina Vázquez Mota.

“No han asumido sus errores, sólo se basan en señalar al de enfrente”, dice la estudiante de Derecho.

Del Mazo toma un respiro, soy un candidato joven aunque tenga canas, dice ante los jóvenes que son parte de su apuesta para ganar los comicios del 4 de junio. Y quienes hoy le han regalado una placida mañana, aunque en su equipo de campaña saben que ya no son tiempos para confiarse.

“No estamos confiados, vamos a ganar”, asegura uno de sus más cercanos colaboradores antes de que se retiren del semillero de líderes.