Con 'merol' y rock urbano, Zepeda cierra su campaña en Neza

El candidato rocanrolero.
Juan Zepeda cerró su campaña con un concierto de rock urbano, en Neza
El candidato rocanrolero.
Juan Zepeda cerró su campaña con un concierto de rock urbano, en Neza

Con 'merol' y rock urbano, Zepeda cierra su campaña en Neza

El candidato rocanrolero.Juan Zepeda cerró su campaña con un concierto de rock urbano, en Neza
José Ríos
2017-05-31 |19:09 Hrs.Actualización21:39 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Zepeda va en tercer lugar en las encuestas

"Pues yo sí me considero una acarreada, pero del rock and roll y del punk", asegura Raquel Téllez, quien llegó al Palacio Municipal de Nezahualcóyotl a disfrutar de la "tocada" que el candidato perredista al gobierno mexiquense, Juan Zepeda, organizó para cerrar su campaña electoral.

Vestida de medias rotas, short de cuero rojo y una playera de Iron Maiden, la fanática rocanrolera considera que el candidato es todo un "rockstar" y, dice, seguramente votará por él este domingo 4 de junio.

Síguenos en Twitter @nacion321

Así como ella, decenas de personas enfundadas con chamarras de piel, se reunieron a bailar a paso de bandas de rock, metal y blues nacional, pues como el rocanrolero que fue en su juventud, Zepeda decidió homenajear a la cultura del municipio en el que creció.

A un par de kilómetros de distancia, en la Arena Neza, su contrincante panista, Josefina Vázquez Mota, organizó un evento de lucha libre para los habitantes de este municipio que vale oro para los partidos políticos debido a su número de electores... pero le faltó barrio, pues estos amantes del rock no estaban ni enterados.

"No sabía, yo me enteré en el Face que harían este concierto y que era gratuito, pero de lucha libre no y eso que sí me gusta la lucha"

«Roberto, 22 años»

Este joven, originario de Chimalhuacán, dijo que su voto será para el perredista porque organiza eventos "chidos".

Son las 5 de la tarde y los rocanroleros conocedores y veteranos arriban en grupos a este festival de rock que arrancó hace un par de horas. Visten playeras de los Doors, Beatles, Metallica, Slayer y de los Rolling Stones, acorde a la tocada donde bandas como Pacheco Blues o Transmetal les hará agitar la cabeza entrada la noche. En el escenario una voz aguardentosa los invita a cartar y bailar. 

El lugar fue vigilado por unos 50 policías quienes cuidan las esquinas del inmueble, en donde -a excepción de una gigantesca lona que cubre el escenario con el retrato del aspirante perredista y el escudo de su partido- no hay banderines u otra tela que haga referencia al cierre de campaña del sol azteca.

Todos visten de negro y el equipo de campaña de Zepeda reparte a decenas de asistentes una playera de dicho color con un logo de Jack Daniel's en el pecho, pero con el nombre del perredista.

"¿Sí les está latiendo este desmadrito? Un aplauso para la banda rockera porque está presente aunque esté lloviendo, griten más fuerte para que Neza tenga más eventos así", dice el vocalista de Hazel antes de cantar "Inhalando el Amor", la cual prende a los asistentes pese al mal clima.

"Arriba las manos cabrones, que Neza está con todo"

"ES UNA FIESTA"

No fue hasta las 6 de la tarde que la estrella de la noche arribara al lugar donde fue presidente municipal del 2013 a 2015. Llegó sonriente, haciendo señas de paz o "cuernitos" metaleros para saludar a los asistentes.

Con chamarra de piel y botas negras para la ocasión, el candidato perredista advierte a los medios que no se vayan tan pronto porque "van a ver que voy a bailar y echarme un palomazo, porque esta es una fiesta".

"En este cierre llego como si fuera el primer día de campaña, véanme, me voy aventar un palomazo, voy a estar conviviendo. Llego con esta energía y con esta energía que traigo, la quiero utilizar para bien, para que cambiemos el Estado de México", advierte.

Mientras, en el concierto dan el pitazo de que llegó el "headliner" para "calentar" los ánimos: "Me acaban de avisar que ya llegó el candidato Juan Zepeda, ojalá y se pueda subir a bailar el cabrón", anunció animado el líder de Hazel.

Zepeda era tratado como beatle: lo saludaron, lo abrazaron, le desearon suerte, se tomaron fotos con él e incluso se tomó unos minutos para echar una zapateada. Todo durante hora y media, hasta que un miembro de su equipo de campaña le avisa que es hora de "rockear" y lo encamina al templete.

"Esta es una fiesta, yo disfruté esta campaña, porque sé que hoy los ciudadanos tienen en este proyecto, un momento histórico para que podamos ser así, felices. Que esa felicidad que hoy estamos transmitiendo sea lo que impere en el Estado de México", comentó el candidato antes de llegar al improvisado backstage.

Con esa misma felicidad, el candidato deseó que los mexiquenses salgan el 4 de junio salgan a votar por un cambio en la entidad. En su último evento público, Zepeda dejó a un lado las acusaciones y destacó el trabajo que sus adversarios hicieron en estos dos meses de campaña.

"A mis adversarios mi absoluto respeto, como me conduje en la campaña, no va a ser distinto. (Quiero) decirles que valoro mucho su esfuerzo que hicieron, sé que hubo un sector importante de la población apoya a cada uno por separado. Pero lamentablemente solo puede haber un ganador, el ganador seré yo, pero gracias por participar".

El organizador del evento se le acerca y mientras revisa su programa, le avisan que entrará cuando el grupo Tex-Tex haya tocado su primera canción. Momentos después, un roadie de esa banda le entrega una guitarra eléctrica para que vaya "afinando".

"Zepeda, Zepeda", gritaban algunos simpatizantes del sol azteca, mientras que los metaleros con coreaban "¡Se empeda! ¡Se empeda!".

Zepeda apareció y recibió el cobijo de los casi dos mil asistentes que llenaron media explanada municipal, según Protección Civil local.

El candidato brincó, coreó y rasgó la guitarra a ritmo de la clásica "¿Qué voy hacer?" a quien dedicó al fallecido integrante de Tex-Tex, Lalo Tex o a "Lalito, el muñeco mayor" como dijo en en el escenario.

Terminó la canción y el candidato no pidió el voto, no habló de propuestas, ni de su rivalidad con Morena o el PRI, agradeció la asistencia de los grupos de rock y la buena vibra de sus "seguidores".

"Este el espíritu que tiene qué tener un gobernante, ustedes me conocen, saben que cuando fui presidente municipal trajimos a grupos como Status Quo. Hay que divertirnos, más allá que elecciones y más allá de esas cosas ¡Disfrútenla, y qué viva el rocanrol".