¿Cómo creer en las autoridades? Esto fue lo que hizo el IEDF

Participación ciudadana.
La ISO 17582 valora la calidad en el registro de votantes las organizaciones políticas y candidatos, entre otros
Participación ciudadana.
La ISO 17582 valora la calidad en el registro de votantes las organizaciones políticas y candidatos, entre otros

¿Cómo creer en las autoridades? Esto fue lo que hizo el IEDF

Participación ciudadana.La ISO 17582 valora la calidad en el registro de votantes las organizaciones políticas y candidatos, entre otros
Cuartoscuro
2017-02-23 |10:08 Hrs.Actualización10:13 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el IEDF quiere que los capitalinos confíen en el resultado de las elecciones

Solo uno de cada 10 mexicanos tiene mucha confianza en las instituciones electorales, de acuerdo con una medición de Latinobarómetro. Hoy, el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) quiere cambiar esa historia y estar a la altura de los mejores del mundo.

Y es que el IEDF busca ser una referente nacional en los procesos electorales a través de una certificación internacional, la ISO 17582, especial para procesos electorales que expiden organismos internacionales avalados por la Organización de los Estados Americanos (OEA). 

Desde 2014, cuando llegó la nueva integración, el consejero Yuri Beltrán Miranda propuso certificar al Instituto "para estar seguros que la calidad de servicios que ofrecemos cumple con estándares internacionales", dijo el funcionario en entrevista con Nación321.

Beltrán Miranda reconoce la molestia de los ciudadanos y la falta de credibilidad de algunas instituciones encargadas de organizar procesos electorales.  

"Estamos muy orgullosos en esta certificación que vamos a obtener porque nos convertirá en el primer organismo local del mundo que obtiene esta certificación (...) Lo que estamos haciendo es garantizar confianza en esta institución"

Normalmente se asume que los institutos locales "no son tan buena calidad", o que quizá en Europa se hacen mejor las elecciones que en América Latina. "Eso es falso. Nosotros estamos acreditando con este hecho que el IEDF está a la altura de los mejores institutos electorales del mundo", dijo Beltrán Miranda. 

El funcionario comentó que la certificación "no nos la dimos nosotros solos", la dio una empresa internacional avalada por la OEA para expedir este tipo de certificación y la dio después de una intensa auditoría.

EL PROCESO PARA OBTENER LA CERTIFICACIÓN

El consejero explicó que las empresas suelen recurrir a una norma de calidad, como la llamada ISO 9001, por ejemplo, u otras normas para garantizar la calidad en su proceso.  

"Hace tres años, la OEA junto con otros organismos internacionales, se pusieron de acuerdo para impulsar una norma ISO específica para organismos electorales, es decir, en lugar de medir cosas  netamente empresariales, ésta (norma) se dedica a aspectos sustantivos de la función electoral", comentó Beltrán. 

Se trata de casos como el registro de candidatos, la ubicación de casillas o el conteo de votos. 

El proceso tuvo tres pasos. 

1. EI IEDF tuvo que diagramar todos los procedimientos. "Si antes se realizaba algo de la misma manera porque así se había acostumbrado un equipo de trabajo, ahora lo que tuvimos que pensar es en una lógica organizacional, hay maneras más eficaces de hacerlo y ponerlo en un diagrama, en un manual y en un procedimiento escrito".

El especialista detalló que se elaboraron 96 documentos para cumplir con este requisito. 

2. Todos los procesos deben tener indicadores de cumplimiento que midan la satisfacción de los usuarios, que en el caso del Instituto se trata principalmente de partidos políticos y ciudadanos.  

3. Los indicadores tienen que mejorar año con año. El consejero puso de ejemplo que si en 2017 se tiene una evaluación de 6.1, el siguiente año debe subir. "Es una mejora continua". 

Según la OEA, el ISO 17582 está vinculado con ocho procesos que son fundamentales para cualquier elección: el registro de votantes; registro de las organizaciones políticas y candidatos; la logística electoral; la emisión del voto; el recuento de votos y la publicación de los resultados; la educación electoral; la fiscalización del financiamiento de las campañas; y la resolución de disputas electorales. 

El fundamento de la norma es el establecimiento de la calidad como la base de los servicios electorales.

SER UN EJEMPLO

Si se trata de una certificación importante, ¿por qué no invitar a que otros institutos locales electorales, o incluso al INE, para que también se animen? 

Beltrán Miranda dijo que es una decisión de cada organismo electoral si se animan o no a buscar esta vía. "Otros institutos electorales locales han destacado por otras cosas, como su producción académica o que tienen un conteo rápido muy bueno".

"Esta política de calidad para nosotros no es como una medalla, es como si te aceptaran en el doctorado. Lo que tenemos que hacer es refrendar esa política de calidad (...) "No quiero ponerme así como 'ejemplo del salón'"

Sin embargo, recomendó que las instituciones electorales se sometan a estándares internacionales, sean transparentes con el principio de máxima publicidad y recurrir a la observación electoral internacional y nacional.

"Para que los institutos electorales sean una caja transparente, que muestren altos estándares de calidad y además sea abierta, muy palpable para los ciudadanos y los partidos que contienden", señaló el consejero electoral.

Asimismo, animó a los habitantes de la Ciudad de México a ser un ejemplo e impulsar la participación democrática en esta ciudad, que en su punto de vista es la más participativa y activa políticamente en el país.