Chiapas: la ruptura PRI-PVEM que está favoreciendo a Morena

Los seguidores de Morena se han incrementado por la suma de verdes e indecisos.
Los seguidores de Morena se han incrementado por la suma de verdes e indecisos.

Chiapas: la ruptura PRI-PVEM que está favoreciendo a Morena

Disputa por ChiapasLos seguidores de Morena se han incrementado por la suma de verdes e indecisos.
Nación321
2018-05-24 |10:44 Hrs.Actualización12:59 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el estado de Chiapas tiene importancia para mantener la alianza del PRI con el PVEM a nivel federal

La ruptura entre el PRI y PVEM en Chiapas ha beneficiado al candidato de Morena

El último episodio de este capítulo comenzó a escribirse el 23 de mayo; ese día el PVEM anunció que competiría con candidato propio en Chiapas y que postularía a Fernando Castellanos Cal y Mayor.

"El Partido Verde Ecologista de México se ha consolidado primera fuerza política en el estado de Chiapas, lo fue en 2012 y 2015, y hoy se refuerza. En este sentido, no es de extrañar que, tras un arduo análisis, ha decidido impulsar a un candidato militante de este Partido para competir por la gubernatura del estado", se lee en el documento. 

Tras ese anuncio, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana en el estado validó el registro de la candidatura presentada por el PVEM, en conjunto con dos partidos locales, pero rechazó validar a Cal y Mayor por no haber pedido en tiempo y forma licencia al cargo de  alcalde de Tuxtla Gutiérrez. El Partido Verde impugnó la resolución, acudió ante el Tribunal Electoral, quien sí aprobó el registro. Cal y Mayor es candidato desde el 25 de mayo. 

Esta candidatura significa la ruptura definitiva entre el PVEM y el PRi en Chiapas. Un conflicto que han tenido por la designación del candidato de la alianza Todos por Chiapas desde el arranque del 2018. Esta es la historia:

Aunque se trata de un estado gobernado por el PVEM, las negociaciones sobre quién tendría la última palabra para seleccionar al candidato (el gobernador Velasco o la dirigencia del PRI con el aval del presidente Enrique Peña Nieto) tensó la relación a nivel local.

El Partido Verde no estuvo de acuerdo con que se eligiera un aspirante palomeado por el PRI e intentó, al inicio del año, postular a Eduardo Ramírez Aguilar, dirigente del PVEM en Chiapas, pero tuvieron un problema con los papeles con el registro y las autoridades electorales definieron que la alianza registrada previamente entre PRI y PVEM debía cumplirse, por lo que tuvieron que acatar la resolución y postular en conjuto a Roberto Albores Gleason. 

Sin embargo, la noche del martes 22 de mayo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) pidió a los cinco partidos de la alianza Todos por Chiapas (PRI, PVEM, Panal, Chiapas Unido y Podemos Mover a Chiapas) que cambiaran la figura de coalición por la de candidatura común. Situación que aprovechó el PVEM para lanzar un candidato propio con dos partidos locales.

Este 24 de mayo, tras unas horas de que el PVEM anunciara que buscaría postular a Fernando Cal y Mayor, el consejo general del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas aprobó que eran viables dos alianzas: la del PRI con el Panal y la del PVEM con Chiapas Unido y Podemos Mover a Chiapas. En ese momento, lo relevante, fue que se dividió la coalición.

Una vez que el Tribunal avaló a Cal y Mayor, quedó definido también que Roberto Albores Gleason seguirá como candidato del PRI-Panal, ya sin el PVEM y sin los apoyos del gobernador Manuel Velasco.

Esta disputa entre el PRI y el PVEM es un elemento adicional para que Morena se perfile por la gubernatura de Chiapas de la mano de Rutilio Escandón.

Al inicio de año, el partido de López Obrador logró fichar al experredista Rutilio Escandón como su candidato, le ofreció una candidatura en alianza con PT y PES. 

Quizá se pensaría que con la trayectoria en un partido y tres como aval, la potencia del abanderado morenista sería imbatible; sin embargo, lo más importante en este avance no son los partidos en alianza sino una confluencia de hechos: 

Primero: Escandón goza del impulso en las preferencias por la presencia recurrente de Andrés Manuel López Obrador en la entidad, pues puede estar unos días en campaña o a veces visita el estado para descansar en su rancho ubicado en Palenque. 

Segundo: tiene ventaja al ser considerado un político cercano al gobernador Manuel Velasco, debido a que fue presidente del Tribunal Superior de Justicia de 2013 a 2018, y en este caso "El Güero Velasco" ha dedicado una buena parte de sus esfuerzos en mantener la popularidad en su sexenio.

Tercero: existe una relación de amistad entre López Obrador y la familia del gobernador Velasco; incluso Fernando Coello, abuelo del mandatario, ha estado en actos de campaña con los aspirantes de Morena en este 2018.

Cuarto: Escandón también puede presumir que dejó en el camino por la candidatura al dirigente estatal de Morena, Óscar Gurría, y al senador ex perredista Zoé Robledo, hijo del ex gobernador del PRI, Eduardo Robledo Rincón.

Quinto: en la contienda también aparece el independiente Jesús Alejo Orantes, un exdiputado del PRI, más identificado como líder cañero de la CNC; aunque su candidatura terminará siendo testimonial pues las encuestas lo ubican abajo del 3% en las preferencias.

En el Frente por México (PAN, PRD, MC), el expriista José Antonio Aguilar Bodegas logró ganar la contienda interna de la alianza de partidos. Luego de 40 años de militancia, se acercó al PRD, partido que lo impulsó para ser el aspirante del Frente. En 2006, había sido candidato del PRI, pero perdió frente a Juan Sabines; con ese pasado, el candidato del Frente ha colaborado para desgranar cierta parte del priismo.

UNA TERCERA ALTERNANCIA 

Chiapas fue un bastión priista por décadas, las administraciones priistas permanecieron hasta el año 2000, cuando Pablo Salazar Mendiguchía fue postulado por una alianza de ocho partidos (PAN, PRD, PT, PVEM, Convergencia, PCD, PAS y PSN) y logró la primer alternancia.

A Mendiguchía lo relevó en el cargo Juan Sabines, quien no logró una identificación clara con el PRD, lo que a la postre favoreció para que en 2012 Manuel Velasco, postulado por el PVEM y el PRI, le diera su primera gubernatura al Verde y una segunda alternancia en el estado.

¿Cómo ha sido el voto en las últimas cuatro elecciones de gobernador?

Además del triunfo con 40 puntos porcentuales de 2012, el gobernador Manuel Velasco puede presumir que hace tres años, en 2015, el PVEM logró ganar 23 de los 24 distritos locales que integran el estado. 

También recibió la mayor cantidad de votos en la elección federal de diputados pues ganó los 12 distritos. El mapa de diputados a nivel federal confirma la alta concentración del voto verde en Chiapas.

Este 2018, la reconfiguración de autoridades será total: además de presidente, senadores y diputados federales, los chiapanecos votarán gobernador, 124 alcaldes  y 40 diputados locales (24 de mayoría y 16 de representación).