Así funcionan las maquinarias de los partidos políticos en el Edomex

Alfredo del Mazo durante un evento en Naucalpan este 30 de mayo
Alfredo del Mazo durante un evento en Naucalpan este 30 de mayo

Así funcionan las maquinarias de los partidos políticos en el Edomex

Cierre de campaña.Alfredo del Mazo durante un evento en Naucalpan este 30 de mayo
Cuartoscuro
Enrique I. Gómez
Corresponsal
2017-05-31 |10:43 Hrs.Actualización10:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque todos hemos escuchado algo de ella

Susana Orozco es una priista del municipio de Tejupilco, quien en las campañas electorales participó como cuadrante para promover el voto a favor del candidato Alfredo del Mazo Maza. Tocó puertas, caminó, trató de convencer, hizo activismo y le prometieron un pago de 500 pesos quincenales.

Ella es una de las miles de priistas que sostienen a la estructura del PRI mexiquense. Estructura que tendrá su prueba de fuego el próximo 4 de junio ante el embate del PAN, PRD y Morena, quienes protagonizan la elección de gobernador más competida de la historia en el Estado de México.

Síguenos en Twitter @nacion321

Dirigentes priistas y el propio Del Mazo respetan a esa estructura tricolor.

“Quiero darles las gracias a todos, especialmente a la gran estructura electoral de nuestro partido”, dijo el candidato priista al gobierno mexiquense el 28 de mayo, durante su cierre de campaña en Toluca.

Para tener una idea de esa maquinaria hablamos con distintos militantes y líderes locales del PRI, quienes tras pedir la reserva de sus nombres, explicaron algunas características de esa famosa estructura tricolor.

(Foto: Cuartoscuro)

En esta campaña de Gobernador, indicaron, fue instrumentada la estrategia de cuadrantes, quienes fueron promotores del voto, particularmente entre ciudadanos ya identificados como cercanos al tricolor.

Describen que fue una estructura piramidal, coordinada a nivel estatal, con una veintena de coordinadores regionales y 136 municipales. Abajo trabajaron otros 750 coordinadores territoriales, dependiendo del tamaño del municipio.

Incluso los cuadrantes superaron al número de secciones electorales en el estado, pues este programa de activismo consideró alrededor de 7 mil 600 comisionados de sección.

En la base de esta pirámide hubo unos 70 mil coordinadores de cuadrantes, es decir, los promotores del voto, detallaron los priistas consultados.

De manera oficial fue una estructura voluntaria, aunque los propios cuadrantes admiten que les pagaron o recibirán una compensación.

A Doña Susana Orozco le ofrecieron un pago de 500 pesos a la quincena durante los dos meses de la campaña electoral. Cuadrantes de otros municipios indicaron que el pago quincenal era de mil pesos. Además, la promesa de en el futuro ser beneficiados con programas sociales del gobierno estatal.

+FP

Otra estructura priista que sobresalió en la campaña fue la de +FP o Más Fortalecimiento Partidista, dirigida por Juan Pedro García, otrora operador de candidatos panistas, y quien también fue nombrado delegado especial del PRI para Texcoco.

Para priistas de otras estructuras, en +FP fueron incluidos militantes que estaban en la banca o incluso resentidos. Su objetivo fue llegar a los ciudadanos sin la bandera institucional del PRI. Dependían directamente del candidato Del Mazo.

“Tenemos el mismo objetivo, pero los métodos no son los mismos, lo de nosotros fue más de palabra, de convencimiento. Fue un convencimiento real, no de dame tu credencial”, revela un integrante de esta agrupación, quien es vecino del municipio de Zinacantepec.

Aseguran que su trabajo fue voluntario, pero activistas de otros municipios reconocen que participaron con la promesa o expectativa de ser incluidos en puestos de gobierno o partidistas.

La meta, refieren, era contar con tres militantes por cada una de las 6 mil 498 secciones electorales del estado, por lo cual debían aglutinar a 19 mil 494 priistas en estas tareas, más otro número igual de mujeres, pues también se contempló la paridad de género.

(Foto: Cuartoscuro)

A estas dos estructuras, también se le debe sumar la llamada estructura magisterial del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM).

Dicha estructura magisterial, de acuerdo con docentes consultados, cuenta con tres subestructuras: la política, de mujeres y jóvenes. La política fue la más involucrada en el apoyo proselitista para Del Mazo.

Hasta ahí parte de las estructuras priistas, sin contar las acusaciones de la Oposición sobre la participación encubierta del gobierno estatal y federal para favorecer a su candidato.

Sacarán toda la fuerza priista

¿Esta elección será una batalla de estructuras?, se le pregunta a la diputada federal del PRI, Carolina Monroy del Mazo.

“Será una batalla de propuestas, será una jornada de mucha alegría, de parte de nosotros el ánimo lo puedes percibir, estamos convencidos, estamos contentos, no sólo seguros de que ganaremos, sino de que tenemos al mejor candidato”, dice. “Tranquilos”.

¿Pero no van a requerir de mover a sus estructuras, me refiero a Fortalecimiento Partidista, promotores…?

“Mira todos los partidos dependen de su organización, en el caso nuestro desde luego que la tenemos, además lo digo con mucha humildad y mucho respeto, es la organización más profesional del país, entonces estamos listos para ganar, pero no por un tema pragmático de sumas de personas o de votos, no sólo por eso, vamos a ganar porque iremos en nuestro caso a votar con emoción, a votar por la razón”.

¿No hay condicionamiento a partir del salario rosa, programas sociales?

“Esos son los dichos de la competencia, de la competencia que se siente perdida y que está en un proceso de franca desesperación”, señala la también exsecretaria general del PRI nacional.

Sin embargo, admite que como nunca viven una elección cerrada y competida. Pero eso los motiva “a sacar la mayor fuerza que traemos los priistas”.

(Foto: Cuartoscuro)

¿Y las estructuras de la Oposición?

A diferencia del PRI, los partidos opositores tienen estructuras más reducidas, que aseguran, son voluntarias. Con eso enfrentarán al tricolor el próximo domingo.

El dirigente estatal del PAN, Víctor Hugo Sondón, indica que en la campaña contaron con 125 estructuras municipales, cuyos militantes trabajaron con “suela, sudor y saliva”. Su número varió de acuerdo al tamaño de la localidad.

“En todo el estado debemos traer de dos mil a dos mil 500 personas de manera permanente, en la calle, en el toca, toca”, refiere. Adicional a ello contaron con voluntarios, en un número no cuantificado.

Sondón cuestiona que el PRI subsidia sus estructuras con dinero del gobierno y paralelamente está el trabajo de los secretarios estatales y federales.

“Siempre hemos enfrentado al PRI con propuestas, aunque tuviéramos para hacerlo jamás haríamos lo que ellos, intimidar o comprar el voto, esas son las dos escalas que tiene el PRI, o inhibirlo”, advierte.

El dirigente de Acción Nacional señala que en esta elección el PRI también recogió credenciales de elector a cambio de dinero, particularmente en zonas donde detectaron una preferencia hacia la Oposición.

MORENA

Horacio Duarte, dirigente estatal de Morena, estima que en esta campaña sumaron alrededor de 40 mil activistas, donde también se incluye a los representantes de casilla.

Asegura que toda la estructura electoral es voluntaria, no recibirán ningún pago.

La estrategia de promoción fue a través de sus comités seccionales, que en la entidad son 6 mil 400, aproximadamente.

(Foto: Cuartoscuro)

Duarte explica que en cada seccional contaron con un mínimo de ocho personas y máximo 50. Dichos mexiquenses sustentan la “implantación territorial de Morena”, uno de los factores que podría determinar el triunfo de su candidata.

Pese a la diferencia numérica con el PRI, desestima la estructura electoral a la que se van a enfrentar el 4 de junio.

“Como dijera Mao Tse-Tung, son gigantes con pies de barro”, señala. “Es querer generar esa percepción de que son poderosos, pero abajo no lo son tanto, se les está desmoronando”.

PRD

El dirigente del PRD mexiquense, Omar Ortega, refiere que en total contabilizaron a unos 30 mil simpatizantes voluntarios en labores de promoción, volanteo y pinta de bardas. Con dicha estructura buscaron “enamorar” a la ciudadanía.

“Nos corresponde en ocasiones ver el tema de los viáticos, pero como un apoyo económico como tal, no, porque no nos daría. Imagínate un gasto para poder tener 30 mil personas trabajando en las calles”, dice.

En este ejército están incluidos los 18 mil 550 promotores, quienes realizaron la tarea de convencimiento, mientras en las brigadas de volanteo participaron hasta 8 mil simpatizantes.

Señala que los promotores instrumentaron una visita domiciliaria de convencimiento, mediante segmentaciones basadas en un análisis estadístico de las secciones electorales que son prioritarias, con la estrategia de “mantener, conquistar y contener”, dependiendo de la votación obtenida en elecciones anteriores.

(Foto: Cuartoscuro)

Otra estrategia fue el brigadeo que apuntó a las zonas más concurridas, ahí se entregaron volantes, pero sin una labor de convencimiento. Una tercera consistió en la pinta de bardas y difusión de la imagen del candidato.

“Hacemos que un promotor pueda, en su caso, promover hasta 100 personas, y una vez que las tiene promovidas, dividimos por movilizadores, serán cuatro movilizadores por cada 25 promovidos para que el ejercicio del día de la elección sea más tranquilo”, señala.

Aclara que no es un acarreo, sino una invitación para votar. “Cosa que hacen todos los partidos políticos”.

Adicional a ello cuentan con el voto natural que deriva de la inconformidad social y las condiciones en las que viven los mexiquenses.

Ortega considera que la estrategia del PRI fue clara: no difundir la elección del 4 de junio, pasear poco a su candidato, y confiar en lo que haga su estructura.

“Ellos trabajan por cuadrantes muy pequeños, entre dos y tres familias, que les untan de manteca los bigotes, por decirlo de alguna manera, obviamente que para ellos genera un gasto impresionante de recursos, porque para poder convencer lo hacen a través de los programas sociales, en metálico, con la promesa de trabajo”, esgrime.