AMLO, Meade y Anaya: lo que NO pueden hacer en precampaña

Aspirantes.
Ellos son los principales rostros de la elección presidencial en México
Aspirantes.
Ellos son los principales rostros de la elección presidencial en México

AMLO, Meade y Anaya: lo que NO pueden hacer en precampaña

Aspirantes.Ellos son los principales rostros de la elección presidencial en México
Especial
2017-12-14 |05:57 Hrs.Actualización11:24 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque queremos que la elección presidencial del 2018 sea equitativa

Ya estamos en esa bonita época electoral llamada precampañas pues a partir de este jueves, José Antonio Meade, precandidato del PRI; Andrés Manuel López Obrador, de Juntos haremos historia; y Ricardo Anaya, de Por México al Frente, recorreran todo el país en busca del voto de la militancia; pero ojo, hay cosas que aún no pueden hacer porque todavía no estamos en campañas.

Sí, suena complicado, pero justo acá te explicamos de qué van las precampañas y todo lo que todavía no pueden hacer los precandidatos.

¿QUÉ ES UNA PRECAMPAÑA?

Es el conjunto de reuniones públicas, asambleas, marchas y en general aquéllos actos en los que los precandidatos se dirigen a afiliados, simpatizantes y militantes del partido que los apoya con el objetivo de convertirse en el candidato oficial.

La etapa de precampaña es necesaria para garantizar la vida democrática de un partido, pero también es un proceso complejo en donde es posible caer en un acto anticipado de campaña si no se siguen las reglas del juego.

Y no importa que los partidos tengan precandidatos únicos, también tienen derecho a recorrer el país en busca de la simpatía de sus militantes y simpatizantes.

LO QUE NO SE VALE 

De acuerdo con la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe), hay varias cosas que no deben hacer los precandidatos durante este periodo que va del 14 de diciembre al 11 de febrero. 

Por ejemplo, el artículo tercero de dicha ley establece que se entenderá como acto anticipado de campaña las "expresiones que se realicen bajo cualquier modalidad y en cualquier momento durante el lapso que va desde el inicio del proceso electoral hasta antes del plazo legal para el inicio de las precampañas, que contengan llamados expresos al voto en contra o a favor de una precandidatura".

En otras palabras, ninguno de los aspirantes puede decir: vota por mí

Tampoco tienen derecho a contratar tiempos de radio y televisión. La Legipe detalla que pueden acceder a esos tiempos exclusivamente a través del tiempo que corresponda al partido. 

"Queda prohibido a los precandidatos a candidaturas a cargos de elección popular, en todo tiempo, la contratación o adquisición de propaganda o cualquier otra forma de promoción personal en radio y televisión. La violación a esta norma se sancionará con la negativa de registro como precandidato".

Tampoco pueden rebasar el tope de gastos de precampaña, que fue establecido en 67 millones 222 mil 417 pesos. 

Y olvídense de recibir 'regalitos' del precandidato pues no pueden repartir materiales para darse a conocer que no sean textiles. Es decir, las plumas, llaveros, calendarios, cubetas, tortilleros, panfletos, tarjetas de regalo, etc., están prohibidos durante esta etapa.

El INE recomendó a los medios de comunicación durante esta etapa y en la campaña, que haya equidad en la difusión y cobertura informativa, que la presentación de la información sea imparcial y neutra y que no transmitan publicidad o propaganda presentada como información periodística. 

LO QUE SÍ PUEDEN HACER

Los precandidatos pueden difundir escritos, publicaciones, imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones con el propósito de dar a conocer sus propuestas y obtener la candidatura del partido o coalición que los respalda.

Pero ojo, en todo momento se deberá señalar, de manera expresa, por medios gráficos y auditivos, que se trata de un precandidato.

Por cierto, toda la propaganda que se utilice deberá ser retirada por lo menos tres días antes al inicio del plazo para el registro de los candidatos.

Durante las precampañas, los precandidatos tendrán acceso al tiempo de radio y televisión que le asigne la autoridad. El INE pondrá a disposición de los partidos, en conjunto, treinta minutos diarios en cada estación de radio y canal de televisión.

Cada partido decidirá libremente la asignación, por tipo de precampaña, de los mensajes que le correspondan.