5 ahorros que nunca imaginamos ver en la política

Hora de ahorrar.
Una vez que AMLO llegue a la Presidencia comenzará una nueva etapa donde se implementarán diversos ahorros
Hora de ahorrar.
Una vez que AMLO llegue a la Presidencia comenzará una nueva etapa donde se implementarán diversos ahorros

5 ahorros que nunca imaginamos ver en la política

Hora de ahorrar.Una vez que AMLO llegue a la Presidencia comenzará una nueva etapa donde se implementarán diversos ahorros
Pixabay
2018-07-18 |07:39 Hrs.Actualización07:39 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque AMLO ha prometido usar esos recursos para tareas más urgentes

Con su llegada a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador ha prometido que se llevarán a cabo múltiples ahorros de recursos públicos. Hasta ahora, los mexicanos estábamos acostumbrados a que cada año, por ejemplo, subiera el sueldo de los altos funcionaros, pero eso está por cambiar.

Estos son cinco ahorros que nunca imaginamos que haría el gobierno y que lanzará AMLO con su llamada "cuarta transformación" de México.

1. REDUCCIÓN DE SUELDOS

El virtual presidente electo López Obrador ya anunció que reducirá en 60% el sueldo que actualmente tiene el presidente de la República, Enrique Peña Nieto. Por ello, AMLO ganará mensualmente 108 mil 248 pesos y con ello también se reducirá el sueldo de todos los altos funcionarios del país, pues la ley señala que nadie puede ganar más que el titular del Ejecutivo. 

Uno de los cargos que verán reducido su salario será el de los senadores, pues AMLO propuso que se reduzca la dieta de cada uno de los 128 miembros de la Cámara Alta de 300 mil a 90 mil pesos mensuales

Los recortes de sueldos que prevé el próximo presidente aplicarían para entre 5 mil a 8 mil servidores públicos, de acuerdo con El Financiero.

2. VIÁTICOS MÍNIMOS

Entre los 50 puntos de su plan de austeridad, López Obrador señaló que "los viáticos se limitarán a lo indispensable". En ese sentido, el senador electo por Morena, Martí Batres, estimó que se pueden ahorrar alrededor de 220 millones de pesos en pasajes y viáticos solo en la Cámara Alta. 

Hace varios meses, en Nación321 te contamos de cinco viajes inexplicables y caros que hicieron los senadores al extranjero, con gastos de cientos de miles de pesos en boletos de avión y de decenas de miles de pesos en viáticos. Justo esta es la clase de viajes que Morena planea recortar en el Senado.

3. ADIÓS A LAS CAJAS CHICAS

Seguro recuerdas los llamados moches, que son sobornos que obtienen los legisladores por hacer asignaciones de recursos en el presupuesto para obras públicas y que los contratistas les dan. Pues en la "era de AMLO" se acabarán. 

En su plan de austeridad, el morenista planteó puntos para acabar con las partidas del presupuesto que usan a discreción los diputados y senadores, además de cancelar los fideicomisos o cualquier otro mecanismo financiero para ocultar fondos públicos. Plantea, en pocas palabras, acabar con las cajas chicas de los funcionarios de gobierno y legisladores.

4. NADA DE LUJOS NI HELICÓPTEROS

AMLO señaló que para ahorrar recursos públicos se tomarán medidas como no remodelar oficinas de los altos funcionarios ni comprar mobiliario de lujo. Además, no se comprará equipo de cómputo en el primer año de su gobierno y se pondrán en venta todas las aeronaves oficiales, con excepción de las indispensables. Sí, se acabaron los viajes en helicóptero de funcionarios para fines personales.

Otra medida de conducta que implementará la nueva administración federal será la de no permitir que se beban bebidas alcohólicas en las oficinas públicas y que los trabajadores de confianza trabajarán de lunes a sábado, por lo menos ocho horas diarias. Es decir, se ahorrarán recursos y los funcionarios trabajarán más.

5. ADIÓS A LOS SÉQUITOS Y ESCOLTAS

Quizá alguna vez has visto cómo pasa por las calles un alto funcionario; o cómo entra con su séquito de asesores y guardaespaldas a un restaurante. Pues todo eso se acabará con el próximo gobierno. 

AMLO ha planteado que solo tendrán chofer los secretarios y subsecretarios de Estado. Que cada miembro del gabinete no tenga más de cinco asesores, y que ningún alto funcionario tendrá guardaespaldas, ni policías ni militares custodiándolo, al menos que se trate de los responsables de la seguridad pública.