4 cosas que aprendimos con los anteriores debates del Edomex

Debate.
Alejandro Encinas, Eruviel Ávila y Francisco Bravo Mena debatieron en junio de 2011
Debate.
Alejandro Encinas, Eruviel Ávila y Francisco Bravo Mena debatieron en junio de 2011

4 cosas que aprendimos con los anteriores debates del Edomex

Debate.Alejandro Encinas, Eruviel Ávila y Francisco Bravo Mena debatieron en junio de 2011
Especial
2017-04-25 |06:05 Hrs.Actualización06:05 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este martes se da el primero de dos debates en la entidad mexiquense

Hoy seis candidatos al gobierno mexiquense confrontarán sus proyectos de gobierno ante las cámaras de televisión y el internet, con el fin de cosechar el mayor número de votos rumbo a los comicios del 4 de junio.

Este será el primero de dos debates que tiene programado organizar el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), ejercicio relativamente nuevo en comicios de gobernador, pues la primera vez que se efectuaron fue en 2011. Sí, en la pasada elección estatal. ¿Qué aprendimos?

1. ¿GANAR DEBATE=TRIUNFO?

No, no es garantía para triunfar en una elección. En los dos debates realizados en junio de 2011, el entonces perredista Alejandro Encinas fue considerado el ganador por sus argumentos, cuestionamientos a los oponentes e imagen; sin embargo, eso no fue suficiente para ganar la votación.

Por el contrario, Eruviel Ávila, el candidato del PRI-PVEM-Nueva Alianza, quien durante los debates eludió ataques, argumentando que priorizaba las propuestas, terminó ganando los comicios de gobernador.

2. IMPORTA HASTA EL MAQUILLAJE

El candidato más vapuleado por la imagen que mostró en el primero de aquellos debates fue Ávila, cuyo maquillista exageró el rubor en sus mejillas, ganándose en medios de comunicación el mote de “chapitas”. Pese a al exceso de maquillaje arrasó en los comicios de gobernador.

El priista también destacó por su estrategia de no engancharse con las críticas que se lanzaban contra él, apareciendo siempre con una sonrisa congelada.

Por el contrario, el tercer candidato, Luis Felipe Bravo Mena, del PAN, quien optó por una estrategia más conservadora, al presentarse con una imagen más formal, obtuvo una calificación de regular a bajo, de acuerdo con sondeos realizados después de los dos debates.

En materia de imagen, Encinas fue recordado por su corbata a rayas que distraía, además de un reloj de exagerada dimensión y sus zapatos con suela de goma, mientras el panista Bravo Mena destacó por la corbata chueca y esa rigidez en sus movimientos corporales.

3. ¡TRAPITOS AL SOL!

En el primer debate de 2011, los tres aspirantes lanzaron acusaciones a discreción contra el pasado de sus oponentes. Al priista lo denostaron por su vínculo con el exgobernador Arturo Montiel, a Encinas por la subordinación hacia Andrés Manuel López Obrador, y a Bravo Mena por supuestamente pertenecer a la agrupación ultraconservadora denominada El Yunque.

Los fraudes millonarios también fueron materia de ataques, Encinas, quien fue el más aguerrido en aquel primer debate, denunció un desvío de mil 500 millones de pesos del gobierno de Peña Nieto al SNTE, ocurrido en 2009, y retomó un discurso de Ávila Villegas donde considera al exgobernador Montiel como una “antorcha” que vive entre los priistas.

Eruviel Ávila optó por casi no responder a los ataques, insistió más en sus propuestas.

Distinta era la geopolítica en 2011, pues Alejandro Encinas fue postulado por el PRD, PT y Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano), mientras Ávila Villegas iba con la coalición PRI-PVEM-Nueva Alianza, y Acción Nacional se presentaba como un contendiente solitario.

4.  PROPUESTAS IMPORTAN… BUENO, NO TANTO

En el segundo debate, efectuado el 22 de junio de 2011, tal vez conscientes de que era tiempo de exponer más propuestas, los candidatos coincidieron en disminuir la rispidez. Entorno que favoreció nuevamente a Ávila Villegas, autodefinido como el “candidato de las propuestas”.

En este segundo encuentro, Bravo Mena acusó a Encinas de bloquear una posible alianza entre sus dos partidos, a lo cual el de izquierda contestó que tenían diferentes ideologías.

"Tú impediste que se unieran las fuerzas (de Oposición) para cambiar las cosas en el Estado de México", esgrimió el panista cuando Encinas llamó a reflexionar un voto útil en favor de su causa. En aquel entonces Acción Nacional caminaba hacia una debacle electoral que se confirmaría en los comicios de julio.

Y otra vez la figura de Andrés Manuel López Obrador salió a relucir.

"Alejandro, tú no tienes autoridad moral porque eres enviado de Andrés Manuel", aseveró el panista para exorcizar al fantasma de su declinación que aparecía en aquellos días.

Era otra elección, pero con personajes y conflictos que siguen vigentes en los actuales comicios de gobernador.

La diferencia es que esta noche el doble de contendientes debatirán durante 90 minutos en el salón de sesiones del Consejo General del IEEM, en un escenario donde la oposición va completamente dividida, mientras el PRI mantiene su alianza histórica con el PVEM y Nueva Alianza, sumando a Encuentro Social.

A partir de las 20:00 horas es la cita, donde debatirán sobre los temas de seguridad pública y justicia, combate a la corrupción y desarrollo social, moderados por el periodista Javier Solorzano.

Estarán sentados ante una mesa que tendrá un formato tipo “V”, en sillas fijas de cuatro patas para evitar movimientos, y las tomas de televisión serán en médium. Será una película distinta a la de 2011, aunque el guion final podría repetirse.