Lo ilógico de las precampañas presidenciales

2018-01-19 |05:59 Hrs.Actualización05:59 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque, en los hechos, las precampañas no están cumpliendo su propósito

Seamos sinceros, las precampañas electorales ya están funcionando como si se tratara de las propias campañas presidenciales

Aunque no pueden llamar al voto por ellos, los tres precandidatos de los partidos políticos están aprovechando esta etapa del periodo electoral, establecida por el Instituto Nacional Electoral (INE), para posicionar mediáticamente su nombre y sus propuestas con miras a lograr la victoria el próximo 1 de julio.

Pero a los ciudadanos no todo nos queda claro, e incluso nos molesta. Por eso aquí te dejamos tres aspectos ilógicos de las precampañas presidenciales.

1. PRECANDIDATOS ÚNICOS

Ya estamos viendo a los presidenciables de los partidos encabezar mítines y reuniones donde hablan sobre sus propuestas y atacan a sus adversarios, como si se tratara de una típica campaña electoral, ¿apoco no? Pero, oficialmente, el proceso está en tiempos de precampañas.

¿A qué nos referimos? El INE estableció el periodo entre el 14 de diciembre de 2017 y el 11 de febrero de 2018 para que los partidos seleccionaran democráticamente a sus candidatos de entre varios aspirantes. El detalle está en que todos los partidos políticos tienen precandidatos únicos a la Presidencia, debido a que al interior de sus institutos políticos lograron acuerdos para que solo uno de sus miembros buscara la candidatura.

Entonces, ¿para qué abrir un periodo de precampañas si, al final, los únicos que aprovechan este espacio ya tienen asegurado su lugar en la boleta?

Sí, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador, prácticamente ya ganaron por default las candidaturas de sus respectivas coaliciones. Así como que las precampañas no tienen mucho chiste, ¿no crees?

2. SPOTS MAÑOSOS

Durante las precampañas, los precandidatos no pueden llamar a la ciudadanía en general a votar por ellos, porque en teoría están compitiendo con otros políticos de su partido para ganar la contienda interna de sus coaliciones. Pero seguramente has visto o escuchado un spot que hace alusión a Anaya, Meade o AMLO recientemente.

Esto se debe a que el INE autoriza a los precandidatos promocionarse en los medios. Y los partidos llevan al límite las reglas establecidas por el INE para promocionar a sus respectivos precandidatos únicos.

Como la ley indica que los spots de precampaña deben dirigirse a los militantes de los partidos, los partidos solo añaden una leyenda con esa aclaración al final de su spot para que sea viable su transmisión. ¡Pero los anuncios los ven todos, no importa si son militantes del partido, de otro instituto o de ninguno!

Tenemos el ejemplo de Ricardo Anaya, precandidato único de la coalición por México al Frente, cuyos spots señalan "Mensaje dirigido a militantes del PAN".

O el caso de este spot de José Antonio Meade, que señala al inicio y en letras pequeñas "Mensaje dirigido a los miembros de la Convención Nacional de Delegados del PRI".

En el caso de Morena, sus spots hacen alusión a "ya sabes quién". ¿Crees que se refieran a López Obrador?

Como puedes ver, en ningún caso hay contraste de propuestas entre precandidatos de esos partidos... porque solo hay un aspirante a cada candidatura.

3. Y TODO ESTO LO PAGAS TÚ

Para el proceso electoral de 2018, el INE solicitó un presupuesto histórico de 6 mil 788 millones de pesos, de los cuales los partidos se dividen 2 mil 148 son para gastos de campaña.

Del presupuesto que tiene cada partido, pueden gastar hasta 67 milllones 222 mil 417 pesos en sus precampañas presidenciales. Es decir, los nueve partidos políticos con registro nacional pueden gastar hasta 605 millones mil 753 pesos en precampañas que prácticamente ya tienen ganador.

Y sí, quizá no quieras recordarlo, pero el presupuesto del INE y de los partidos políticos sale de tus impuestos