¿Por qué los senadores viajan tanto a Panamá, París y Nueva York?

¿Qué tienen estas ciudades?
¿Su atractivo turístico atrae a los senadores o hay otras razones de fondo?
¿Qué tienen estas ciudades?
¿Su atractivo turístico atrae a los senadores o hay otras razones de fondo?

¿Por qué los senadores viajan tanto a Panamá, París y Nueva York?

¿Qué tienen estas ciudades?¿Su atractivo turístico atrae a los senadores o hay otras razones de fondo?
Especial/Nación321
2017-11-17 |06:25 Hrs.Actualización06:25 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque queremos saber si las razones de los viajes justifica el uso de recursos públicos

Cuando piensas en destinos como París y Nueva York quizá te acuerdas de la Torre Eiffel o la Estatua de la Libertad. Son ciudades muy turísticas y emblemáticas.

Pues resulta que son dos de los lugares más visitados por los senadores. En solo un año y 10 meses, de septiembre de 2015 a junio de 2017, han salido 12 comitivas a París y 10 a Nueva York.

La docena de visitas a París ha tenido un costo de 3 millones 919 mil 85 pesos. Esto significa que en promedio en cada viaje a París un senador gasta 135 mil 141 pesos.

Si quieres saber el nombre del que más recursos públicos necesitó para cumplir la comitiva fue la senadora del Partido del Trabajo (PT), Luz María Beristáin.

La senadora Beristáin utilizó un vuelo de 108 mil 596 pesos, más viáticos de 115 mil 55 pesos, lo que da un total de 223 mil 651 pesos de costo total a París.

Una de las principales razones por las que los senadores van a París es porque en esta ciudad se ubica la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Aquí están sus oficinas centrales y el Senado tiene una relación permanente con esta organización. 

Algunos de los eventos a los que han asistido los senadores son la Conferencia sobre el Cambio Climático, la Red Parlamentaria Mundial, así como los foros anuales.

NUEVA YORK

En el caso de Nueva York se han erogado 2 millones 448 mil 124 pesos en las 10 salidas que ha habido en la LXIII Legislatura, de septiembre de 2015 y hasta junio de 2017. 

Quienes han gastado más han sido la senadora del PT, Ana Guevara, con un total de 108 mil 360 pesos de viáticos más avión, así como la priista Lilia Merodio, quien gastó 106 mil pesos. Ambas para un viaje de cuatro días. 

En el caso de Nueva York una de las principales razones es por la asistencia a las Naciones Unidas, cuyas oficinas centrales se encuentran en la Gran Manzana, según explicó la senadora Laura Rojas, quien ha tenido seis visitas a esta ciudad en un año y 10 meses.  

En promedio, los senadores gastan 75 mil 351 pesos en sus salidas a Nueva York.  

LA CIUDAD MÁS VISITADA

Sin embargo, quien se queda el primer puesto es una ciudad latinoamericana. Se trata de Panamá, capital de Panamá. Aquí uno de los principales atractivos turísticos es el gran Canal, además de algunas playas y reservas naturales.

En Panamá se han realizado las conferencias y foros del Parlamento Latinoamericano (Parlatino), uno de los organismos legislativos en los que participa el Senado de manera permanente y cuya sede se ubica en Panamá. Otro organismo similar, el ParlAmericas, que lo preside la priista Marcela Guerra, también ha realizado eventos en esta ciudad.

A Panamá se tiene registro de 17 salidas en lo que va de la LXIII Legislatura (septiembre 2015-junio 2017).

Visitar Panamá ha tenido un costo de 3 millones 861 mil pesos, con un costo de viaje promedio de 56 mil 784 pesos, incluyendo boleto más viáticos.

Los viajes más caros los hicieron tres senadores del PRI: Esteban Albarrán Mendoza, Jesús Priego Calva y María Lorena Marín Moreno con costos promedio de 79 mil pesos para un viaje de dos días al Seminario regional sobre los objetivos de desarrollo sostenible para parlamentos de América Latina y el Caribe.

¿Y EN MÉXICO?

Aunque solo el 11% de los 201 viajes de los senadores han sido nacionales, en México hay un destino más atractivo: Mérida, Yucatán. 

Esta ciudad ha sido sede de seis comitivas. El mayor gasto lo hizo la panista Laura Guadalupe Herrera, con un gasto de 10 mil 725 pesos para una reunión de la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea. 

Después le sigue Cancún, con cinco viajes. El viaje más costoso fue de la priista Marcela Guerra, con 19 mil 629 pesos entre pasaje aéreo y viáticos en un evento de la Organización de los Estados Americanos (OEA).