Nuevos diputados comienzan la legislatura en 'bancarrota'

Los nuevos diputados no tendrán dinero para administrar durante los próximos meses
Los nuevos diputados no tendrán dinero para administrar durante los próximos meses

Nuevos diputados comienzan la legislatura en 'bancarrota'

Sin lana.Los nuevos diputados no tendrán dinero para administrar durante los próximos meses
Cuartoscuro
2018-09-13 |10:35 Hrs.Actualización10:34 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la partida de subvenciones es la de mayor opacidad en el Congreso mexicano

La 64 Legislatura ya está instalada en el Congreso, pero los nuevos diputados se encontraron con una sorpresa: las cuentas bancarias que deberán administrar están vacías.

Esto, debido a que sus antecesores se gastaron 614 millones de pesos durante su último año de ejercicio, de acuerdo con Reforma. 

Este dinero se conoce como subvenciones, una partida que los legisladores utilizan para diversas actividades parlamentarias, pero que no tienen la obligación de transparentar al 100% y solo rinden informes cuatrimestrales generales.

Durante este año, entre marzo y agosto, los grupos parlamentarios gastaron 485.2 millones de pesos y se distribuyeron 128.8 millones de pesos que habían guardado anteriormente las fracciones anteriores, según los últimos informes financieros consultados por el diario capitalino.

Este dinero fue administrado por todos los grupos políticos de San Lázaro, PRI, PAN, PRD, Partido Verde, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza, Morena y Encuentro Social, y el problema es que no se sabe a dónde fue a parar este dinero.

¿DE A CÓMO LES TOCÓ?

Según Reforma, el PRI recibió 183.2 millones de pesos, pero como había ahorrado anteriormente, al final gastó 245 millones, de los cuales declararon 8.3 millones de pesos a "transferencias internas", 40 millones para "servicios profesionales" y "a otros servicios generales" le destinaron 173 millones.

El partido blanquiazul percibió 105 millones de pesos, pero como tenían 19.2 millones ahorrados, al final gastaron 124.2 millones de pesos. 

De ese dinero, este partido se quedó solamente con un saldo de 735 mil pesos y registró 59 millones como "servicios generales".

Ni Morena se salva de este problema porque también gastó toda su lana, al informar un gasto de 48.5 millones de pesos de los 47 millones que habían recibido. De ese dinero tan solo se quedaron con 623 mil pesos, y registraron 17.3 millones para "servicios de comunicación social y publicidad" y otros 26.2 millones para "servicios generales". 

Este dinero que se le entrega a los grupos parlamentarios no cuenta con una fiscalización correcta porque hasta la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no puede revisar esos gastos y mucho menos saber para qué se gasta.

Hasta el momento, no se ha informado si en esta nueva legislatura se eliminará dicha partida.