¡No se peleen, men! Sesión en Diputados termina en trifulca por la UIF (VIDEO)

Jaloneos.
El pleno de la Cámara estalló en caos durante debate de la minuta de las reformas a la Ley de Instituciones de Crédito
Jaloneos.
El pleno de la Cámara estalló en caos durante debate de la minuta de las reformas a la Ley de Instituciones de Crédito

¡No se peleen, men! Sesión en Diputados termina en trifulca por la UIF (VIDEO)

Jaloneos.El pleno de la Cámara estalló en caos durante debate de la minuta de las reformas a la Ley de Instituciones de Crédito
Cuartoscuro
2019-11-06 |17:38 Hrs.Actualización17:38 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esto es un reflejo del nivel legislativo en el país 

En pleno debate y votación de la minuta del Senado que contiene las reformas a la Ley de Instituciones de Crédito, para otorgar nuevas facultades a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaria de Hacienda, el pleno de la Cámara de Diputados estalló en caos.

La aprobación de una “reserva” presentada por la diputada de Morena, Lidia García -lo que implica el regreso de la minuta a los senadores- hizo estallar en cólera al coordinador de la bancada morenista, Mario Delgado, que corrió hasta lo más alto de la presidencia de la Mesa Directiva para encarar personalmente a la presidenta, la panista Laura Rojas.

Aunque en una primera “votación económica” a mano alzada la “reserva” había sido desechada -con una votación mayoritaria poco clara- por petición de la bancada del PES, la presidenta ordenó que la votación se repitiera pero en el tablero electrónico de manera uninominal.

Mario Delgado reclamó a la presidenta este proceder, y al instante la bancada panista en pleno subió también airada a la tribuna, y comenzaron los gritos, jaloneos, golpes que pusieron en riesgo la integridad física de la propia presidenta Laura Rojas, quien de inmediato declaró un receso “por falta de condiciones para continuar los trabajos”.

La diputada Lidia García solo propuso que en las reformas a la Ley de Instituciones de Crédito se establezca que sea la Unidad de Inteligencia Financiera -y no solo el banco- que informe por escrito del congelamiento de cuentas a los cuentahabientes.