Más y más dinero: el crecimiento en el presupuesto de los diputados

San Lázaro.
500 legisladores trabajan en la Cámara de Diputados y ganan cerca de 150 mil pesos al mes
San Lázaro.
500 legisladores trabajan en la Cámara de Diputados y ganan cerca de 150 mil pesos al mes

Más y más dinero: el crecimiento en el presupuesto de los diputados

San Lázaro.500 legisladores trabajan en la Cámara de Diputados y ganan cerca de 150 mil pesos al mes
Cuartoscuro
2017-03-03 |06:13 Hrs.Actualización07:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque es momento de transparentar cada peso que recibe el Poder Legislativo

La Cámara de Diputados ha sido constante en los últimos 17 años, al menos en lo que respecta al crecimiento de sus recursos.

En Nación321 revisamos el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) desde 2000 a la fecha y encontramos que la misma labor, con el mismo número de diputados (500), se ha hecho más cara en México.  

Este año, a San Lázaro le corresponden 7 mil 629 millones de pesos para el desarrollo de sus actividades, una cifra 65.8% mayor (3 mil 029 millones de pesos más) a los 4 mil 600 millones que se le asignaron en el año 2000 (con cifras deflactadas a enero de 2017).

Si observamos el comportamiento en estas casi dos décadas, podemos ver que la Cámara de Diputados ha tenido algunas disminuciones en su presupuesto, aunque solo en el 2010 fue significativa al llegar al 13.8% (989 millones de pesos). También, el presupuesto aprobado para 2017 es menor a lo avalado en 2016 en un 3.62% (287 millones de pesos).

Sin embargo, la disminución para este año viene de la cifra más alta que ha alcanzado el presupuesto de la Cámara de Diputados desde el año 2000, en 2016, cuando llegó a 7,916 millones de pesos.

¿A QUÉ SE DEBE?

El académico Nicolás Loza Otero, consultado por este medio, comentó que cuando el panista Vicente Fox ganó la Presidencia en el año 2000 tuvo que negociar con los gobernadores y diputados, que en su mayoría eran del PRI, para aprobar algunas iniciativas legislativas.

"Implicó intercambiar apoyo legislativo para el Presidente a cambio de dinero, que no necesariamente fue para el legislativo sino para los estados, al uso discrecional de gobernadores, pero es el principio de lo que fue evolucionando y ahora conocemos como los moches, que es dinero que los propios diputados presupuestan para sus distritos y que usan de manera discrecional y clientelar", detalló el académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

"Ese tipo de gastos de los diputados debería desaparecer, porque está al margen de sus funciones (que son legislativas y de control) y por el otro lado es un dinero que alimenta redes de corrupción, redes clientelares de intercambio de obra o favores públicos por apoyo político".        

Sin embargo, Loza Otero comentó que deberíamos estar dispuestos a pagar más por las actividades del legislativo siempre y cuando este poder hiciera su papel de controlar la labor del Ejecutivo. Aunque en este caso reconoció que los diputados mexicanos ha sido históricamente una rama de gobierno débil, poco profesionalizada y en consecuencia con escasa capacidad.

BUROCRACIA Y LUJOS

El diputado federal Jorge Triana comentó en entrevista con Nación321 que México tiene uno de los parlamentos más obesos del mundo, con más legisladores, con más comisiones y con más personal trabajando. 

"Esto dificulta los trabajos y hace que se encarezcan los costos cada año. En la Cámara de Diputados tenemos canchas deportivas, canchas de básquetbol, un gimnasio, salas de uso múltiples, árbitro de futbol, entrenadores, todo pagado con recursos del erario", comentó el panista. Además, describió que en San Lázaro se cuenta con peluquería, guardería y otros servicios. 

"Es una masa burocrática muy grande y la mayor parte del recurso que llega a la Cámara se va al gasto corriente, cerca del 70% o 75%. Si a eso le sumamos que tenemos las 56 comisiones y cada una cuesta alrededor de 150 mil mensuales en promedio y además los 500 diputados, estos factores hacen que tengamos uno de los Congresos más caros del mundo".

Triana comentó que se deberían reducir los recursos a los partidos políticos, así como eliminar las subvenciones adiciones como los famosos bonos navideños o de fin de año.

"Los bonos tendríamos que transparentarlos. Ha habido una suerte de opacidad porque los grupos parlamentarios no tienen personalidad jurídica ni patrimonio propio. No han sido regulados. Podemos saber cuánto dinero reciben, pero no sabemos en qué se lo gastan", detalló. 

Ahora, con el Sistema Nacional Anticorrupción, por mandato de ley los diputados tienen que aprobar un reglamento de transparencia y gobierno abierto, para que los ciudadanos conozcan información que por mucho tiempo se ha mantenido en la oscuridad, como el destino de las partidas. 

Triana sugiere reducir el número de diputados y pasar de 500 a 300. Además, comentó que tampoco es problema que los legisladores ganen cerca de 150 mil pesos mensuales, "sino que la mayor parte de ellos no desquitan ese sueldo".