Lo que se quedó (y lo que se fue) en la nueva Constitución capitalina

Constituyentes.
Los trabajos en la Asamblea arrancaron en septiembre de 2016
Constituyentes.
Los trabajos en la Asamblea arrancaron en septiembre de 2016

Lo que se quedó (y lo que se fue) en la nueva Constitución capitalina

Constituyentes.Los trabajos en la Asamblea arrancaron en septiembre de 2016
Cuartoscuro
2017-01-31 |06:14 Hrs.Actualización14:08 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la CDMX tendrá este martes su primera Constitución 

La Ciudad de México está de estreno: la Constitución capitalina ha quedado lista. 

A lo largo de cuatro meses y medio, los asambleístas constituyentes estudiaron, discutieron e hicieron modificaciones al proyecto de 76 artículos entregado por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en septiembre pasado, el cual será promulgado el próximo 5 de febrero y que entrará en vigor en septiembre de 2017. 

Te presentamos cómo quedaron los temas polémicos, así como la visión de académicos y de los propios asambleístas respecto al trabajo que se realizó en la Constituyente.

LO QUE SE QUEDÓ 

Marihuana 

A pesar de que en el proyecto entregado por Mancera se daba entrada a la discusión del derecho al consumo de marihuana con fines lúdicos, los asambleístas solamente aprobaron el uso de la cannabis con fines medicinales, además de que condicionaron este derecho a lo que se legisle a nivel federal en la materia. 

Esto es lo que se propuso en el borrador entregado por el jefe de gobierno: "En la Ciudad de México no se sancionará en forma alguna el consumo de la cannabis, excepto en caso de peligro o daño a derechos de las demás personas, conforme a los límites que fije la ley. Se promoverá su uso medicinal y la investigación científica de la misma, desde una perspectiva de reducción de riesgos y daños".

Y así quedó en la nueva Constitución: "A toda persona se le permitirá el uso médico y terapéutico de la cannabis sativa, indica, americana o mariguana y sus derivados, de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la legislación aplicable". 

En diciembre pasado, el Senado aprobó la ley en la materia, la cual está a la espera de ser discutida y, si es el caso, modificada en la Cámara de Diputados.

Familias diversas

Este fue uno de los temas en los que las bancadas lograron consenso, pues no sufrió modificación alguna lo que establecía en el proyecto. 

 Así quedó el apartado F del artículo 16 de la Constitución capitalina: "Se reconoce en igualdad de derechos a las familias formadas por parejas de personas LGBTTTI, con o sin hijas e hijos, que estén bajo la figura de matrimonio civil, concubinato o alguna otra unión civil". 

En Ciudad de México los matrimonios entre personas del mismo sexo están permitidos desde el 2010. 

Aborto

En el apartado F, artículo 11 se garantiza el derecho al aborto, mismo que se aplica en la Ciudad de México desde el 2007. 

"Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, voluntaria e informada tener hijos o no, con quién y el número e intervalo entre estos, de forma, segura, sin coacción ni violencia, así como a recibir servicios integrales para acceder al más alto nivel de salud reproductiva posible y el acceso a información sobre reproducción asistida", dice el documento. 

Sin embargo, a decir de Jaime Cárdenas, investigador de la UNAM e integrante de la bancada de Morena, este artículo no quedó totalmente claro, pues no se menciona explícitamente el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo; sin embargo, en diciembre pasado Doleres Padierna, del PRD, aseveró en entrevista con Milenio que este tema no se tocó ni en el proyecto pues ya se cuenta con una ley en la materia, misma que se busca respetar.

Voluntad anticipada

Los capitalinos podrán decidir si quiere someterse a tratamiento en caso de tener alguna enfermedad terminal o incapacitante.

Lo que decía el proyecto: "Se respetará y garantizará la voluntad de cualquier persona con capacidad de ejercicio, respecto a la negativa de someterse a medios, tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar de manera innecesaria su vida, protegiendo en todo momento su dignidad, cuando por razones médicas, fortuitas o de fuerza mayor, sea imposible mantener su vida de manera natural. Para ello se estará a lo que disponga la ley".

Como quedó: "Se respetará en todo momento el derecho fundamental a la autodeterminación personal, la autonomía, así como las decisiones libres y voluntarias del paciente a someterse a tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar de manera innecesaria su vida, protegiendo en todo momento su dignidad. Para ello, se estará a lo que disponga esta Constitución y las leyes".

Revocación de mandato 

Uno de los pendientes que se desahogó durante este fin de semana, fue la revocación de mandato, derecho que quedó plasmado en la nueva Constitución.

"Las y los ciudadanos tienen derecho a solicitar la revocación del mandato de representantes electos cuando así lo demande al menos el diez por ciento delas personas inscritas en la lista nominal de electores del ámbito respectivo.", señala el apartado G del artículo 30. 

Sin embargo, los requisitos para su vinculatoriedad fueron modificados. 

Lo que decía el proyecto: "En el caso de la revocación del mandato, sus resultados serán obligatorios siempre que se manifieste, a favor de ésta, al menos el mismo número de votos con los que la persona titular del cargo fue electa, en el ámbito respectivo".

Como quedó: "En el caso de la revocación del mandato, sus resultados serán obligatorios siempre que participe al menos el cuarenta por ciento de las personas inscritas en el listado nominal de electores del ámbito respectivo y que de éstas el sesenta por ciento se manifieste a favor de la revocación".

Alcaldías 

Las delegaciones capitalinas pasarán a ser alcaldías, las cuales -contrario a lo que se establecía en el proyecto entregado por Mancera- se acordó tengan personalidad jurídica y autonomía con algunas restricciones. 

Este es el párrafo que se le agregó al documento definitivo, el cual será promulgado el próximo 5 de enero. 

"Estarán dotadas de personalidad jurídica y autonomía con respecto a su administración y al ejercicio de su presupuesto, exceptuando las relaciones laborales de los trabajadores al servicio de las alcaldías y la Ciudad". 

"Es uno de los cambios más importantes que va haber y que va a sentir la gente, va a sentir que tiene un gobierno mucho más cercano, porque ya no se va a tratar de delegados", indicó la perredista Cecilia Soto respecto a esta medida. 

Renta básica

En el proyecto de Constitución se propuso otorgar una renta básica universal a los capitalinos, dando prioridad -más no exclusividad- a las personas de escasos recursos; sin embargo dicha propuesta fue sustituida por el otorgamiento de un mínimo vital, cuya entrega estará acotado a las personas en situación de pobreza. 

Compensación por obras

 Los constituyentes aprobaron la mitigación del impacto de obras y proyectos urbanos, con lo que los desarrolladores inmobiliarios deberán pagar una compensación monetaria por las edificaciones que construyan. 

"El daño y deterioro ambiental genera responsabilidad. Quienes lo provoquen están obligados a llevar a cabo acciones para la compensación y la reparación integral del daño, sin perjuicio de las sanciones penales o administrativas que establezcan las leyes", refiere el artículo 21 del proyecto de Constitución.

Fuero

A pesar de una fuerte oposición, alcanzó consenso la desaparición del fuero, que ya no tendrán esa protección los funcionarios del gobierno capitalino, a excepción de los diputados locales para garantizar su libertad de expresión en tribuna.

Consulta popular

También se empoderó más a la ciudadanía capitalina al aprobarse la iniciativa ciudadana, plebiscito, consulta ciudadana y popular. Estos instrumentos permitirán que los habitantes de la capital incidir en decisiones de gobierno y para que las normas locales mejoren en su beneficio. 

Reelección

Habrá reelección de presidentes municipales y diputados locales. A partir del 2018, los jefes delegacionales y diputados locales podrán reelegirse por un periodo adicional.

LO QUE SE FUE 

Voto a los 16

La posibilidad de extender el derecho al voto a los jóvenes a partir de los 16 años fue desechada de la Constitución al no alcanzar la mayoría calificada. 

El proyecto, en su punto tres del artículo 29 establecía que "el derecho al sufragio inicia a los 16 años, en los supuestos previstos por esta Constitución y las leyes en la materia", mismo que fue quitado del documento final. 

Dicha propuesta era impulsada por las dos principales fuerzas políticas en la Ciudad de México: el PRD y Morena; mientras que el PAN y el PRI la rechazaron desde comisiones al considerarla como anticonstitucional.

Derecho a la vida

Por considerarlo un derecho con el que se buscaba criminalizar el aborto, asambleístas constituyentes desecharon este derecho propuesto por la bancada panista y respaldada por el Partido Encuentro Social (PES) y el PRI. 

Plusvalía

Uno de los artículos que generaron escozor dentro y fuera de Xicoténcatl fue el tema de la plusvalía, misma que -de acuerdo con el proyecto de constitución- pasaría a ser propiedad del gobierno, redactado de la siguiente forma: 

"Los incrementos en el valor del suelo derivados del proceso de urbanización, se considerarán parte de la riqueza pública de la ciudad. La ley regulará su aprovechamiento para restaurar los ecosistemas y las zonas degradadas de la ciudad"

Esto se interpretó por especialistas y ciudadanos como un agravio a la propiedad privada, por lo que el apartado 7 del artículo 21 se echó para atrás.

¿UNA CONSTITUCIÓN DE AVANZADA? 

En enero de 2016, el jefe de gobierno lanzó una promesa: la Constitución Política de la Ciudad de México sería progresista. ¿Se cumplió con esta finalidad?

De acuerdo con la diputada del PRD Cecilia Soto, en el documento definitivo de la Constitución local hubo cambios respecto al proyecto entregado por el jefe de gobierno, sin embargo, lo más importante se defendió y se conservó. 

"Es muy progresista. Es un documento diferente al que entregó Mancera, pero digamos que lo más importante lo conserva"

Sin embargo, con ella discrepa el investigador de la UNAM e integrante de la bancada de Morena en la Constituyente Jaime Cárdenas, quien aseveró que el ente legislativo "quedó a deber" un documento de avanzada. 

"No se ha alcanzado la expectativa (...) tenemos una Constitución descafeinada"

En tanto, la investigadora de la Universidad Iberoamericana e integrante de los notables elegidos por Mancera para la redacción del proyecto constitucional, Loretta Ortiz, aseguró que la Constitución local marcará un precedente el cual podría orillar a las autoridades federales a modificar la Carta Magna federal; pero aseguró que se hubiera logrado un mejor documento si se hubieran eliminado los curules plurinominales, que fueron 40 de 100. 

"Progresividad no es izquierda. Progresividad significa el amparo y protección en un estatus mayor de los derechos fundamentales. Y la Constitución, lo es, sin la menor duda"

Con información de Felipe Rodea