Las señales del 'bromance' entre la tía Tatiana Clouthier y Pedro Kumamoto

Kumamoto y Tatiana Clouthier.
Ambos políticos tienen buena relación con las generaciones más jóvenes
Kumamoto y Tatiana Clouthier.
Ambos políticos tienen buena relación con las generaciones más jóvenes

Las señales del 'bromance' entre la tía Tatiana Clouthier y Pedro Kumamoto

Kumamoto y Tatiana Clouthier.Ambos políticos tienen buena relación con las generaciones más jóvenes
Especial/La Casa de Maquío
2018-11-07 |11:42 Hrs.Actualización11:42 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque ambos tienen una buena reputación con los jóvenes 

Tatiana Clouthier, diputada federal y excoordinadora de campaña de Andrés Manuel López Obrador, ha elogiado al exdiputado local independiente Pedro Kumamoto... Y la admiración y el respeto ha sido mutuo. 

Apenas este martes, La Casa del Maquío organizó una plática con ambos personajes, en Culiacán, Sinaloa, donde se abordaron distintos temas de la agenda nacional y de los jóvenes. 

Este miércoles, tras la presentación que tuvieron juntos, Tatiana Clouthier afirmó que Kumamoto "es un chingón". 

A lo que el joven le agradeció el comentario.

Se les ve muy contentos en el vuelo. 

Y esto subió Kuma en sus historias de Instagram. 

De hecho, no es la primera vez que ambos políticos se dan muestras de aprecio. Durante la campaña, la excoordinadora de AMLO dijo que hay "de independientes a independientes".  

Kumamoto le mandó un saludo a Tatiana como respuesta. 

En ese entonces, una usuaria en Twitter le dijo a Tatiana Clouthier que "lástima que no simpatice con López Obrador", a lo que la diputada federal respondió que no se sabía y que no tiene por qué simpatizar con AMLO. "Es ejemplo a seguir". 

Kumamoto renunció al 70% de su sueldo como diputado y lo donó a Corporativa de Fundaciones AC, una organización que se encarga de gestionar el dinero para concretar ideas o proyectos provenientes de convocatorias públicas.  

Además, siempre hizo públicos los razonamientos detrás de sus votos en el Congreso local y presentó la emblemática iniciativa "Sin voto no hay dinero", para reducir las prerrogativas a los partidos y que los recursos se otorguen con relación al número de votos recibidos en lugar del padrón electoral.