Esta es la iniciativa que unió a (casi) todas las bancadas en el Senado

Trabajadoras.
Esta iniciativa aborda edad mínima de contratación, horas laborales y condiciones para el desempeño del trabajo
Trabajadoras.
Esta iniciativa aborda edad mínima de contratación, horas laborales y condiciones para el desempeño del trabajo

Esta es la iniciativa que unió a (casi) todas las bancadas en el Senado

Trabajadoras.Esta iniciativa aborda edad mínima de contratación, horas laborales y condiciones para el desempeño del trabajo
Cuartoscuro
2018-12-04 |18:24 Hrs.Actualización18:24 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque en México no está regulado el trabajo doméstico

En el Senado de la República se presentó, este martes 04 de diciembre, una iniciativa para modificar la Ley Federal del Trabajo que busca beneficiar a las trabajadoras domésticas en México y propone la obligación de que exista un contrato entre los patrones y las personas trabajadoras del hogar.

La iniciativa de senadores de Morena, PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PVEM, busca reformar 16 artículos de la mencionada legislación.

La propuesta establece que entre patrón y las personas trabajadoras del hogar (antes conocidas como trabajadoras domésticas) deberá existir un contrato por escrito en el que queden establecidos el nombre de la persona trabajadora del hogar, el tiempo de duración del contrato, las horas, lugar y la naturaleza del mismo, así como las condiciones relativas a la terminación.

El documento prohíbe a los patrones exigir a las empleadas domésticas constancia o prueba de no estar embarazadas así como el despido por dicha condición.

Además, se introduce la prohibición de contratar a menores de 15 años para labores domésticas.

En el caso de adolescentes mayores de dicha edad, los patrones estarán obligados a que se solicite un certificado médico como mínimo dos veces al año, así como a no fijar jornadas laborales mayores a 6 horas al día y no contratar a jóvenes que no hayan terminado la secundaria a menos que el patrón en cuestión se haga cargo de la terminación de ese grado.

La iniciativa también introduce la obligación de que la persona trabajadora del hogar este registrada ante la autoridad laboral competente por parte de su empleador.

Sobre la alimentación de los empleados, esta deberá ser de la misma calidad y cantidad de los que reciba el patrón, además de que ese gasto y el de habitación ya no podrán ser descontados del salario final de la persona trabajadora del hogar.

Otros de los cambios de la iniciativa detalla que el empleador ya no estará obligado a pagar al empleado atención médica por enfermedad que no sea del trabajo ni a hacerse cargo de los gastos del sepelio, en caso de muerte.

En su exposición de motivos, los senadores señalaron que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó en 2011 el Convenio sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos (número 189), acuerdo que aún no ha sido ratificado por México, señalaron los senadores.

"La discriminación que facilita el exceso de trabajo, los bajos sueldos y la dificultad de acceso a prestaciones es uno de los principales problemas de las personas trabajadoras del hogar. Por ello es urgente que México ratifique el convenio 189 de la OIT", señaló el documento presentado por las cinco bancadas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en México más de 2 millones de personas trabajan en el sector del trabajo doméstico remunerado, de las cuales 9 de cada 10 son mujeres.