Benjamín Medrano, el diputado gay del PRI que defiende la diversidad

2017-07-12 |06:15 Hrs.Actualización08:29 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque todos tenemos los mismos derechos

Si te preguntamos si ubicas a Benjamín Medrano Quezada, seguramente no sabrás quién es. Pero si te contamos que es priista, exalcalde, diputado federal y abiertamente homosexual, seguramente lo vas a querer conocer. 

Benjamín es originario de Nochistlán, Zacatecas, donde nació hace 50 años. Es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Zacatecas y se dedicó durante décadas a la industria del entretenimiento. Además, fue alcalde de Fresnillo, Zacatecas, entre 2013 y 2015.

Checa qué más nos dijo cuando fuimos a entrevistarlo al recinto legislativo de San Lázaro, a donde llegó por el principio de mayoría relativa.

¿Representas como diputado a todos los homosexuales de México?

Yo no soy el diputado que representa a los gays de este país. A mí no me eligieron los gays. Soy un diputado como cualquier otro pero que tiene una gran ventaja a diferencia de los 499 restantes: que mi orientación sexual permite abiertamente rendirle honestidad al pueblo de México y decirle que sí me siento muy orgulloso de ser un diputado gay, abiertamente.¿Ocultaste tu orientación sexual para llegar hasta aquí?

La gente que me conoce, que me ha visto sabe quién soy, de dónde vengo. No sé si conocieron mi vida particular o personal, pero todos han sabido la orientación sexual de Benajmín.

¿Cómo te fue como alcalde en Fresnillo?

Tener a un presidente municipal homosexual era un señalamiento, una situación que a veces denigraba, te lastimaba, te ofendían. Y creo que logramos el respeto ante la gente, porque a los que menos les importaba mi sexualidad era a la gente. Ellos querían ver los resultados, y los resultados ahí están. Creo que fueron buenos y esa es mi más grande satisfacción.

¿Qué aspiraciones políticas tienes?

Me gustaría ser senador de la República, luego gobernador de mi estado. Yo quisiera que la comunidad LGBTTTI de este país tuviera físicamente un espacio, porque si no lo tenemos, así seamos miles que salgamos a marchar y exigir nuestros derechos, si no lo podemos gritar en la tribuna, nunca lo vamos a hacer. Por eso me gustaría ser senador.

¿Y qué hay con tu faceta de artista? 

Soy músico, desde muy niño toco instrumentos como la guitarra, el piano, el órgano. Por necesidades mismas de la vida tuve que aprender. Soy un autodidacta, pero también estudio un poco de canto. Y dicen que no lo hago tan mal, tengo cuatro discos grabados en tres diferentes géneros: baladas, con banda sinaloense y con mariachi. Muchos años de mi vida me dediqué a cantar en espectáculos, en centros nocturnos, en hoteles, en festivales para tener una vida más o menos digna.