ENTREVISTA: Los gustos, hobbies y miedos de Pedro Kumamoto

El diputado local de Jalisco competirá por una curul en el Senado en 2018
El diputado local de Jalisco competirá por una curul en el Senado en 2018

ENTREVISTA: Los gustos, hobbies y miedos de Pedro Kumamoto

¿Futuro senador?El diputado local de Jalisco competirá por una curul en el Senado en 2018
Braulio Tenorio
Antonio García
Nación321
2017-09-05 |06:01 Hrs.Actualización08:40 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el diputado de Jalisco ahora quiere ser senador

Legalización de la marihuana, austeridad política y trabajo en equipo son algunos de los principios de Pedro Kumamoto, el mexicano que irrumpió en la política al convertirse en diputado independiente de Jalisco. 

A dos años de distancia de su triunfo, Pedro Kumamoto platica con Nación321 sobre su futuro, la corrupción, su historia y sus ideales.

¿Quién eres? Soy gestor cultural de profesión porque me encanta el arte, la historia, la lengua escrita y hablada. Creo que más allá del dinero y el poder existe algo mucho más importante que se crea colectivamente, por eso estudié esa carrera. Tengo 27 años, me gusta mucho leer, ver series, hacer ejercicio, pasó mucho tiempo con mi familia y mis amigos, y si tuviera que definirme muy brevemente soy un joven, un curioso y alguien que disfruta mucho estar vivo.

¿Qué tipo de ejercicio haces y cuáles son tus series del momento? Me gusta correr distancias largas y hacer bicicleta, aunque no tanto de montaña sino en la ciudad que es lo que más hago. De series, mis favoritas son The Office, Arrested Development, me gustó mucho Breaking Bad y Better call Saul.

¿De dónde viene el apellido Kumamoto? Mi bisabuelo fue japonés y llegó a Chiapas en una migración después de la Segunda Guerra Mundial cuando México era considerado un santuario y lugar donde los inmigrantes prosperaban. Él fue parte de esa oleada que llegó al país pensando en construir un futuro. De esa generación hay muchos descendientes japoneses que vivimos en la actualidad en este país.

¿Has sido corrupto en el algún momento de tu vida? Sí, y es una de las cosas de las que no estoy orgulloso.  En la preparatoria estaba ahorrando para un viaje y empecé a dar tutorías a otros compañeros y a escribir ensayos en nombre de ellos. Yo creo que ese es el acto de corrupción que más recuerdo y del que no estoy nada orgulloso, fue antes de mis 18 años.

¿De joven te gustaban las fiestas, fumar o beber alcohol? Nunca he sido de fiesta, pero sí era muy fumador, una cajetilla cada dos días. Sin embargo, dejé de hacerlo de un día para otro porque me di cuenta que eso afectaba mi rendimiento en la bicicleta y disminuía mis tiempos de hacer ejercicio como me gusta, lo cual siempre ha sido una prioridad para mí.

¿Probaste la marihuana? Sí, y mi opinión sobre su uso es muy clara: creo que se tiene que legalizar porque, y lo he dicho varias veces, el crimen organizado se está quedando con las ganancias de un negocio que le podría hacer mucho bien al estado mexicano para recaudar recursos que se podrían ocupar para, por un lado, evitar el acceso a menores de edad a las drogas, pero también para que se trabaje en la prevención de adicciones,  así como disminuir los niveles de adicción que hay en nuestro país.

¿En qué momento de tu vida te viste como legislador? La verdad nunca me vi como legislador, yo me pienso como una persona interesada en lo político, como un activista, como alguien que ejerce su derecho a participar en la decisión de las discusiones públicas. Si me hubieras preguntado en 2014 por qué estábamos haciendo las cosas  te podría haber enumerado 200, pero jamás pensábamos en ganar porque lo que nos interesa y lo que nos ha movido todo el tiempo es cambiar la lógica de las decisiones de este país, para incluir a los jóvenes, la comunidad de la diversidad, los adultos mayores, mujeres, para que todo mundo pueda entrar en esto.

¿Y cuándo pensaste que podías ganar? Pues yo creo que las últimas dos semanas de la campaña fue cuando nos dimos cuenta que podían existir posibilidades por la cantidad de personas que me reconocían en los tianguis, que nos dejaban pegar calcas, al inicio fue muy difícil.

Y ya en el Congreso local, ¿crees que tu desempeño ha sido adecuado? Estoy muy contento del trabajo que hemos hecho, creo que podemos mejorar pero las cifras de las que se hablan me hacen sentir satisfecho.  Como equipo somos la diputación mejor evaluada. Hemos presentado iniciativas que han logrado tener una repercusión local pero también nacional, y también creo que es importante el aprecio de la gente: yo me sigo echando un taco en la calle, en las mismas comidas corridas, acompaño a mi abuela al doctor y en todos los espacios que acabo de mencionar, las acciones de la gente son muy positivas, se sienten felices de lo que hemos hecho en equipo dentro del Congreso y eso me hace sentirme muy satisfecho.

En campaña prometiste donar el 70% de tu sueldo, ¿lo haces? Mi sueldo final después de las donaciones es aproximadamente de 19 mil 500 pesos mensuales, aparte tengo unos ingresos como columnista y colaborador de nación321.com y El Financiero, por ejemplo. Y sí, con este sueldo he logrado vivir, incluso en algunas cosas, hasta de manera más holgada que la mayoría de los jóvenes de mi generación. Sumando mis dos ingresos son aproximadamente 35 mil pesos. Ahora, lo que yo haría es un llamado a la clase política, creo que debemos ser más austeros, pero también por otro lado impulsar que el trabajador de a pie gane más, que tenga mejores prestaciones ya que el 90% de los jóvenes que pueden estar leyendo esto no tienen seguridad social, Infonavit, seguramente no están ahorrando para su retiro, por eso digo que soy muy privilegiado, muy consciente de ello, y agradezco cada día a la gente que represento.

¿Qué es lo más difícil de ser independiente?  Los partidos políticos son figuras necesarias pero que han perdido la brújula. Lo que a mí me queda claro es que tienen muchas más herramientas para llegar a la gente y construir procesos para invitarlos a participar, sin embargo lo que ha sucedido es que utilizan el dinero público para hacer negocios. Yo creo que hoy por hoy el ejercicio que estamos haciendo es construir bajo una cultura de privilegios, por lo que es importante que regresemos a la idea que teníamos antes sobre la política. Yo creo que poco a poco se va demostrando, al menos con nuestro ejercicio, que hacer política no significa hacer algo indigno.

¿Por tu crítica a los partidos has recibido algún tipo de amenaza? Existieron amenazas en cierto tiempo, aunque no necesariamente creíbles. Ya después todo ha sido conflictos, incluso fuertes, con otros legisladores pero no han representado un peligro físico para mí.

¿Alguna crítica para los independientes? Un independiente puede significar alguien autoritario o puede ser alguien que trate de innovar, por eso es muy importante que alguien que lea esto sepa que ser independiente es una herramienta más, pero eso no significa garantía de nada.

¿Dónde te ves después de ser diputado local? De entrada me interesa muchísimo en mi vida ser profesor y estudiante, ya que para mí es muy importante seguir aprendiendo. Me gustaría estudiar un posgrado en Ciencia Política y dando clases en donde me dejen. También me gustaría seguir dentro de la función pública, pues es parte de mi vocación personal y, finalmente, participando del activismo de la sociedad.

¿Te gustaría ser legislador federal, alcalde,  gobernador o Presidente de México? Definitivamente alcalde o legislador federal sí. Para ello hay que ver bien cuáles son las ideas que podemos proponer de manera distinta a los demás y que eso sea lo que nos lleve a buscar estos espacios. Para presidente todavía hace falta mucho tiempo y creo que es muy pronto para plantear algo así; he encontrado mi vocación en el servicio público.

Si no eres tú, ¿cuál sería el presidente ideal para los mexicanos? Me gustaría que fuera una mujer progresista, que impulsara y entendiera que México es diverso, que busque que lo público sea sinónimo de excelencia.

¿Para el 2018 ves a AMLO, Margarita Zavala, un Frente Opositor o un independiente?  Ninguno, yo sigo con mucha atención lo que hace el Congreso Nacional Indígena (CNI) y su vocera-candidata María de Jesús Patricio “Marichuy”.

¿Cómo te ves en 30 años? De entrada espero haber estudiado mucho más. Me veo casado, con hijos que ya hayan pasado la adolescencia, me gustaría vivir cerca de un parque y poder seguir saliendo a la calle sintiéndome orgulloso y nada avergonzado de mi trabajo.

¿Te da miedo el futuro? Mis miedos tienen que ver con los miedos propios de mi generación.  Tengo un hermano que acaba de cumplir 15 años y me da mucho miedo dejarle un planeta sin posibilidad de un futuro, seguir pensando o creyendo que podemos seguir consumiendo como si no hubiera un mañana. Me da mucho miedo que pensemos que va a haber trabajo para siempre, que siempre van a ser las cosas de la misma manera. Eso me preocupa mucho pero creo que se pueden cambiar.

¿Cómo te gustaría que te recordaran? Para mí lo más importante es ser recordado como alguien que hizo lo que pudo, dentro de sus circunstancias, para poder impulsar un cambio sistémico en el país.