Vargas Llosa: AMLO es un despótico que se cree por encima de las leyes

Dura crítica.
El escritor peruano Mario Vargas Llosa y el presidente Andrés Manuel López Obrador
Dura crítica.
El escritor peruano Mario Vargas Llosa y el presidente Andrés Manuel López Obrador

Vargas Llosa: AMLO es un despótico que se cree por encima de las leyes

Dura crítica.El escritor peruano Mario Vargas Llosa y el presidente Andrés Manuel López Obrador
Especial
2019-06-02 |14:51 Hrs.Actualización14:51 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este escritor es considerado una eminencia de la intelectualidad mundial

El presidente Andrés Manuel López Obrador se cree por encima de las leyes y las normas democráticas, escribió el premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa.

El escritor peruano publicó el pasado 31 de mayo en el periódico El País una opinión titulada El populismo mexicano; en el texto, el autor de La casa verde, La ciudad y los perros, Travesuras de la niña mala y La fiesta del chivo, hizo referencia un encuentro de intelectuales y periodistas realizado en la Universidad de Guadalajara, y en el que se habló sobre la política mexicana desde que López Obrador asumió la presidencia de México.

“Es verdad que su enorme popularidad lo defiende contra todas las críticas, pero esto parece haber agudizado en el personaje lo que estos intelectuales advierten en él: la presencia del caudillo tradicional latinoamericano, voluntarista y despótico que, precisamente porque es muy popular, se cree por encima de las leyes y las normas democráticas”, escribió Vargas Llosa.

El escritor peruano aseguró que el pasado de López Obrador y sus campañas políticas “delatan a un dirigente impregnado de populismo que no se ha cuidado de disimular desde que está en el poder”.

“Cada mañana, durante dos horas seguidas, ofrece una conferencia de prensa en la que los periodistas presentes suelen ser más obsecuentes que independientes. Sus decisiones suele tomarlas de improviso, prescindiendo de los marcos legales, mediante úcases que, luego, sus funcionarios se las arreglan, no sin dificultad, para darles cobertura legal. Y todas sus iniciativas parecen guiadas por un instinto o pálpito del momento, más que de acuerdo a un programa, pese a que lo tuvo en su campaña y parece haberse olvidado de él”, escribió Vargas Llosa.

El premio Nobel de Literatura aseguró que los empresarios dueños de los medios de comunicación reciben llamadas de AMLO o de un intermediario en las que se les aconseja llevar la vida en paz.

“De este modo, los medios amenazados moderan sus críticas, o corren el riesgo de quebrar. Así se instala la censura ahora en los países democráticos: asfixiando económicamente a la prensa —léase radioemisoras o cadenas de televisión— independiente o díscola”.

Finalmente, Mario Vargas Llosa asegura que no será fácil para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador deshacer todo lo que lograron los últimos mandatarios mexicanos porque existe una resistencia de intelectuales con espíritu crítico que se lo impedirán.

“El pueblo que jalea y sigue embelesado por los desplantes del presidente López Obrador comprenderá —ojalá sea más pronto que tarde— que la era de los caudillos debe quedar atrás y para siempre en una América Latina en la que la libertad y la democracia van reemplazando a las tiranías populistas que le han hecho tanto daño”, concluyó Vargas Llosa.

CRITICÓ POSTURA DE AMLO ANTE VENEZUELA

El pasado 26 de mayo Mario Vargas Llosa criticó la postura de “imparcialidad” que adoptó el gobierno mexicano ante la situación que vive Venezuela.

El autor explicó que México antes fue uno de los países que hacía señalamientos puntuales respecto de asuntos de interés internacional como la crisis que hay en Venezuela:

“Para muchos latinoamericanos demócratas nos ha apenado que México haya optado con el nuevo gobierno por una posición neutral, como si se pudiera ser neutral frente a la peste bubónica y frente a la peste bubónica no se puede ser neutral, hay que combatirla, y hay que combatirla con las armas de la democracia, como ésta haciendo la OEA, como está haciendo la Unión Europea, como están haciendo los países democráticos de América Latina, que por una vez se han movilizado en contra de una dictadura y en defensa de la democracia”.