¡Todo mal! Desde hace 5 años sabían que Peñafiel tiene altos niveles de arsénico

Peligro.
La agua mineral Peñafiel tiene altas cantidades de arsénico
Peligro.
La agua mineral Peñafiel tiene altas cantidades de arsénico

¡Todo mal! Desde hace 5 años sabían que Peñafiel tiene altos niveles de arsénico

Peligro.La agua mineral Peñafiel tiene altas cantidades de arsénico
Cuartoscuro
2019-04-26 |20:49 Hrs.Actualización20:49 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque se trata de una bebida de gran consumo en México

En días recientes nos enteramos de que el Paketaxo, los Takis, el jamón y las salchichas son cancerígenos, pero la noticia que más nos impactó fue saber que el agua mineral Peñafiel tiene altos niveles de arsénico.

Ahora, esta historia da un giro más después de que Consumer Reports informara este 26 de abril que desde 2013 se conocía sobre las altas cantidades de arsénico en el agua mineral y no solo no pasó nada sino que no evitaron que el producto se siguiera vendiendo.

De acuerdo con ellos, ya se había descubierto que la Administración de Alimentos y Medicamentos sabía desde 2015 de los altos niveles de arsénico en el agua, pues puso a Peñafiel una "alerta de importación" por el exceso de arsénico.

Sin embargo, parece que desde dos años antes, la instancia estadounidense tenía conocimiento de la problemática, pues en marzo de 2013 enviaron inspectores a un importador de alimentos en Nueva Jersey después de que encontraron 21 partes por billón de arsénico en Peñafiel.

El encargado de las importaciones dijo en su momento a la Administración de Alimentos y Medicamentos que el producto se había importado para "una actividad personal sin planes de vender el producto".

Pero ahí no acaba la cosa, de acuerdo con la directora de comunicaciones corporativas de Keurig Dr Pepper (empresa que produce Peñafiel) Karte Gilroy, en ese tiempo no se importaba Peñafiel a Estados Unidos, por lo que "el producto al que se hace referencia se importó ilegalmente" ya que se había etiquetado y formulado solo para la venta en México.

Y las cosas empeoran para los mexicanos, pues de acuerdo con Gilroy el límite en 2013 de arsénico en agua embotellada para México era de 25 partes por billón, por lo que estaba dentro de los "límites reglamentarios mexicanos".