¿Sabes qué estás respirando en la Ciudad de México?

Aire sucio.
La capital del país frecuentemente tiene contingencias ambientales
Aire sucio.
La capital del país frecuentemente tiene contingencias ambientales

¿Sabes qué estás respirando en la Ciudad de México?

Aire sucio.La capital del país frecuentemente tiene contingencias ambientales
Cuartoscuro
2018-06-06 |23:06 Hrs.Actualización23:09 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque tu salud importa más que el holograma de tu auto

La Ciudad de México no tiene una calidad del aire muy buena que digamos, lo cual es preocupante por los daños a la salud que implica un hecho así.

Síguenos en Twitter @nacion321

De acuerdo con el doctor en Ciencias Atmosféricas en la UNAM, Agustín García Reynoso, existen seis sustancias en el aire que respiramos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) determina como las más dañinas para la salud de las personas.

Estas son: Ozono (O3), dióxido de azufre (SO2), monóxido de carbono y nitrógeno (CO, NO2); las partículas en suspensión (PST, PM10, PM2.5) y el plomo (Pb). 

De acuerdo con el especialista, las afectaciones varían dependiendo el tipo de sustancia que flota en el aire contaminado. Generalmente, los efectos agudos inmediatos que pueden provocar estos químicos son: 

  • 1. Irritación de garganta y ojos.
  • 2. Compresión de pecho.
  • 3. Prolongación de enfermedades respiratorias.
  • 4. Ataques de asma.
  • 5. Alergias.

DAÑOS MÁS GRAVES

Sin embargo, el investigador explica que existen afectaciones que pueden ser más graves.

Por ejemplo, al estar expuesto a largo plazo ante partículas de dióxido de carbono se puede detener el transporte del oxígeno hacia las células, lo que ocasiona dolores de cabeza, mareos y nauseas. 

Sobre el nitrógeno, los habitantes reducen de manera significativa la resistencia a tener infecciones respiratorias.

La cosa se pone peor, pues respirar partículas de azufre a largo plazo puede provocar enfermedades respiratorias como bronquitis y traqueítis, además agrava a la salud de personas con problemas cardiovasculares. 

En cuanto al plomo, los daños se centran en nuestro sistema nervioso por lo que quedan afectadas nuestra capacidades para poner atención e incluso se retrasa el aprendizaje, por eso se pide no exponer a niños al aire libre cuando surge esta emergencia ambiental. 

Finalmente, el ozono puede irritar y disminuir las funciones de nuestro sistema respiratorio, además puede agravar la condición de personas que padecen asma y otras enfermedades pulmonares.

De acuerdo con García Reynoso, existe otro conjunto de tóxicos atmosféricos que también pueden provocar daños en nuestro cuerpo y que en México no se miden, como es el caso del Benceno y otros metales pesados que también se asocian con la leucemia y daños en el sistema inmunológico.

NO TE EXPONGAS

El experto apunta que en realidad nuestros organismos están expuestos a enfermedades respiratorias exista contingencia o no, pues el aire que respiramos en la CDMX por lo regular está contaminado, aunque no a niveles como los que estamos viviendo ahora. 

De acuerdo con la OMS, más de la mitad de la población urbana vive en ciudades con un nivel de contaminación 2.5 veces mayor al recomendado; sólo el 16% respira aire que cumple con las normas ambientales y de salud.

Por ello, el investigador de la UNAM recuerda que es obligación de las autoridades enviar recomendaciones a su población para no estar tanto tiempo al aire libre o hacer ejercicio en exteriores, pues estás más propenso a recibir los niveles de contaminación que se concentran en el aire.