'Roma' es la mejor película de 2018, para 'The Guardian'

Número 1.
'Roma' se llevó el reconocimiento de este medio británico
Número 1.
'Roma' se llevó el reconocimiento de este medio británico

'Roma' es la mejor película de 2018, para 'The Guardian'

Número 1.'Roma' se llevó el reconocimiento de este medio británico
Especial
2018-12-21 |15:27 Hrs.Actualización15:27 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esta película podría llevarse el premio de la Academia a mejor película extranjera

Roma, la última película del director Alfonso Cuarón es la mejor película de 2018, al menos para el prestigiado periódico británico The Guardian.

Este viernes, el medio publicó la lista de las 50 mejores películas del año con base en la crítica de expertos del séptimo arte, y la cinta mexicana se llevó el primer lugar.

El director mexicano presumió su logro a través de su cuenta de Twitter.

"¿Es Roma la película que Alfonso Cuarón ha estado anhelando hacer toda su carrera, o toda su vida? Definitivamente se ve que este trabajo personal, no comercial y muy difícil solo podría haberse hecho por alguien que lleva acumulando prestigio. Cada detalle considerado y rico constata que el director pasó mucho tiempo haciéndolo. Roma, basada en la infancia del director a principios de los años 70 en la Ciudad de México, es el regreso a las raíces de Cuarón luego de dirigir películas en inglés como Harry Potter y el prisionero de Azkabán, Children of Men y la más reciente premiada Gravity", escribió al respecto el crítico de cine Peter Bradshaw.

El experto describió a Roma, entre las cintas preseleccionadas para el Oscar como Mejor Película Extranjera, como una gran pieza narrativa, simpática e inteligente con sets surreales y secuencias electrificantes que se desarrollan en las calles de la Ciudad de México, "y el blanco y negro facilitó el trabajo, modificando y fabricando los detalles del periodo", escribió Bradshaw.

"Es una historia muy envolvente en la que hay momentos realmente conmovedores. Y luego, cuando uno piensa que ya le agarró el hilo, Roma vuelve a sorprendernos con un hecho desesperadamente triste y lo que le sigue nos da una catarsis ante la tristeza", agregó.

Para Peter Bradshaw, las diferencias de raza y clase están presentes en Roma, y no tanto en el racismo que Cleo, la protagonista, enfrenta diariamente, sino en las pequeñas muestras de que es parte de la servidumbre, que se muestran incluso cuando sus empleadores son amables y se preocupan por ella.

"El punto es que su propia dignidad innata y su generosidad moral hacen de Cleo alguien igual a cualquiera con quien está en contacto. Ese es su heroísmo", puntualizó el crítico de cine.