'Rius', el caricaturista mexicano irreverente, murió a los 83 años

Eduardo del Río fue uno de los caricaturistas más importantes de México
Eduardo del Río fue uno de los caricaturistas más importantes de México
Eduardo del Río fue uno de los caricaturistas más importantes de México
Eduardo del Río fue uno de los caricaturistas más importantes de México

'Rius', el caricaturista mexicano irreverente, murió a los 83 años

El maestro.Eduardo del Río fue uno de los caricaturistas más importantes de México
Cuartoscuro
Nación321
2017-08-08 |08:20 Hrs.Actualización11:29 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este mexicano fue uno de los maestros del humor político y el periodismo

Eduardo Humberto del Río García, Rius, caricaturista, escritor e historietista, falleció la madrugada de este martes a los 83 años de edad en Tepoztlán, informó el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido. 

El presidente de México, Enrique Peña Nieto (quién fuera criticado en varios libros por Rius), expresó sus condolencias por la muerte del caricaturista.

Originario de Zamora, Michoacán (20 de junio de 1934), Rius inició su carrera como caricaturista en 1954 colaborando en la revista “Ja-Já”, donde publicó sus primeros monos.

Fue creador de las historietas Los agachados y Mis Supermachos, y de libros como 500 años fregados pero cristianos, La trukulenta historia del kapitalismo o la serie propedéutica que inició en 1966 con Cuba para principiantes.

Autor de más de 100 libros, Rius se caracterizó por ser dueño de un estilo irreverente e incisivo; sus textos fueron creados de manera informal, ilustrados con sus propias caricaturas y recortes de obras artísticas de otros autores, muchas veces intervenidas.

La biografía del caricaturista publicada en rius.com.mx, señala que Rius fue seminarista, burócrata, embotellador, vendedor de jabón, oficce-boy, encuadernador, cajista, profesor sin título y enterrador de una prestigiada funeraria.

Entre los temas que abordó Rius destacaron: historia, filosofía, religión y medicina popular y se le ha considerado un fuerte crítico del sistema político, el consumismo, el imperialismo y la religión en general.

En 1976 el caricaturista recibió un trofeo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y en 1987 fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo de México en caricatura.