Personal de salud afirma que hospitales podrían colapsar en enero

La mayoría de los hospitales en CDMX ya están llenos
La mayoría de los hospitales en CDMX ya están llenos

Personal de salud afirma que hospitales podrían colapsar en enero

CDMXLa mayoría de los hospitales en CDMX ya están llenos
Cuartoscuro
2020-12-14 |13:19 Hrs.Actualización13:18 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque las autoridades han hecho un llamado a la población para no hacer reuniones y fiestas con motivo de las fiestas decembrinas 

Médicos y autoridades sanitarias de la CDMX han mostrado preocupación ante el aumento de casos de COVID-19, al grado que si la situación continúa como hasta ahora, el sistema de Salud podría colapsar.

De acuerdo con una investigación realizada por Animal Político, en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, el personal médico fue alertado respecto a esta situación. En un principio, les comentaron que la epidemia podría durar dos años, pero en noviembre recibieron una nueva alerta: en enero de 2021 el sistema de salud colapsará. 

Si el sistema colapsa quiere decir que no habrá camas, insumos y equipos médicos para atender a todos los enfermos críticos y se deberá actuar con el protocolo de emergencia: decidir quién puede vivir y quien no.

De cuerdo con Oliva López Arellano, secretaria de Salud de la CDMX, se está a una semana de alcanzar la ocupación máxima registrada en esta pandemia. El 22 de mayo, la capital batió su récord de hospitalizaciones con 4,533.

En la Ciudad de México la ocupación en camas de hospitalización general es de 83%; en el Estado de México es de 71%; Guanajuato, 66%; Durango, 60%  e Hidalgo, 59%. Son las entidades en el top cinco de saturación hospitalaria general. La Ciudad de México también está en el primer lugar en ocupación en camas con ventilador, con 71%.

Un residente del hospital de Nutrición indicó a Animal Político que ahí ya está lleno. 

"Reciben a los enfermos solo para valorarlos. No se les puede negar al menos eso. Pero no hay camas para hospitalizarlos. Tienen que pedirles ir a otro hospital. Ese es otro problema. En México, dice Juan, no hay un sistema de referencia que permita enviar a las personas a una institución con lugar. Son los enfermos y sus familias quienes deben buscarlo", señala la investigación.

Otra residente del Hospital Juárez afirma que no solo es el problema de camas disponibles,  los insumos para atender a los pacientes han empezado a escasear. 

“Nos faltan ya medicamentos para sedar y no podemos tener despierta a una persona que tiene un tubo en la garganta. Hemos tenido que ver qué hacemos. Si no hay un medicamento, buscamos algún otro para ponerle”. 

Mientras que un médico del Hospital Belisario Domínguez, de la Secretaria de Salud de la Ciudad de México, se quejó de la falta de insumos para mantener sedados a los pacientes y la falta de personal ante el aumento de ingresos por COVID y la saturación de las instituciones de salud. 

Puedes consultar la nota completa aquí.