Lo que sabemos (hasta ahora) del caso Marco Antonio

La indignación.
La desaparición de un joven capitalino despertó el enojo de un sector de la población hacia la policía de la CDMX
La indignación.
La desaparición de un joven capitalino despertó el enojo de un sector de la población hacia la policía de la CDMX

Lo que sabemos (hasta ahora) del caso Marco Antonio

La indignación.La desaparición de un joven capitalino despertó el enojo de un sector de la población hacia la policía de la CDMX
Cuartoscuro
2018-01-29 |13:51 Hrs.Actualización09:55 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este hecho levantó la sospecha de la ciudadanía sobre un posible caso de desaparición forzada

Un menor de edad desaparece en la Ciudad de México por varios días luego de ser detenido por policías capitalinos y es encontrado en el Estado de México con varios golpes en el rostro.

Se trata del caso de Marco Antonio Sánchez Flores, uno de los últimos hechos polémicos en los que se ha visto envuelta la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la CDMX y aquí te dejamos lo que sabemos hasta el momento de este evento que indignó a los capitalinos.

EL HECHO

Marco Antonio Sánchez Flores, de 17 años, es estudiante de la Preparatoria 8 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y fue detenido por policías capitalinos el pasado 23 de enero en la colonia El Rosario, supuestamente por tomar fotografías.

Un testigo dijo que el menor fue subido a una patrulla afuera de la estación del Metrobús El Rosario.

Pasaron los días y el joven no regresó a casa, por lo que su familia acudió al Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA), lugar en el que se abrió una carpeta de investigación para saber qué pasó.

Luego de esta denuncia intervinieron la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y organizaciones de la sociedad civil, quienes exigieron dar con el paradero del joven y acusaron a las autoridades de una posible desaparición forzada.

Los usuarios en redes sociales crearon el hashtag #DóndeEstáMarcoAntonio para ayudar a la causa.

Por su parte, la UNAM condenó la desaparición y exigió una investigación exhaustiva.

LA REACCIÓN GUBERNAMENTAL

Ante la creciente protesta, el Gobierno de la Ciudad de México desplegó un operativo para su búsqueda. Este domingo la SSP-CDMX informó que dos de los elementos de la policía capitalina que participaron en la detención de Marco Antonio, estaban bajo arresto.

La dependencia confirmó que los policías detuvieron al estudiante pero, según declaraciones de los propios agentes, lo dejaron en libertad calles próximas a la detención luego de que un ciudadano lo solicitara.

El subsecretario de la dependencia, José Gil García, dijo que se trata de los policías Rubén Mora Gallardo, Ricardo Trejo Juárez, Ricardo Mendoza Guzmán y Martín Jesús González Martínez, dos de los cuales están libres.

En conferencia de prensa, el subsecretario García y Agustín González Guerrero, director de Asuntos Internos de la corporación, dijo que desde que se conoció el caso, se tuvo plena colaboración con la Procuraduría de Justicia capitalina y de la CDHDF.

Posteriormente, los elementos policiacos rindieron su declaración ante la Dirección General de Asuntos Internos, que inició procedimiento de investigación al respecto, con número DGAI/III/944/01-18 para aclarar su debida actuación.

Se entregó a la Procuraduría General de justicia los sistemas GPS de la patrulla, material audiovisual, grabaciones de radio y bitácoras, como elementos probatorios y a fin de coadyuvar en el esclarecimiento de los hechos.

DECLARACIONES DE LOS POLICÍAS DETENIDOS

A dos de los cuatro policías detenidos se les grabaron sus declaraciones sobre el suceso y esto fue lo que dijeron.

Martín González Martínez comentó que tiene más de 20 años trabajando en la institución y que lo han reconocido por medio de premios. Agregó que teme perder su trabajo porque él también tiene un hijo y se pone en los zapatos de la familia de Marco Antonio. Y esa es la razón por la que declara para que se sepa qué paso con el estudiante de la UNAM.

Y en otro video, el policía Ricardo Trejo relata cómo fue liberado Marco Antonio, y que en ningún momento se le maltrató y siempre se le respetaron sus derechos humanos.

EL HALLAZGO

Marco Antonio Sánchez Flores fue hallado este domingo por la noche en las inmediaciones del fraccionamiento Álamos en el municipio de Melchor Ocampo, Estado de México, informó el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

Mancera detalló que las autoridades de la CDMX recibieron aviso del paradero de Marco, gracias a una llamada ciudadana tras la conferencia de prensa que dio pasadas las 20:00 horas. 

Miguel Ángel Mancera explicó que a la madre del joven se le mostró una fotografía para que pudiera identificarlo. La imagen muestra al estudiante deambulando por Melchor Ocampo.


Mancera dijo que se buscaba a Marco Antonio en Tlalnepantla, luego de ser ubicado en ese municipio mexiquense por cámaras de seguridad.

El jefe de Gobierno de la CDMX señaló que más de 100 elementos de la policía capitalina, además de agentes mexiquenses, fueron desplegados para su búsqueda en esa localidad y en la capital del país.

LESIONES

Edmundo Garrido, titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, explicó que Marco Antonio presentó algunas escoriaciones en la cara y cuerpo, que según la certificación médica, son lesiones que tardarán 15 días en sanar y que no ponen en riesgo su vida. 

Sin embargo, no se pudo obtener su declaración, ya que tras la revisión médica se determinó que se le debe aplicar una prueba psicológica. 

Respecto a posibles daños psicológicos, el procurador capitalino explicó que “la única certificación que se puede hacer en este momento es la certificación que corresponde a las huellas que presenta el rostro, que según esta clasificación son lesiones que no dejan cicatriz perpetua, no son lesiones que comprometan ningún órgano”.


ESTADO DE SALUD 

Médicos del Hospital Psiquiátrico Infantil Doctor Juan N, Navarro, diagnosticaron a Marco Antonio Sánchez Flores, con probable cuadro de delirium mixto secundario, que debe ser atenido de manera integral.

Y es que advirtieron que presenta fluctuaciones en el estado de alerta, momentos de irritabilidad y violencia, con cuadros de soliloquios que se caracterizan por el uso de un discurso y lenguaje desorganizado.

El diagnóstico es resultado de la valoración que se hizo al estudiante de la UNAM a las 05:12 horas de este lunes, horas después de su localización en el municipio de Melchor Ocampo, Estado de México, tras cinco días de ausencia.

Con base en información aportada por familiares, los médicos Ana Rosa García y Carlos Mendoza recordaron que Marco Antonio es producto de un embarazo de alto riesgo, con desarrollo normal hasta hace unos días.

En la exploración física, dijeron que Marco Antonio aparenta una edad mayor a los 17 años que tiene, y presentaba malas condiciones de higiene y aliño. “Presenta indumentaria sucia y mal acomodada, con olor fétido”.

Asimismo, señalaron que presentaba mucosas deshidratadas, con costras hemáticas en labio superior, con moretones en el párpado superior izquierdo, campos pulmonares bien ventilados, abdomen plano, blando y depreciable, así como esguince en tobillo derecho

LA PROTESTA

Estudiantes de la Preparatoria 8 de la UNAM cerraron este lunes el plantel para exigir que las autoridades expliquen los detalles de la desaparición de Marco Antonio.

Con una manta en el acceso principal con la leyenda “No desaparecidos ni torturados, mejor organizados”, estudiantes decidieron suspender las clases del plantel para realizar una asamblea y protestar por la detención, que consideraron arbitraria, del joven, encontrado la noche del domingo en el municipio de Melchor Ocampo, Estado de México.

Además de cerrar las instalaciones de la Preparatoria 8, los jóvenes bloquearon las calles.

Los estudiantes anunciaron que será hasta este martes cuando reabrirán el plantel y que realizarán una movilización este lunes a las 18:00 horas en el Paseo de la Reforma para exigir que se esclarezca el caso.