Lo que puedes hacer para salvar el mundo desde tu sofá

Descansando.
Hay muchas cosas que puedes hacer para cambiar el planeta desde tu hogar
Descansando.
Hay muchas cosas que puedes hacer para cambiar el planeta desde tu hogar

Lo que puedes hacer para salvar el mundo desde tu sofá

Descansando.Hay muchas cosas que puedes hacer para cambiar el planeta desde tu hogar
Pixabay
2017-07-14 |15:19 Hrs.Actualización15:19 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque todos podemos hacer algo para salvar el planeta

Sabemos que quieres salvar el mundo, pero también sabemos que a veces la flojera y la falta de tiempo te ganan.

Pero te tenemos buenas noticias: no tienes que salir de tu casa para hacer un cambio, es más, no tienes ni que pararte del sofá para contribuir a salvar el planeta. 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó su guía de "Objetivos de Desarrollo Sostenible", la cual señala cómo puedes ayudar a lograr un mundo mejor desde tu casa o fuera de ella.


Aquí te dejamos los puntos más importantes de esa guía:

LO QUE PUEDES HACER DESDE EL SOFÁ

El cambio puede empezar desde tu sillón preferido. Empieza ahorrando energía desconectando los aparatos electrónicos cuando no los estés usando. Y cuando sí los estés usando, apaga las luces que no necesites.

Para ahorrar papel, haz tus pagos al banco en internet o por teléfono, en vez de usar estados de cuenta impresos. En vez de imprimir algo, apúntalo en una libreta que ya tengas o en una nota electrónica.

También puedes ayudar a hacer conciencia de los problemas en el mundo compartiendo posts al respecto en tus redes sociales. 

Es importante mantenerte informado para que así le puedas pedir a las autoridades que se unan a iniciativas que no dañen el planeta. Si vas a comprar algo en línea, asegúrate de que sea una empresa ‘eco-friendly’. 

Puedes también mantenerte informado en las redes siguiendo a @GlobalGoalsUN.

SI DECIDES PARARTE...

También hay muchas cosas que puedes hacer para cambiar el mundo parándote del sofá, pero sin salir de tu casa. Empieza a ahorrar agua bañándote en menos de 10 minutos; y si usas una lavavajillas, no enjuagues los platos antes de meterlos.

Tus hábitos alimenticios también pueden hacer un cambio: intenta comer menos carne y pescado, y congela todo lo que no te vayas a comer para que ahorres comida y dinero. 

Usa las sobras orgánicas como abono y así ayudarás a reducir los efectos del cambio climático. 

Además, compra productos que no estén muy empacados para que no se acumule más basura. También podrías ponerle a tu bebé pañales de tela o de marcas ecológicas, pues los tradicionales contaminan mucho. Acuérdate de reciclar lo más que puedas. 

Para ahorrar energía, deja que las cosas se sequen naturalmente y cambia tus electrodomésticos viejos por unos que usen electricidad más efectivamente. Y, si quieres llevarlo a otro nivel, instala paneles solares en tu casa. 

Y ahora que ya sabes lo fácil que es cambiar el planeta desde tu hogar, ¿qué vas a empezar a hacer para salvarlo?