¿Lo habías pensado? Las razones por las que el caso Tláhuac te importa (y mucho)

Bajo vigilancia.
La delegación Tláhuac está bajo resguardia por elementos de seguridad tras la muerte de un presunto delincuente
Bajo vigilancia.
La delegación Tláhuac está bajo resguardia por elementos de seguridad tras la muerte de un presunto delincuente

¿Lo habías pensado? Las razones por las que el caso Tláhuac te importa (y mucho)

Bajo vigilancia.La delegación Tláhuac está bajo resguardia por elementos de seguridad tras la muerte de un presunto delincuente
AFP
2017-07-26 |18:34 Hrs.Actualización18:33 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque los problemas que enfrenta esta delegación te afectan mucho más de lo que piensas

Una escena inédita ha sacudido el oriente de la capital: balaceras, muertos, desaparecidos y la presencia de un cártel (algo que las autoridades siempre habían negado) son el pan de los últimos días en la delegación Tláhuac. 

¿Pero por qué la presencia de una banda delictiva en la capital te debe interesar más de lo que crees? Aquí te decimos. 

Síguenos en Twitter @nacion321

LO INÉDITO

Hasta el pasado 20 de julio la Ciudad de México parecía estar blindada de los enfrentamientos al estilo narco; sin embargo, en una escena inédita, Felipe de Jesús Pérez Luna, el Ojos, líder del llamado cártel de Tláhuac (dedicado al narcomenudeo, secuestro, extorsión y despojo), fue abatido durante un enfrentamiento con integrantes de la Marina-Armada de México.

Además de la muerte de el Ojos, ocho personas perdieron la vida y como respuesta los criminales realizaron una serie de bloqueos y quemaron vehículos. Las autoridades aseguraron dos pistolas, cuatro bombas Molotov, 47 mototaxis y 300 gramos, al parecer, de marihuana.


Ante la magnitud de estos hechos, en la capital revivió un reciente debate sobre la presencia de los carteles del narcotráfico y sus zonas de influencia, algo que las autoridades locales han negado, argumentando que se trata de asociaciones delictivas con presencia en delegaciones como Xochimilco, Milpa Alta, Iztapalapa, Coyoacán y Álvaro Obregón.

LA PRESENCIA DEL NARCO

Los hechos violentos en la delegación Tláhuac nos recordaron una realidad: en la Ciudad de México sí hay influencia y presencia de los cárteles de narcotráfico. De tres, para ser exactos, según el documento “México: crimen organizado y organizaciones del narcotráfico (Mexico: Organized Crime and Drug Trafficking Organizations) de June S. Beittel, analista de asuntos latinoamericanos en el Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos.

El análisis destaca que en la Ciudad de México hay influencia del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), los Caballeros Templarios y la Familia Michoacana.

De hecho la Ciudad de México también es una de las entidades federativas en donde hay presencia de células del narcotráfico, 24 para ser exactos. Solamente Tamaulipas (42) y Guerrero (25) tienen más células del narco operando en sus territorios que la capital mexicana.

¿Qué características tienen estas células? Son grupos que se separaron de organizaciones más grandes y tienen influencia local. Sus operaciones pueden extenderse desde varias colonias, municipios hasta otros estados.

NARCOMENUDEO

¿Cómo supimos del cártel de Tláhuac? Gracias a otro problema: el narcomenudeo.

En junio pasado el periódico El Universal reveló que en las instalaciones de Ciudad Universitaria operaba una célula del cártel de Tláhuac que se dedicaba a vender drogas a los estudiantes. Ante esto, la UNAM exigió una investigación sobre la presunta existencia de esta célula, la cual culminó en el abatimiento de El Ojos. 

Sin embargo, el de Ciudad Universitaria no es el único caso. 

Como toda actividad ilícita y violenta, el narcomenudeo provoca que los grupos que se dedican a la actividad utilicen la violencia para tener control de su territorio. A estos hechos no escapan de las zonas turísticas y de clase media alta de la Ciudad de México como la emblemática colonia Condesa, tal como lo reportó El Financiero/Bloomberg en febrero de 2016.

El narcomenudeo (la venta de drogas) provoca entre 8 a 10 mil muertes por año en el país, de acuerdo con un reporte de la organización Semáforo Delictivo.

SALUD

El tema del narcomenudo también impacta en otro sector: el problema de salubridad entre sus consumidores.

Hasta 2015 un 30% de los alumnos de educación media y media superior en la Ciudad de México dijeron consumir algún tipo de droga, principalmente marihuana y cocaína. A los 14 años solo un 7% de los estudiantes se había drogado, pero el porcentaje se incrementa a 28% en la población de 18 años o más.

Azcapotzalco y Coyoacán son las delegaciones con el mayor consumo de drogas en la capital mexicana, de acuerdo con un estudio del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA) de la Ciudad de México para el cual se entrevistaron a 25 mil 930 estudiantes.

"El riesgo de consumir drogas es cuando adolescentes entran a secundaria y tienen que enfrentar desafíos sociales, emocionales y académicos. Esta práctica modifica el cerebro en maneras que hacen que el dejar de usarlas sea difícil. El uso de drogas a largo plazo pueden afectar el aprendizaje, estrés, memoria,comportamiento, entre otros"

¿COLUSIÓN?

Una problemática más que destapó la muerte del líder del cártel de Tláhuac fue la posible colusión entre autoridades locales y delincuentes.

El pasado lunes la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México que como parte de las investigaciones para acabar con el cártel se encuentran los presuntos vínculos de Rigoberto Salgado Vázquez, jefe delegacional de Tláhuac, con dicho grupo criminal. 

Salgado Vázquez llegó a su cargo bajo las siglas de Morena, partido que encabeza las preferencias electorales en la capital mexicana, de acuerdo con la última encuesta de El Financiero.

De acuerdo con la información proporcionada por las autoridades, el líder del cártel de Tláhuac habría aportado recursos y movilizado a su gente para apoyar la campaña política de Rigoberto Salgado Vázquez, en 2015.


Empleados de la delegación y vecinos de Tláhuac le dijeron a El Financiero que es de todos sabido que Ricardo Salgado, hermano del jefe delegacional, está activo en tareas de control y vigilancia de diversos “giros negros”, como antros, bares, “chelerías”, entre otros negocios, así como grupos de bicitaxis y mototaxis, los mismos que servían a el Ojos.

Por su parte el delegado de Tláhuac le dijo a Radio Fórmula este martes que no tienen ningún vinculo con el crimen organizado y que no ha sido requerido por las autoridades capitalinas para comparecer por el caso.

DESAPARICIONES

Otro tema preocupante en este caso es la desaparición de al menos 68 personas. 

El Financiero publicó este martes que familiares de los desaparecidos en la delegación Tláhuac habían advertido de la presencia del crimen organizado en esa demarcación un año antes de los hechos ocurridos el pasado jueves.

No obstante, el jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado, les pidió que no manifestaran en público sus demandas pues ponían en riesgo a las víctimas. Los desaparecidos tienen una característica en común: trabajaban como mototaxistas.


De acuerdo con líderes en el gremio de mototaxistas en la delegación Tláhuac existen aproximadamente 15 mil unidades motorizadas, “bicitaxis” y “golfitaxis” tolerados por la delegación. De ellos, al menos un tercio son señalados como “piratas”.

Ana María Pérez, representante de la organización Mujeres Trabajando A.C. y quien controla la base que se ubica afuera del metro Zapotitlán, la ausencia de regulación este tipo de transporte pudo haber producido que varios de ellos se hayan afiliado con el Ojos.