Las vacaciones de la élite mexicana que terminaron en contagios de COVID-19

Varios miembros de la élite mexicana se contagiaron en las pistas de esquí de Colorado, Estados Unidos
Varios miembros de la élite mexicana se contagiaron en las pistas de esquí de Colorado, Estados Unidos

Las vacaciones de la élite mexicana que terminaron en contagios de COVID-19

El destino.Varios miembros de la élite mexicana se contagiaron en las pistas de esquí de Colorado, Estados Unidos
Shutterstock
2020-04-16 |14:58 Hrs.Actualización14:57 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque para muchos mexicanos, este tipo de casos demuestra la poca empatía por otros sectores de la sociedad 

Algunos miembros de la élite mexicana que fueron diagnosticados con COVID-19 tuvieron algo en común: sus vacaciones en las pistas de esquí de Colorado, Estados Unidos.

De acuerdo con lo reportado por El País, en México ocurrió algo muy similar a lo que sucedió en Europa, donde las centros vacacionales fueron un gran foco de contagio entre enero y febrero.

"El registro de los casos confirmados señala que hasta el 22 de febrero, cuando un vuelo comercial trajo de Italia a un profesor de Mazatlán, el resto de contagios entraron al país en vuelos privados desde la estación de Vail. Los vuelos siguieron en días sucesivos coincidiendo con el campeonato de Snowboard en Colorado, incluidos dos chárter con casi 400 mexicanos de los que 50 dieron positivo en las pruebas", señala El País.

Los primeros focos comenzaron cuando algunas personas del ámbito empresarial y financiero llegaron de sus vacaciones de Vail, Colorado y comenzaron a tener síntomas. 

Uno de estos casos es el de  José Kuri, primo de Carlos Slim y Jaime Ruíz Sacristán, quienes viajaron en el mismo avión y tras aterrizar el 8 de marzo en Toluca, Estado de México, comenzó el viacrusis, pues mientras Kuri sigue hospitalizado, su compañero de viaje, quien era presidente de la Bolsa Mexicana, falleció este 12 de abril.

Con el paso de los días, el temor por el COVID-19 comenzó a esparcirse entre la élite, pues se confirmó que Miguel Ángel Díaz, director general de Sistema de Pagos e Infraestructura de Mercado del Banco de México, dio positivo a la enfermedad. El consejero estuvo en Vail y después pasó lista en la Convención Bancaria del 12 y 13 de marzo en Acapulco. El encuentro anual entre banqueros al que asistió el presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Aunque hubo gel antibacterial, no se respetó la sana distancia.

La estación de Vail, incrustada en las Montañas Rocosas de Colorado, es más que una estación de esquí. Es uno de los lugares favoritos de la élite latinoamericana para hacer deporte y socializar en un ambiente elegante y divertido entre quienes ya no quieren ir a Aspen. 

Juan Domingo Beckmann, dueño de la tequilera José Cuervo, reconoció el 18 de marzo que él y su esposa, Laura Laviada, se contagiaron con el coronavirus tras pasar por Vail. La pareja ni siquiera terminó de esquiar cuando comenzó a tener dolores de cabeza y fiebre, reporta el diario español.

Tras el anuncio del empresario tequilero, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, dio a conocer que otras 400 personas de la entidad habían viajado a Vail. Según las propias autoridades, muchas de estas familias no tuvieron la precaución de aislarse, y no solo eso, decidieron viajar a sus casas de playa. 

Beckmann no solo fue a su casa de playa, también ofreció un fiesta para 150 personas en donde destacó el tenor Plácido Domingo, quien un mes después fue diagnosticado con COVID-19.

De acuerdo con el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus, este tipo de contagios a provocado molestia social pues algunos ciudadanos han reconocido que no quieren tener cerca a personas de este nivel.

Para el alcalde, la molestia no es que se hayan ido de vacaciones, sino que no tuvieron el nivel de conciencia suficiente para quedarse en casa, pues arriesgaron la vida de personas que no cuentan con su mismo nivel de vida.