Las razones por las que no debes olvidarte del caso Nochixtlán

Las huellas del conflicto en el municipio de Nochixtlán el 19 de junio
Las huellas del conflicto en el municipio de Nochixtlán el 19 de junio

Las razones por las que no debes olvidarte del caso Nochixtlán

Tragedia.Las huellas del conflicto en el municipio de Nochixtlán el 19 de junio
Cuartoscuro
2016-11-17 |15:39 Hrs.Actualización07:41 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la PGR no ha terminado con las investigaciones

Ha pasado casi medio año del enfrentamiento entre policías federales y manifestantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en el municipio de Nochixtlán, Oaxaca, que dejó ocho personas muertas, razón por la cual este 17 de noviembre Roberto Campa Cifrían, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, compareció en la Cámara de Diputados para explicar cómo va la investigación en torno al caso.

El subsecretario informó que el gobierno federal destinó ya 4, 329,000 pesos para atender a 97 víctimas de los hechos violentos de Nochixtlán el pasado 19 de junio. Explicó que estos recursos no han sido para reparar los daños ni como indemnizaciones, sino sólo como el reembolso de los gastos que han realizado los afectados y víctimas de los hechos violentos.

Para la reparación de los daños y las indemnizaciones a las familias de las personas fallecidas y a los afectados en general –precisó- aún se debes esperar los resultados de las investigaciones y el debido fincamiento de responsabilidades.

Pero si no recuerdas mucho del caso, aquí te dejamos tres razones por las que no debemos olvidarlo:

PORQUE DEJÓ 8 MUERTOS

Desde que se aprobó la reforma educativa, marzo de 2013, miembros de la CNTE han realizado manifestaciones en diversos puntos del país como Oaxaca, Chiapas y Guerrero para exigir al gobierno federal su derogación.

Una de ellas ocurrió el 19 de junio de este año, cuando miembros de la CNTE bloquearon la carretera de Oaxaca-Cuacnopalan a la altura del municipio de Asunción Nochixtlán. Para desalojar la carretera, el gobernador Gabino Cue Monteagudo autorizó un operativo en donde participaron 400 elementos de la Policía Estatal, 400 policías federales y 50 elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Tras el enfrentamiento, se habían reportado seis muertos; sin embargo, en el reporte final se estableció que fueron ocho, además de 255 heridos (165 civiles y 109 policías).

Días después de la tragedia, Roberto Campa dijo a Milenio que el operativo se implementó para evitar una tragedia mayor, ya que la refinería de Salina Cruz, ubicada a unos kilómetros de donde ocurrieron los hechos, estaba a su máxima capacidad.

La Fiscalía General de Oaxaca informó que se detuvieron a 27 personas involucradas en el caso; sin embargo, tres días después de los acontecimientos fueron liberados por falta de pruebas.

PORQUE AÚN NO SABEMOS CÓMO OCURRIÓ

Las versiones de lo ocurrido aún no están del todo claras. Para ello se autorizó la creación de la Comisión Especial para el caso Nochixtlán, la cual emitió el 1 de septiembre un reporte en donde establece que la Policía Federal actuó de manera deficiente, pues no analizó el riesgo que implicaba un operativo en dicha zona.

Según las versiones de los heridos, los primeros en realizar disparos fueron los elementos de la Policía Federal; sin embargo, las autoridades aseguraron que el primer destacamento de policías acudió al operativo sin armas y que al ver la agresión por parte de los manifestantes, se solicitó el apoyo de personal armado.

La Fiscalía de Oaxaca determinó, de acuerdo a las balas de varios calibres encontradas en el lugar, que pudo ser otro el grupo que comenzó la agresión, por lo que la PGR aún investiga la participación de siete organizaciones que no tienen relación con el movimiento magisterial en el enfrentamiento.

Otro de los factores que mantienen detenidas las investigaciones es la falta de cooperación por parte de los pobladores de Nochixtlán, quienes han impedido el ingreso de personal de la PGR para terminar con los peritajes, informó Gabino Cue, gobernador de la entidad.

Ante estas declaraciones, los familiares de las victimas aseguraron que las investigaciones por parte de las autoridades no han sido transparentes y desmintieron que pobladores del municipio impidieran la entrada de la PGR, quien tendrá que determinar lo que pasó.

PORQUE SIGUEN LAS VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS

Independientemente de las investigaciones, organizaciones como Fundar, Luna del Sur y el Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos, elaboraron un informe que revela que los policías involucrados cometieron al menos ocho tipos de violaciones, entre las que destacan el uso excesivo de la fuerza, tortura física y psicológica, así como violaciones al debido proceso legal, entre otras.

La información, según las organizaciones, proviene del expediente que la PGR entregó a los familiares de las víctimas, que aún sigue sin ser público, y de testimonios recabados tanto por medios de comunicación como de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Esta no es la primera vez que las autoridades se ven envueltas en este tipo de prácticas, para muestra los casos de Tlatlaya, donde fallecieron 22 personas durante un enfrentamiento con militares, la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y la masacre de San Frenando, donde se encontraron 72 cuerpos en una fosa clandestina y las autoridades cometieron errores en la investigación.