Las claves para entender qué está pasando con Rosario Piedra y la CNDH

Rosario Piedra.
La nueva titular de la CNDH está envuelta en la polémica por la manera en que llegó al cargo
Rosario Piedra.
La nueva titular de la CNDH está envuelta en la polémica por la manera en que llegó al cargo

Las claves para entender qué está pasando con Rosario Piedra y la CNDH

Rosario Piedra.La nueva titular de la CNDH está envuelta en la polémica por la manera en que llegó al cargo
Especial
2019-11-15 |06:51 Hrs.Actualización06:51 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque para muchos, la CNDH perdió su autonomía al tener una titular que fue militante de un partido

La elección de Rosario Piedra Ibarra como nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha causado indignación en la ciudadanía y fuertes críticas por parte de la oposición, al considerar que con su nombramiento se termina con la autonomía de una institución.

Si andas medio perdido en el tema porque Evo Morales en México, acá te explicamos qué sucede con Rosario Piedra y la CNDH.

1. LA TERNA

Este 15 de noviembre termina el periodo de Luis Raúl González Pérez como titular de la CNDH y los senadores tienen como obligación legal elegir a la persona que lo suplirá. Por eso, durante las últimas semanas se dieron a la tarea de revisar los mejores perfiles y conformar una terna y que de ahí saliera el nuevo ombudsman.

Y tras meses de negociaciones, análisis y comparecencias, los senadores decidieron que los tres mejores perfiles eran:

- José de Jesús Orozco, investigador de la UNAM.

- El activista oaxaqueño Arturo Peimbert

- Y la activista María del Rosario Piedra Ibarra

Esta terna desde un principio tuvo problemas, pues los partidos no se ponían de acuerdo de quién sería el gallo. Además, colectivos de transparencia hicieron fuertes críticas al método empleado para la conformación de la terna y que ningún candidato cumplía al 100% los requerimientos de la convocatoria.

Entre los requisitos que se pedían en la convocatoria estaban tener experiencia en materia de derechos humanos o actividades afines; no haber desempeñado cargos públicos a nivel federal o estatal en el año anterior a su elección ni cargos de dirección en algún partido político.

Ninguno de los aspirantes era aceptado al 100% y algunos senadores intentaron modificar la terna; sin embargo no hubo éxito y al final, las comisiones de Derechos Humanos y Justicia determinaron que se quedaban con las propuestas originales.

Los problemas comenzaron cuando en los corrillos del Senado se empezaron a escuchar las versiones que la favorita para ocupar el puesta sería Piedra Ibarra, por su cercanía con el presidente.

De hecho, Piedra Ibarra fue consejera de Morena poco antes de tomar protesta al cargo, por lo que se ganó la animadversión de la oposición.

2. LA VOTACIÓN

Tras semanas de incertidumbre, y dos intentos de votación, el 7 de noviembre, el Senado eligió a María del Rosario Piedra Ibarra para ser la nueva ombudsperson con 76 votos a favor, con lo que se logró la mayoría calificada...

Perooooo, los morenistas no contaban con la astucia de la oposición que los acusó de robarse dos votos.


La senadora del PAN, Xóchitl Gálvez, aseguró que Morena no contó bien los votos para que le dieran las cuentas y pudieran imponer a su candidata.

En el video se ve como el senador Primo Dothé, uno de los secretarios de la mesa directiva, separa dos documentos del resto de las cédulas de votación.

La senadora Kenia López Rabadán lamentó que Morena se robara los votos y que eso iba en contra de la ética del Senado.

La panista aseguró que las cuentas no daban porque en el momento de la votación estaban presentes 116 senadores y al final solo se contabilizaron 114 votos.

 "La persona electa para ocupar el cargo no cumple con la ley, la cual establece que se necesitan dos terceras partes; hubo 116 senadores y solo contabilizaron 114". 

El senador de Morena Germán Martínez fue designado para dar la cara y explicar qué pasó con la votación y aseguró que los votos no fueron robados porque nunca fueron votos...

"Se trata de un sobre que tiene una hoja en blanco, los votos eran 114, ya que dos legisladores, en uso de su libertad, fueron a la urna, pero no votaron. No hay magia de Ricardo Monreal. Es aritmética pura”.

Los panistas no se conformaron con esta explicación y decidieron clausurar el Senado, de manera simbólica, y realizar una serie de protestas para demandar que se repusiera la votación.


Para tratar de calmar los ánimos, y evitar que Rosario Piedra entrara a la CNDH con un velo de ilegitimidad, el líder de los senadores, Ricardo Monreal, propuso que se repitiera la votación para que no existan dudas de lo que ocurrió ese 7 de noviembre.

"Una nueva elección. Porque no queremos que haya dudas y Morena, como grupo parlamentario, no puede estar sometido a la duda o a la desconfianza. Es una nueva elección. Es decir, la tercera elección que tenía previsto el acuerdo parlamentario, esa es la que se vuelve a hacer. Sobre la misma terna, son los mismos que participarían", detalló Monreal ante medios.


3. EL ZAFARRANCHO

Pero las buenas intenciones no duraron nada y a la mera hora el plan de repetir la votación no se concretó gracias a que los senadores votaron en contra de la propuesta.

La moción de Monreal fue rechazada con 46 votos a favor, 67 en contra, incluidos votos de Morena, y 9 abstenciones. 

Y así, entre gritos de fraude, empujones y jaloneos, Piedra Ibarra toó protesta como la nueva titular de la CNDH.


Caldeados los ánimos, la nueva ombudsman nacional, con la fotografía en el pecho de su hermano Jesús, desaparecido y acusado de pertenecer a la Liga Comunista 23 de Septiembre, juró hacer guardar la Constitución ante un caótico pleno donde colgaban dos enormes mantas:

“Aquí Morena roba votos. No al fraude en CNDH”, se leía a la derecha. “No al golpismo. No a la violencia en el Senado. Y no a la ultraderecha”, se leía a la izquierda. “PAN miente”, se leía en otra.

Fue en ese momento cuando Gustavo Madero subió a tribuna para impedir la toma de protesta, pero al parecer se salió de sus cabales y terminó forcejeando con el morenista Salomón Jara y otras senadoras.

El líder de los panistas Mauricio Kuri subió a tribuna, entre empellones, a defender a su compañero Madero y se armó todo el lío.

Madero terminó en el suelo luego de que las senadoras Martha Guerrero y Citlalli Hernández lo tomaron de los brazos.

Al respecto, el panista aseguró que él también tenía derecho de estar ahí y que en ningún momento agredió a nadie.


Al final, tuvo que disculparse por perder el control, pero aseguró que la nueva titular de la CNDH no representará a las víctimas, sino a un partido y los intereses del presidente.

4. LAS RENUNCIAS

Y aunque en breve, Rosario Piedra tendrá que entrar en funciones, la cosa no le está pintando nada bien pues ya le renunciaron cuatro integrantes del Consejo Consultivo del organismo.

Los funcionarios que dimitieron son:

Mariclaire Acosta Urquidi, María Ampudia González, Angélica Cuellar, María Olga Noriega Sáenz y Alberto Manuel Athié Gallo, quienes criticaron el proceso de elección que, a su juicio, estuvo “plagado de irregularidades y falta de apego a la legalidad”.

“Es muy notoria la cuestionada elección de la nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Mtra. Rosario Ibarra De Piedra (sic), le resta legitimidad a una institución”, expusieron en el texto enviado a Mónica Fernández Balboa, presidenta de la Mesa Directiva del Senado.

Agregaron que el nombramiento de Piedra Ibarra se llevó a cabo sin apego a los indicadores que fueron asumidos voluntariamente por las Comisiones Unidas responsables del proceso, y además fue consumado en el Pleno de manera arbitraria.

Una ombdusperson carente de legitimidad, sostuvieron, será incapaz de establecer una interlocución válida con los distintos actores involucrados en la observación, protección y promoción de los derechos humanos, ni podrá generar confianza ni certeza jurídica necesarias para su misión.

Al parecer, la nueva titular de la CNDH no la tendrá fácil y deberá demostrar que sin importar cómo llegó, su verdadero interés son las víctimas.