Las automotrices que decidieron ignorar a Trump y ponerse del lado de México

El modelo de VW que reemplazó al antiguo "vocho"
El modelo de VW que reemplazó al antiguo "vocho"

Las automotrices que decidieron ignorar a Trump y ponerse del lado de México

Beetle.El modelo de VW que reemplazó al antiguo "vocho"
Cuartoscuro
2017-01-21 |08:17 Hrs.Actualización08:17 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque quizá esto pudiera influir en tu decisión de compra

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a las empresas de ponerles altos aranceles si fabrican sus vehículos en México para después venderlos en su país. 

Al respecto, algunas firmas han cedido ante el posible impuesto del magnate republicano. Pero otras han hecho caso omiso a sus advertencias y han anunciado que no cancelarán sus inversiones previstas en territorio mexicano.

LAS EMPRESAS 'REBELDES'

BMW

La compañía alemana BMW mantendrá sus planes de abrir una planta en México en 2019. Esto lo hará pese a las amenazas de Trump de imponer un impuesto a los autos que la automotriz alemana produzca en ese país para ser enviados al mercado estadounidense, declaró este lunes un ejecutivo de la firma.

En una entrevista con el diario alemán Bild, publicada el domingo 15 de enero, Trump declaró que BMW debería levantar su nueva planta en Estados Unidos porque eso sería "mucho mejor" para la compañía.

Trump advirtió que Washington impondrá un impuesto fronterizo de 35% a los autos que la automotriz alemana planea construir en una nueva planta en México y exportar al mercado estadounidense.

Sin embargo, la automotriz alemana mantendrá sus planes y abrirá la fábrica en San Luis Potosí en 2019, dijo a medios el ejecutivo Peter Schwarzenbauer, miembro del directorio de administración de BMW, durante una conferencia en Munich.

Volkswagen
Herbert Deiss, miembro de la junta de administración de Volkswagen, dijo que la compañía no cambiará sus planes de producción por Trump. 

"México es uno de nuestros mercados más grandes", manifestó. 

Pero también enfatizó que VW ha hecho inversiones significativas en Estados Unidos que deberán servir para calmar las inquietudes de Trump, incluyendo la inauguración de una planta en Tennessee en 2011. "Hacemos muchas inversiones aquí (México), incluso desarrollo de vehículos, así que creo que estaremos bien", dijo.

LAS EMPRESAS INDECISAS

Fiat Chrysler

La firma podría suspender las operaciones en México si los aranceles fijados por un gobierno de Donald Trump sobre los vehículos fabricados en el país e importados a Estados Unidos son demasiado altos, dijo este lunes el presidente ejecutivo de la compañía, Sergio Marchionne.

Afirmó a periodistas en el Salón del Automóvil de Detroit que "es bastante posible que tengamos que retirarnos" de México si las tarifas son muy altas.

Más temprano, Trump agradeció en un mensaje en Twitter a Fiat Chrysler y a Ford Motor por los anuncios recientes de que harán inversiones en sus plantas en la región central estadounidense.

Fiat Chrysler dijo el domingo que invertirá mil millones de dólares en reequipar y modernizar dos plantas en Estados Unidos, una de las cuales será capaz de fabricar la camioneta Ram actualmente producida en México.

La automotriz tiene ocho instalaciones en México, cinco en Saltillo, Coahuila y tres en Toluca, Estado de México.

De enero a noviembre de 2016 la empresa produjo en México 425 mil 498 autos, lo que significó un caída de 8.6 por ciento respecto al mismo periodo de un año antes.

Toyota

Toyota Motor dijo este lunes que pretende invertir 10 mil millones de dólares en Estados Unidos en los próximos cinco años, manteniendo así su ritmo de gasto en la última mitad de la década. 

La declaración convierte al mayor fabricante de vehículos de Japón en el último en responder a las presiones del presidente electo estadounidense, Donald Trump.

Jim Lentz, máximo ejecutivo de Toyota para Estados Unidos, delineó las intenciones de la compañía en una entrevista concedida a Bloomberg Television.

Donald Trump criticó la semana pasada el anuncio que hizo Toyota 20 meses antes en cuanto a que construiría una fábrica en México para ensamblar autos compactos Corolla a partir de 2019, señalando en un tuit que la compañía debería construir la planta en Estados Unidos o pagar un “gran impuesto en la frontera”. 

Toyota inició el mes pasado las obras de la planta en Apaseo el Grande, Guanajuato, la que aumentará la capacidad de fabricación del modelo. 

LAS EMPRESAS QUE CEDIERON

Ford

La automotriz estadounidense Ford canceló los planes para una nueva planta de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí, México.

En su lugar, la firma invertirá 700 millones de dólares en la expansión de la planta de Flat Rock, Michigan.

Ford, el segundo mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, ha sido fuertemente criticado por el presidente electo, Donald Trump, debido a sus planes para invertir en México.

El CEO de la empresa, Mark Fields, dijo en un evento en la planta de Michigan que las políticas que Trump y el nuevo Congreso han sido de vital importancia para la decisión de la empresa.

La próxima generación del Focus, sin embargo, será construida en la planta que Ford ya tiene en Hermosillo, Sonora.

GM

General Motors, que hasta la semana pasada pensaba que su peso en la economía la salvaría de las presiones de Trump, anunció este martes que destinará mil 500 millones de dólares más para inversiones dentro del país.

Las inversiones en nuevos vehículos y tecnologías avanzadas están vinculadas a mil 500 empleos nuevos y 450 que serán desplazados desde plantas de México a fábricas de Estados Unidos. Esos y otros pasos permitirán generar unos cinco mil empleos en pocos años, según GM.

Gracias al TLCAN y sus precios de producción bajos, México se convirtió en una poderosa base de fabricación de autos para los mercados de Estados Unidos y Canadá.

GM, Ford y Fiat Chrysler, los tres gigantes estadounidenses del automóvil, abrieron numerosas plantas en México desde los años 2000 para poder hacer frente a la competencia de la producción asiática, también más barata que la estadounidense.

Entre 1999 y 2013, las inversiones extranjeras directas en México superaron los 30 mil millones de dólares, según el lobby Pro México. Y en el primer trimestre de 2015, Estados Unidos se convirtió en el primer destino de los autos exportados por México (70%), según la asociación especializada mexicana AMIA.