Las 4 polémicas que Graue enfrentó en su primer periodo como rector de la UNAM

Enrique Graue.
La junta de Gobierno de la UNAM decidió otorgarle un segundo periodo como rector
Enrique Graue.
La junta de Gobierno de la UNAM decidió otorgarle un segundo periodo como rector

Las 4 polémicas que Graue enfrentó en su primer periodo como rector de la UNAM

Enrique Graue.La junta de Gobierno de la UNAM decidió otorgarle un segundo periodo como rector
Especial
2019-11-19 |10:44 Hrs.Actualización10:44 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque para la comunidad universitaria estos temas aún quedan pendientes

Este 19 de noviembre Enrique Graue tomó protesta como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México. Este es el segundo periodo en el que el médico estará al frente de la máxima casa de estudios.

Sin embargo, Graue tuvo que enfrentar varias polémicas durante su primer periodo al frente de la máxima casa de estudios, sobre todo en materia de seguridad.

A continuación te recapitulamos 4 casos en los que la comunidad universitaria pidió seguridad y un alto a la violencia.

1. NARCOMENUDEO

Esta situación es uno de los que más afecta la imagen de la UNAM; incluso el rector ha reconocido que es uno de los problemas que más ha costado combatir. 

Y aunque esto no es nuevo, durante la gestión de Graue el tema tomó relevancia por las riñas y balaceras que se desataron al interior de Ciudad Universitaria.

En febrero de 2016, apenas unos meses de que Graue comenzó su primer periodo como rector, en las inmediaciones de la Facultad de Filosofía y Letras, elementos de la Procuraduría General de la República arrestaron a Jorge Emilio Esquivel Muñoz, mejor conocido como "El Yorch" y quien supuestamente era tallerista del auditorio Che Guevara.

En su detención, las autoridades aseguraron que el joven tenía en su mochila 50 envoltorios de cocaína en piedra, 26 pastillas psicotrópicas “Ribotril” y una bolsa con 300 gramos de mariguana. El joven fue llevado a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos de Narcóticos Destinados al Consumo Final.

Aunque algunos estudiantes se manifestaron en contra de la detención del Yorch y la calificaron como arbitraria, las autoridades lo vincularon a proceso y fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social de Sonora.

Tras varios meses de investigación, una juez determinó que la PGR no aportó suficientes pruebas para acreditar el delito de narcomenudeo y el joven obtuvo su libertad.

Otro caso originado por narcomenudeo ocurrió el 23 de febrero de 2018. Una riña en Ciudad Universitaria terminó en una balacera cuyo saldo fue de dos personas muertas.

Las autoridades de la UNAM señalaron que el percance sucedió en las inmediaciones de la Facultad de Contaduría y Administración, con la participaron de individuos ajenos a la comunidad universitaria.

"Se escucharon entre cuatro y cinco balazos. Después de eso, como 12 personas corrieron hacia la Facultad de Contaduría y Administración. Dos personas (del otro grupo) amagaron con perseguirlos y uno de ellos sacó una pistola, pero algo le gritaron y ya no fue", narró uno de los alumnos a El Financiero.

De acuerdo con las autoridades capitalinas, que en ese entonces estaban bajo el mando del procurador Edmundo Garrido, los dos fallecidos acudieron al lugar de los hechos para comprar drogas.

Al día siguiente, el rector ofreció un mensaje a toda la comunidad universitaria. Lamentó los hechos y pidió a las autoridades una exhaustiva investigación para deslindar responsabilidades.

"En las últimas semanas la UNAM se ha visto acosada, en sus inmediaciones y aun dentro de sus instalaciones, por diversos actos de violencia. Todos conocemos del incremento de la delincuencia en nuestro país, pero no por ello podemos aceptarlo dejar de indignarnos ante esta lacerante realidad. Pero cuando ésta se presenta en espacios educativos donde converge una comunidad cuya esencia es la libertad, la superación, el estudio y el conocimiento, los hechos violentos se convierten en algo indignante, inadmisible y de necesaria y urgente atención", dijo Graue.

Aseguró que este tipo de casos son consecuencia de las "nuevas acciones disuasivas y preventivas como el aislamiento de los espacios en los que los narcomenudistas se han asentado, aumento en las luminarias dentro de Ciudad Universitaria, aumento de la vigilancia, así como de los sistemas de seguimiento de cámaras de seguridad”.

Sin embargo, reconoció que los esfuerzos no han sido suficientes.

2. EL CASO DE LESVY

Este feminicidio puso en jaque la seguridad que existe en la máxima casa de estudios.

Lesvy Rivera Osorio fue hallada sin vida por una trabajadora en Ciudad Universitaria la madrugada del 3 de mayo de 2017. El primer dictamen pericial de la dependencia capitalina calificó el hecho como suicidio. Posteriormente, abrió una carpeta de investigación en la que clasificó al delito como homicidio.

El rector admitió que le falló a la comunidad por no eliminar la inseguridad dentro y a los alrededores de la institución e invitó a repensar la estrategia para erradicar este tipo de problemas.

"El fallecimiento de la joven nos obliga a recapacitar sobre la inseguridad en la que estamos inmersos, sobre la delincuencia que en ocasiones se presenta en nuestros campus, los actos de violencia de género y la impunidad con la que algunos grupos anti sistémicos se desenvuelven en nuestras instalaciones”, dijo Graue a través de un comunicado.

El caso indignó a toda la comunidad universitaria y se convocó a una marcha para exigir justicia, no solo para Lesvy, también para el resto de estudiantes y académicos.

El 9 de abril de 2018, la Procuraduría determinó que fue el novio de la joven, Jorge Luis Hernández González, quien la estranguló.

"Estamos aquí para reivindicar a Lesvy, honrar su memoria y asumir que el sistema de procuración y administración de justicia le falló a ella y a su familia, ofrecemos una auténtica y sentida disculpa", declaró la titular de la dependencia, Ernestina Godoy.

3. ACOSO SEXUAL 

El tema de violencia de género siempre ha estado presente en la UNAM, pero fue gracias al movimiento MeToo, surgido en Estados Unidos, que varias jóvenes y académicas decidieron unir fuerzas para comenzar a denunciar acoso sexual por parte de compañeros y maestros.

Las denuncias no solo ocurrieron en Ciudad Universitaria, pues el movimiento se extendió a todas las facultades, entre ellas la FES Cuatitlán, donde hasta este 30 de septiembre llevaban 77 denuncias por diversas agresiones de índole sexual.

Esta situación no solo ha provocado protestas, también paros totales de actividades.

Otro caso de huelga por acoso sexual es el que se reportó en la Facultad de Filosofía y Letras, donde un grupo de jóvenes ha denunciado las agresiones sufridas por parte de profesores y la nula atención que han recibido por parte de las autoridades escolares.

De acuerdo con las estudiantes, el paro laboral se extenderá hasta este 11 de noviembre y su principal pliego petitorio es que renuncie Jorge Enrique Linares Salgado, director de la Facultad; así como del secretario académico, Ricardo Alberto García y Amparo Coronado, abogada del área de atención a la violencia de género.

Las renuncias se piden por ser omisos a las denuncias y presuntamente por encubrir a los acosadores.

4- LOS PORROS

El lunes 3 de septiembre de 2018, estudiantes del CCH Azcapotzalco fueron agredidos por grupos organizados identificados como porros mientras se manifestaban de manera pacífica frente a la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Las peticiones de los estudiantes iban desde completar la plantilla de maestros y la denuncia de cobros indebidos. 

Estos alumnos fueron sorprendidos frente a la Torre de Rectoría, en plenas islas de Ciudad Universitaria, por un grupo aproximado de 50 jóvenes, algunos portaban los famosos "yercos", y agredieron a los alumnos con palos, piedras y petardos, provocando que la manifestación se disolviera.


El conflicto provocó caos vial en la zona de Insurgentes Sur, casi esquina con Eje 10, en la zona de Ciudad Universitaria.

Al final, los "golpistas" huyeron en grupo rumbo a la zona del Estadio Olímpico Universitario.

La agresión de la que fueron víctimas dejó a dos estudiantes gravemente heridos, lo que llevó a paro a más de 30 facultades, CCH y 'prepas', así como movilizaciones multitudinarias por parte de los estudiantes para exigir una UNAM sin violencia.

">