Las 3 veces que el futbol nos recordó los grandes problemas de México

Aficionados de Veracruz y Tigres se agarraron a golpes en las tribunas del estadio en febrero pasado
Aficionados de Veracruz y Tigres se agarraron a golpes en las tribunas del estadio en febrero pasado

Las 3 veces que el futbol nos recordó los grandes problemas de México

Violencia.Aficionados de Veracruz y Tigres se agarraron a golpes en las tribunas del estadio en febrero pasado
Cuartoscuro
2017-05-03 |19:43 Hrs.Actualización19:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el futbol, además de un juego, debería ser un símbolo de unión y honor

¿Los mexicanos tenemos el futbol que nos merecemos?

Es una pregunta abierta a la discusión y el análisis, pero lo que queda claro es que este deporte profesional está reflejando algunos de los graves problemas del país, como la impunidad, la violencia y la discriminación.

Aquí te presentamos tres casos del balompié nacional que nos recordaron los importantes rezagos que tenemos en todo México.

IMPUNIDAD

Este martes, el organismo internacional Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) redujo las sanciones impuestas a dos jugadores (Enrique Luis Triverio, de Toluca, y Pablo Aguilar Benítez, del América) que agredieron físicamente a dos árbitros en marzo pasado.


Originalmente, la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) impuso una suspensión de ocho partidos a Triverio y diez partidos a Aguilar por sus acciones, pero los árbitros mexicanos se inconformaron y en protesta se negaron a pitar la jornada 10 del futbol mexicano, el pasado 10 de marzo. El reglamento marca un castigo mínimo de un año.


Días después, la Asociación Mexicana de Árbitros interpuso un recurso ante la Comisión de Apelaciones de la FMF para pedir un mayor castigo a los jugadores agresores. La Comisión de Apelaciones aceptó el recurso y ordenó la suspensión de un año y una multa de 33 mil 970 pesos a los jugadores del América y de Toluca, por haber infringido el artículo 18 del Reglamento de Sanciones, referente a las agresiones contra árbitros.

Pero el TAS redujo este martes los castigos de Triverio a ocho partidos y de Águilar Benítez a 10 encuentros.

Si bien los árbitros dijeron que aceptarían esta decisión del organismo internacional TAS, lamentaron que el actuar de la FMF provoque que se sigan registrando y consintiendo más actos de violencia, faltas de respeto e indisciplina en contra de quienes están para hacer valer las reglas del juego dentro de la cancha.

En México existe una impunidad generalizada en todos los estados del país, de acuerdo al Índice Global de Impunidad de México (IGI Mex), realizado por la Universidad de las Américas Puebla. 

El país ocupa el lugar 58 de 59 países con mayores niveles de impunidad, refiere el estudio universitario.

VIOLENCIA

Quién no recuerda la violencia se ha visto en el futbol mexicano con las agresiones entre aficionados de varios equipos de la Liga MX.

El caso más reciente de este problema fue el veto al estadio Luis Pirata Fuente, en Boca del Río, Veracruz.

Al final del partido de la fecha siete del Torneo Clausura 2017 de la Liga MX entre Veracruz y Tigres de la UANL, el pasado 18 de febrero, se registró una pelea entre los seguidores de ambos equipos en las tribunas.


Tras abrir una investigación por estos hechos, la Disciplinaria sancionó a los Tiburones Rojos con un partido de veto al estadio y una multa de 9 mil 680 UMAS (730 mil 743 pesos).

Los Tigres también recibieron una “sanción económica de dos mil UMAS (150 mil 980 pesos)” y su director técnico Ricardo Ferretti recibió una suspensión de dos partidos y multa de dos mil 180 UMAS (164 mil 568 pesos)”.

México ocupa el lugar 140 de los 163 países medidos en el Índice de Paz Global (GPI, por sus siglas en inglés), realizado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

En el Índice se clasifican a países y territorios de acuerdo a sus niveles de paz de acuerdo con tres temas: los niveles de seguridad en la sociedad, el alcance de los conflictos domésticos o internacionales y el grado de militarización.

México está hasta el final del ranking regional debido al gran número de personas desaparecidas por la guerra contra las drogas y porque fue uno de los países donde más aumentaron el número de muertes a consecuencia de conflictos internos.

DISCRIMINACIÓN

Desde 2015, la FIFA ha multado a la Federación Mexicana de Futbol en siete ocasiones por un grito que lanzan los aficionados mexicanos a los equipos rivales, en particular al portero contrincante cuando éste despeja el balón desde el área, el famoso ""¡eehh pu...!


Desde que tomó una postura más fuerte tras la Copa Mundial de 2014, la FIFA también ha multado a otras federaciones por gritos claramente discriminatorios. La Federación Mexicana de Fútbol se comprometió a aplicar un protocolo dictado por la FIFA ante casos de racismo, xenofobia y homofobia.

Incluso la FMF lanzó una campaña llamada "Abrazos por el futbol", en la que jugadores de la Selección Mexicana pidió a los aficionados que no siguieran gritando el mensaje homofóbico.


Para el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) el grito de “puto” es una expresión de desprecio y rechazo. 

"No es descripción ni expresión neutra; es calificación negativa, es estigma, es minusvaloración. Homologa la condición homosexual con cobardía, con equívoco, es una forma de equiparar a los rivales con las mujeres, una forma de ridiculizarlas en un espacio deportivo que siempre se ha concebido como casi exclusivamente masculino. El sentido con el que se da este grito colectivo en los estadios no es inocuo; refleja la homofobia, el machismo y la misoginia que privan aún en nuestra sociedad", dijo el Consejo en un comunicado en 2014.

En México siete de cada 10 personas percibieron que fueron discriminadas en espacios educativos a través de burlas, rechazo e insultos por su orientación sexual, de acuerdo con la Investigación sobre Atención a Personas Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans en México, que elaboró la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceav).

El estudio reveló que más de la mitad de las personas encuestadas sintieron miedo de expresar su condición sexual en espacios educativos.

Este rechazo, burla e insultos que recibieron las personas entrevistadas no solo ocurre en las instituciones educativas sino en cualquier espacio, como las canchas de futbol.