La historia de cómo trataron de impedir el triunfo de AMLO en 2018

Blanco.
El presidente López Obrador fue blanco de una campaña negra en 2018
Blanco.
El presidente López Obrador fue blanco de una campaña negra en 2018

La historia de cómo trataron de impedir el triunfo de AMLO en 2018

Blanco.El presidente López Obrador fue blanco de una campaña negra en 2018
YouTube/Gobierno de México
2019-03-18 |12:32 Hrs.Actualización18:49 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque de ser comprobados estos hechos arrojarían un capítulo negro en la historia de las campañas presidenciales

“Durante poco más de 18 meses trabajé en el equipo de Enrique Krauze en una estrategia antilopezobradorista para que el actual presidente de México no triunfara en las elecciones que, finalmente –y pese a la despiadada campaña sucia que elaboramos en su contra–, terminaría ganando”.

Así comienza el texto del periodista Ricardo Sevilla, “Krauze operó contra AMLO. Testimonio sobre la insidia”, que publicó este lunes el sitio Aristegui Noticias.

Sevilla asegura que en octubre de 2016 fue “reclutado” por Krauze, director de Letras Libres y pagado supuestamente por la empresa Coppel. De acuerdo con el periodista, el operador de Krauze era Fernando García Ramírez.

Para probar lo que escribió, el periodista publicó supuestas capturas de pantalla de conversaciones entre él y el supuesto número de García Ramírez. 

Ricardo Sevilla también presentó supuestos documentos de pago por parte de Coppel.

“Mi tarea principal consistía en elaborar materiales –que tenían una forzada careta periodística– para atacar la imagen del político tabasqueño. El rigor era mínimo. Se trataba, en el peor de los casos, de hacerlo parecer zafio, intolerante y, sobre todo, como un dictador”, agregó Sevilla.

El periodista asegura que la oficina de operaciones para la guerra sucia contra el entonces candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y Encuentro Social), se ubicaba en la calle de Berlín, número 245, en la colonia Del Carmen, alcaldía de Coyoacán.

TÓPICOS

Según Ricardo Sevilla, los temas para atacar al candidato López Obrador "eran mínimos y forzados". Uno de estos temas incluyó el vincular a AMLO con las dictaduras latinoamericanas. 

"Fidel Castro, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, eran los caballitos de batalla que se nos pedía agotar", escribió Sevilla.

Otro de los temas que supuestamente desarrolló el periodista Ricardo Sevilla fue el de hacer fichas de los personajes más cercanos a López Obrador para buscar “las debilidades” de estas personas.

Las fichas buscaban "hacer un retrato –generalmente caricaturizado– de las personas que formaban parte del círculo cercano de AMLO. 

"En la pared de la oficina teníamos un mapa –simulando un cartel de la droga– donde, en el centro, aparecía el rostro de López Obrador y, en círculos concéntricos, estaban otros personajes como Beatriz Gutiérrez Müller, sus hijos, Epigmenio Ibarra, Héctor Díaz Polanco y algunos otros más que, a juicio de nosotros, pertenecían al círculo rojo de Andrés Manuel".

COLABORADORES

El periodista Ricardo Sevilla agregó que en el domicilio de Berlín 245, el equipo que denostaba a AMLO trabajó con el panista Ricardo Rojo, quien fuera director de comunicación social de la Secretaría de Economía durante el sexenio de Felipe Calderón. 

"Ahí acudieron, antes de haberse distanciado de Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Roxana del Consuelo Sáizar. El dinero –tratándose de un proyecto patrocinado por empresarios– les permitía realizar eventos particulares donde la comida sobraba, la champaña burbujeaba y los instrumentos eran sofisticados", detalló el periodista.

RESPUESTA DE AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado este lunes sobre la supuesta campaña que Enrique Krauze orquestó en su contra y esto fue lo que respondió:

"No queremos nosotros la polémica, Enrique Krauze es un buen historiador, tiene una postura política, no precisamente afín a la nuestra, pero merece todo nuestro respeto. Yo he tenido con él algunas diferencias, pero tiene toda la libertad para expresarse, para manifestarse. Nosotros no vamos a perseguir a nadie por sus ideas, no vamos a utilizar, mucho menos, al Estado para cuestionar a escritores, a críticos", dijo AMLO.


Eso sí, el presidente aseguró que el Estado ya no proteja a escritores para que no haya intelectuales orgánicos.

"Es decir, que, si los conservadores quieren tener a sus ideólogos, que ellos los financien, que no sea el Estado, si los liberales quieren tener a sus ideólogos, pues, que ellos los financien o que los intelectuales, conservadores o liberales, se financien ellos mismos. Muchos son académicos, hay hasta maestros eméritos, tienen ingresos asegurados, pueden escribir un artículo a la semana o dos sin cobrar, defendiendo su ideología, su forma de pensar", consideró Lopez Obrador.

El presidente mexicano también recomendó a sus simpatizantes que no se pasen de la raya con las personas que lo critican.

"Y también una recomendación, respetuosísima, que no nos pasemos de la raya, que no se le falte al respeto a nadie, que se cuide lo que tiene que ver con la dignidad de las personas. Por ejemplo, que se critique el planteamiento o lo que se está argumentando pero que no sea a la persona, a sus creencias o a su forma de ser, y nada de odios", puntualizó el titular del Ejecutivo.

LA RESPUESTA DE KRAUZE

Por su parte el historiador Enrique Krauze le contestó a AMLO.

El historiador y escritor Enrique Krauze aseguró este lunes que no "maquinó" una campaña en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la pasada campaña electoral del 2018.

"Yo nunca maquiné nada. Punto", aseguró en entrevista a Radio Fórmula.

De acuerdo con el libro Juntos hicimos historia, escrito por Tatiana Clouthier, quien fungió como coordinadora de campaña de López Obrador, se afirma que detrás de la campaña negra estuvieron además del historiador, empresarios como Agustín Coppel.

“Nada contra López Obrador, que no se haya escrito en mis ensayos y en mis libros desde 2005 para acá; eso no es una maquinación es la expresión de una preocupación y una crítica apolítica perfectamente válida", sostuvo Krauze.

En Twitter, sin embargo, puso una línea sorpresiva: "He apoyado su proyecto social y moral".

"Yo también lo respeto a usted, Señor Presidente @lopezobrador_ . Mi crítica ha sido franca y pública. He apoyado su proyecto social y moral. Y agradezco que reitere usted su postura de proteger las libertades", tuiteó Krauze.