La exigencia ciudadana que pone en riesgo el aeropuerto de Santa Lucía

Preparativos.
Trabajos de mantenimiento se realizan de forma paulatina en algunas áreas de la base aérea de Santa Lucía
Preparativos.
Trabajos de mantenimiento se realizan de forma paulatina en algunas áreas de la base aérea de Santa Lucía

La exigencia ciudadana que pone en riesgo el aeropuerto de Santa Lucía

Preparativos.Trabajos de mantenimiento se realizan de forma paulatina en algunas áreas de la base aérea de Santa Lucía
Cuartoscuro
2019-04-25 |12:46 Hrs.Actualización12:46 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque en este lugar se construirá el nuevo aeropuerto comercial de México

Vecinos de la base militar de Santa Lucía, en el municipio de Zumpango, Estado de México, exigieron al Gobierno de México aumentar el precio que les ofrecen por la venta de sus terrenos ejidales en las zonas aledañas: “Queremos vender, no regalar”.

Desde marzo pasado los vecinos han sostenido asambleas con representantes del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quienes les han propuesto la compra de terrenos ejidales de los pueblos de Xaltocan, municipio de Nextlalpan; y Ozumbilla y los Reyes Acozac, en el municipio de Tecámac.

Marco Antonio Martínez, hijo de un ejidatario de Ozumbilla, señaló que ante la ampliación de la Base Militar de Santa Lucía, que formará parte del nuevo aeropuerto de México, les han ofrecido por sus terrenos de 210 a 240 pesos por metro cuadrado, con el argumento de que se trata de tierras áridas.

“Quieren poner en el lugar algunos letreros con señalamientos y luces para que no se pierda el avión, ellos hacen hincapié que son terrenos donde no se da nada, no se siembra; ellos dicen que casi no tiene valor el terreno”, dijo Martínez.

En Ozumbilla buscan comprar entre 35 y 36 hectáreas de terreno, donde les pidieron aumentar la oferta por metro cuadro; sin embargo, desde la última reunión que sostuvieron, no se han vuelto a acercar.

Mientras que en el pueblo de Xaltocan pretenden comprar alrededor de 300 hectáreas, mismas que tendrán que cambiar a dominio pleno, porque se trata de tierras ejidales.

Martínez dijo que en estos terrenos -heredados de sus antepasados- los ejidatarios siembran maíz, cebada y alfalfa para consumo local, y no están a la venta, pero ante la construcción del aeropuerto, se han acercado para ofrecerles su compra a precios bajos.

Marco Antonio Martínez comentó que personal del Ejército, de la Secretaría de Desarrollo Agrario y otros han asistido a las asambleas para ofrecerles la compra de sus terrenos; aunque ya hay ejidatarios interesados en vender, otros se niegan a desprenderse de su propiedad.

XALCOTAN, EL PUEBLO QUE ESTÁ DESAPARECIENDO

Por su parte, el expresidente del Comisariado Ejidal en el pueblo de Xaltocan, municipio de Nextlalpan, Margarito Martínez Ramírez, dejó claro que sus terrenos no están en venta.

Sin embargo, ante la necesidad que existe del proyecto, están en la disposición de vender, pero "no regalar”. A lo largo de los años, el pueblo de Xaltocan ha perdido terreno. En 1950, cuando nació la base militar de Santa Lucía, le quitaron varias hectáreas y en esta ocasión buscan reducir el espacio de esta comunidad.

Las autoridades les han ofrecido regularizar con escrituras algunos terrenos comunales en caso de que acepten vender.

Sin embargo, dijo, “no existe garantía de que realmente se trate de gente que envíe el presidente Andrés Manuel López Obrador y hasta el momento no les han fijado el precio por metro cuadrado”.

Martínez Ramírez comentó que a las asambleas con ejidatarios de este poblado han acudido representantes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas e incluso la excandidata al gobierno del Estado de México Delfina Gómez.

Sobre el tema, los titulares de las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) Roman Meyer Falcón, y de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, descartaron que las dependencias a su cargo estén interesadas en la compra de terrenos en esa zona mexiquense.