¿Harto de las fallas en el Metro? Pues ¡calma!, que va para largo

Las saturaciones, los trenes detenidos y la lentitud de los traslados van para largo.
Las saturaciones, los trenes detenidos y la lentitud de los traslados van para largo.

¿Harto de las fallas en el Metro? Pues ¡calma!, que va para largo

Las fallas del MetroLas saturaciones, los trenes detenidos y la lentitud de los traslados van para largo.
Cuartoscuro
Ilse García
Reportera
2017-09-08 |05:59 Hrs.Actualización05:59 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque miles de capitalinos se ven afectado a diario por las fallas en el Metro

¿Te ha tocado quedarte atorado en el Metro? ¿Eres de esos ‘afortunados’ que se han podido pasear por las vías de la red a pie? Las fallas en el Sistema de Transporte Colectivo Metro son cada vez más frecuentes y todo parece indicar que van para largo.

 Desde incendios hasta fallas que ocasionan que los vagones se paren por horas son algunas de las peripecias con las que los capitalinos usuarios del Metro han tenido que lidiar... Pero, ¿por qué tantos problemas? En Nación321 nos metimos a revisar algunos documentos  para darnos una idea del porqué de las fallas y esto fue lo que encontramos.

¿CUÁNTAS FALLAS?

De acuerdo con un diagnóstico del Sistema de Transporte Colectivo Metro, de 2012 a 2015 se registraron 3 mil 733 fallas promedio reales al año. Y el problema se ha ido agravando, tan sólo en 2015 se registraron 4 mil 78 averías reales (fallas electrónicas, mecánicas y eléctricas).

Además, el pasado mes de agosto el director del Metro, Jorge Gaviño, estimó que se necesitan 30 mil millones de pesos para solucionar las fallas de mantenimiento en las 12 líneas de la red.

LOS TRENES VIEJOS

El pasado 27 de julio, en la estación Juanacatlán de la línea 1, los usuarios tuvieron que descender del tren para caminar por las vías luego de que se presentó una falla eléctrica. Y todo parece indicar que este tipo de problemas no está pronto a solucionarse.

De acuerdo con el reporte del segundo trimestre de 2017 del Fideicomiso  del Metro, para mejorar el servicio en esta línea se necesitan comprar 45 trenes nuevos. Actualmente, dicha ruta cuenta con 49 trenes de entre 47 y 21 años de antigüedad. Esto ha mermado la “fiabilidad” (kilómetro recorridos entre fallas) de los trenes y se ha traducido en las afectaciones de los tiempos de traslado de los usuarios.

 

Sin embargo, el Fideicomiso reporta que no se tienen los recursos para comprar los 45 trenes. En cambio, hasta la fecha se ha realizado el proceso de adquisición de sólo 10, de los cuales el primero llegará hasta el próximo junio de 2018.

Así es, si queremos ver mejoras en la línea rosa tendremos que esperar otros nueve meses más. La otra mala noticia es que al contar con estos nuevos trenes, se planeaba que los viejos fueran renovados para integrarlos a otras líneas.

LOS TRENES LENTOS

¿Alguna vez te has quedado atorado en algunas de estas líneas: 4,5, 6 y B? Pues primero que nada debes saber que en conjunto estas líneas atienden una quinta parte de la demanda total de la red, esto quiere decir a unos 332 millones de usuarios.

El Fideicomiso del Metro tiene como objetivo la modernización del sistema de tracción y frenado de 85 trenes de estas líneas con lo que se busca mejorar los tiempos de recorridos en estas líneas. 

Pero a la fecha, según los datos oficiales, se tiene un avance de 36 trenes y otros cuatro están en proceso de modernización.

Así es, también falta un largo camino para que estas cuatro líneas mejoren sus tiempos de traslado.

¿FALTAN TRENES?

¿Te ha tocado que tu viaje en metro sea con tu rostro pegado a la ventana o de plano no poder subir de lo lleno que va el vagón?

Pues el informe del Fideicomiso reconoce que la insuficiente capacidad de transportación es causada por la falta de trenes para la operación. Esto ocasiona que los tiempos entre un tren y otro sean irregulares y como resultado los usuarios se acumulan en las estaciones.

Así, estamos hablando de esas lindas postales que nos ha dejado, por ejemplo, el Metro Pantitlán en hora pico, cuando incluso la gente tiene que hacer fila desde las escaleras.

Por ejemplo, en 2013, habían al menos 105 trenes fuera de servicio. El informe indica que desde se ha mantenido un proyecto permanente para dar mantenimiento. También destaca que siempre habrá trenes fuera de servicio debido al mantenimiento, y señala que a la fecha se ha dado mantenimiento a 192 lo que ha permitido bajar esta tendencia.

Sin embargo, el documento asegura que aún son insuficientes los recursos para la compra de refacciones.

LAS PEORES ESTACIONES

En agosto pasado, Gaviño también alertó sobre cuáles son las líneas que presentan los problemas más grandes. Se trata de la 3, que va de Indios Verdes a Universidad; la 5, de Politécnico a Pantitlán; la 7, de El Rosario a Barranca del Muerto, y la B, que recorre desde Buenavista hasta Ciudad Azteca, ya en el Estado de México.

 Esas cuatro líneas, de acuerdo con el director del Metro, son las que “más se afectan por material en mal estado”, pues existe un grave retraso en su mantenimiento por falta de refacciones, materiales e insumos.