Felipe Calderón se hace la 'vistima' y niega corrupción en la Estela de Luz

Felipe Calderón y la Estela de Luz.
El expresidente se defendió de las acusaciones de corrupción
Felipe Calderón y la Estela de Luz.
El expresidente se defendió de las acusaciones de corrupción

Felipe Calderón se hace la 'vistima' y niega corrupción en la Estela de Luz

Felipe Calderón y la Estela de Luz.El expresidente se defendió de las acusaciones de corrupción
Especial
2019-11-25 |16:59 Hrs.Actualización16:59 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la "suavicrema" es uno de los monumentos más caros e inútiles que tenemos en el país 

El expresidente Felipe Calderón se mostró indignado luego de que trabajadores involucrados en la construcción de la Estela de Luz (Suavicrema para los cuates) lo denunciaron ante la Fiscalía General de la República por los delitos de abuso de autoridad, ejercicio indebido de funciones y lo que resulte.

El exmandatario aprovechó su cuenta de Twitter para negar las acusaciones y de paso asegurar que es una distracción por parte del gobierno federal.

El expresidente explica que el proyecto fue “concursado y decidido por un jurado designado entre los gobiernos federal y el de la Ciudad de México como parte de los festejos del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución”.

Respecto a los retrasos de la obra (15 meses) fueron por errores en la ingeniería y de ahí que se elevase el costo de la obra.

¿Pero a ver, de qué están acusando al expanista?

Gabriel Regino García, abogado de los empleados de la empresa encargada de ejecutar la obra, presentó la denuncia y aseguró que la Estela de Luz fue una obra diseñada para el desvío de recursos, todo planeado por Calderón Hinojosa.

El abogado aseguró que la obra tuvo varias irregularidades pues desde el principio se hizo a través de una licitación restringida y que la empresa que resultó ganadora, era cercana a la Presidencia, por lo que el litigante cree que desde ahí ya se tenía la decisión de que esa construcción serviría para el desvío de recursos.

De acuerdo con el documento firmado por los extrabajadores de la firma, que decidió en 2009 subcontratar a Gutsa Infraestructura, el 23 de septiembre de ese año se colocó la primera piedra, aún cuando ni siquiera se había designado a quien construiría la Estela de Luz, en Paseo de la Reforma.

"Inicialmente para la construcción de dicho monumento, se habían autorizado un presupuesto de 398 mil 924 millones de pesos, y plazo para la conclusión de la obra el 21 de agosto de 2010, sin embargo, el costo total de la obra se aumentó a más de mil millones de pesos, existiendo un retraso de construcción por 15 meses", señala el escrito en poder de Quadratín.


E el documento de nueve hojas, además de denunciar a Felipe Calderón, también señalan a Patricia Flores Elizondo, quien fuera la jefa de la Oficina de Presidencia, el arquitecto Agustín Castro Benítez y Juan Alberto Bravo Hernández, asesor técnico administrativo en III Servicios y responsable de coordinar la ejecución de la obra.

"Los verdaderos culpables en el incremento del costo de esa obra, son los exfuncionarios de Presidencia y director general de la obra señalados, al haber maquinado desde un inicio las conductas anteriormente señaladas”, acusan.

La Estela de Luz tuvo un costo final de 1,304.9 mdp cuando se había presupuestado en alrededor de 552 mdp.